Avance

No se cierra la frontera: Ebrard. México y EU acordaron no dañar la economía y atender el riesgo

Ebrard dijo que propuso medidas al Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que “no paralizarán la actividad económica y mantendrán la frontera abierta al comercio y al trabajo”.

Agencias

Ciudad de México

 

El Canciller Marcelo Ebrard Casaubón dijo esta mañana que los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron no afectar el comercio común y cuidar la economía, a la vez que se toman previsiones sanitarias y evitar la propagación del coronavirus (COVID-19).

No hay ni siquiera restricción aérea, dijo. Se invitará, en la frontera común, a que las personas limiten sus cruces, pero se tratará de mantener el comercio para que ambos países.

 

“Sí se va a restringir para turismo y recreación, escencialmente”, dijo el Secretario de Relaciones Exteriores.

“Nuestra preocupación ha sido y es que las medidas que se tomen para reducir la posible propagación del virus no afecten de manera decisiva la actividad económica y en el empleo de las personas. Sobre todo, las que viven al día. También porque es evidente que la frontera de México y Estadis Unidos no es lo mismo que la frontera de Estados Unidos con Canadá”, agregó el Secretario.

“Canadá solicitó medidas en su frontera en virtud de que el número de casos en Estados Unidos es mayor a la cifra de Canadá”, explicó. “En el caso de México, Estados Unidos nos comentó su interés para que tuviéramos un acercamiento similar en nuestra frontera norte. Lo que se ha logrado es que las medidas para la reducción de riego de propagación del virus no vayan a afectar actividades sustantivas para la economía de México y Estados Unidos y de la región fronteriza”.

 

El canciller Ebrard dijo: “Primero hicimos un catálogo de cuales son las actividades esenciales que no deben afectarse. Ese catálogo incluye todas las actividades de comercio, transporte de mercancías, movimientos logísticos que tiene que ver con la actividad comercial, no tiene afectación”.

 

“Todo lo que tiene que ver con las personas que trabajan en Estados Unidos y que tienen esa autorización todos los días, de moverse a un lugar a otro. tampoco van a resultar afectadas”, aclaró Ebrard Casaubón.

“[Para] todo lo que son servicios indispensables, incluyendo compra de medicamentos y servicios de emergencia, no se cierra la frontera. Podría haberse cerrado si no tuviéramos ese trabajo”, dijo.
Ayer se dio a conocer que Estados Unidos y México estaban trabajando en un plan que suspendería gran parte de los cruces transfronterizos sin interrumpir el comercio durante el brote de un nuevo coronavirus.

 

Ebrard dijo que propuso medidas al Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que “no paralizarán la actividad económica y mantendrán la frontera abierta al comercio y al trabajo”.

Pompeo señaló en Twitter que trabaja en estrecha colaboración con su homólogo mexicano “en restricciones de viaje que equilibran la protección de nuestros ciudadanos ante más contagios de #COVID19. Juntos podemos reducir los riesgos para la salud pública y priorizar el comercio transfronterizo esencial”.

Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) informaron el jueves a líderes empresariales sobre los planes para prohibir los viajes no esenciales, una medida similar a la anunciada antes esta semana para la frontera con Canadá, dijo Paola Ávila, presidenta del grupo empresarial Border Trade Alliance.

 

La medida cerrará de facto Estados Unidos a las visitas con motivos turísticos y recreativos desde la frontera sur, apuntó Ávila, quien participó en una teleconferencia con representantes de la CBP. Funcionarios del gobierno señalaron que Washington anunciaría el plan el viernes, aunque se siguen ultimando detalles y podría haber cambios, añadió.

Estados Unidos proporcionó una larga lista de trabajadores “esenciales” que no se verían afectados por las restricciones, incluyendo empleados agrícolas, de restaurantes y tiendas de alimentación, y conductores de autobús, añadió Ávila. México estaba preparando medidas similares para visitantes procedente de Estados Unidos.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos no respondieron de inmediato a una petición de comentarios el jueves en la noche.

 

El día de ayer, Marcelo Ebrard Casaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, y el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, sostuvieron una conversación para hablar acerca de medidas que podrían implementarse para evitar más casos de COVID-19 sin que estas paralicen las actividades económicas entre ambos países.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) detalló que el Gobierno mexicano reiteró la importancia de avanzar con la implementación del T-MEC para tener nuevas herramientas que den certeza a los mercados y permitan enfrentar los efectos económicos de la pandemia.

 

Marcelo Ebrard C.

@m_ebrard

Conversé con el Secretario Mike Pompeo. Le propuse que las medidas para evitar la propagación del COVID-19 no paralicen la actividad económica y la frontera continúe abierta al comercio y al trabajo. Encontré buena disposición. Mañana informaré detalle de avances.

“La iniciativa bilateral buscaría mantener los flujos comerciales y la actividad económica entre ambos países, al tiempo que incluiría medidas para enfrentar la propagación del COVID-19”, señaló.

Por su parte, el Secretario Pompeo escribió en Twitter que él y Ebrard “han estado trabajando de cerca sobre las restricciones de viaje que equilibren la protección de nuestros ciudadanos de mayores contagios del COVID19. Juntos podemos reducir los riesgos a la salud pública y darle prioridad al comercio transfronterizo esencial”.

 

Secretary Pompeo

@SecPompeo

Foreign Secretary @m_ebrard and I have been working closely on travel restrictions that balance protecting our citizens from further transmission of . Together, we can reduce public health risks and prioritize essential cross-border commerce and trade.

Mientras que el portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, reveló que Pompeo expresó su interés en prevenir una transmisión mayor del coronavirus y en desarrollar “una respuesta efectiva y coordinada” entre ambos países, que comparten alrededor de 3 mil 170 kilómetros de una frontera porosa, especialmente a la inmigración.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó el pasado miércoles que negará la entrada al país a todos los solicitantes de asilo debido a la crisis del coronavirus, aunque no planea por ahora “cerrar” la frontera con México a los viajes no esenciales, como ha ordenado hacer en la de Canadá.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button