Salud

Mito o realidad: ¿es bueno cocinar con margarina?

La margarina,  un ingrediente básico de la cocina,  tiene muchas ventajas a simple vista, como el hecho de que siempre es cremosa y tiene la textura perfecta para untar, sin embargo, en los últimos años hemos escuchado algunos mitos acerca de lo buena o mala que puede ser para la salud.

La realidad es que tiene muchísimas ventajas sobre otros productos de las que rara vez se habla, por eso creamos esta lista de mitos que debemos de dejar de creer acerca de la margarina.

Mito: la margarina está hecha de plástico

Realidad: La margarina se elabora con ingredientes naturales. Está hecha a partir de una mezcla de aceites y grasas vegetales. Granos y semillas se prensan para obtener sus aceites, y se procesan para darle a la margarina la textura que a todos nos encanta. No está hecha de plástico ni contiene ingredientes tóxicos.

Mito: la mantequilla es mejor para la salud que la margarina

Realidad: La margarina generalmente se hace de una mezcla de aceites y grasas vegetales, todas estas son grasas insaturadas. A diferencia de las grasas saturadas (como la mantequilla) los productos insaturados ayudan a disminuir el colesterol en la sangre cuando se consumen con moderación acompañados de una dieta sana.

La mantequilla, así como la mayoría de las grasas provenientes de animales, es una grasa saturada y consumirla en exceso puede elevar tu colesterol “malo”.

Mito: la margarina tiene demasiados químicos

Realidad: Como ya lo mencionamos, los ingredientes principales de la margarina son aceites y grasas vegetales. A esto, al igual que a la mayoría de los productos que compramos en el supermercado, se le añaden ingredientes para conservarla a través de su vida útil. No es un producto artificial.

Mito: La margarina es un producto demasiado procesado

Realidad: Las grasas y aceites vegetales pasan por procesos muy simples para convertirse en el producto que conocemos. Se mezclan con otros ingredientes y se emulsifican con agua antes de ser envasadas. Sí deben ser procesadas para darle la textura cremosa a la margarina, pero gracias a esto se evita la formación de grasas trans.

Cuando la margarina pasa por un proceso de hidrogenación total, evita por completo la formación de grasas trans. Esto es lo que sucede con la margarina Primavera®,  que gracias a este procedimiento es completamente libre de ácidos grasos trans.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button