Nacional

Normalistas vandalizan instalaciones del Congreso de Guerrero

Cerca de 300 jóvenes sacaron colchones de los autobuses y colocaron tres de ellos en la entrada principal, los regaron de gasolina y le aventaron una bomba molotov

CHILPANCINGO, Gro.

Un numeroso grupo de normalistas de Ayotzinapa llegó la mañana de ayer al Congreso del estado y vandalizaron las instalaciones para protestar contra la investigación que realiza el gobierno federal sobre la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, el 26 de septiembre del 2014, pues aseguraron que sólo se utiliza como cortina de humo para tapar el mal manejo de la pandemia.

El grupo de jóvenes, aproximadamente 300, llegó a las 11 de la mañana a bordo de siete autobuses de los que tienen retenidos e ingresaron a las instalaciones del recinto legislativo.

Le prendieron fuego a la caseta de vigilancia que está en la entrada, rociándola de gasolina y se metieron al estacionamiento, desde donde quisieron romper el material de las ventanas de las oficinas y no pudieron, pues se trata de vidrios blindados.

Esta situación frustró a los normalistas, ya que, a pesar de usar objetos contundentes contra las ventanas, no pudieron romperlas y en su desesperación sacaron colchones de los autobuses y colocaron tres de ellos en la entrada principal de la entrada a las oficinas, los regaron de gasolina y por no traer cerillos o un encendedor tuvieron que aventar una bomba molotov para prender los colchones que habían colocado.

Posteriormente pusieron colchones y colchonetas en las ventanas, rociados de gasolina y les prendieron fuego. También lanzaron petardos en contra de las oficinas y lograron que algunas que están en la orilla del edificio se incendiaran. La mayoría de los jóvenes llevaban mochilas con bombas molotov en su interior.

Después de esto, los normalistas se subieron a sus autobuses y se retiraron del lugar, personal de seguridad y bomberos llegaron a sofocar el fuego.

Tras el balance de lo sucedido se reportó que sólo algunas oficinas de los legisladores guerrerenses registraron daños.

Al momento del ataque no había diputados en el interior del edificio y solamente se encontraba el personal de seguridad del Congreso de Guerrero.

EL RECLAMO

En la entrada del estacionamiento del Congreso de Guerrero, el grupo de jóvenes normalistas realizó un mitin y protestaron por los recortes al presupuesto de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, pues aseguran que el área de internado de los estudiantes y el área de comida, no cuenta con los recursos necesarios para funcionar.

Los normalistas se quejaron porque dijeron que el gobierno federal utiliza la investigación de la desaparición de sus 43 compañeros, como cortina de humo para distraer a la gente del mal manejo que hay de la pandemia del covid-19 en México.

Durante su protesta, señalaron que el hecho que se hayan identificado los restos óseos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, no significa que los 43 normalistas hayan muerto, por lo que ellos continuarán con la búsqueda de los demás estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

NO MÁS VIOLENCIA

El gobernador Héctor Astudillo Flores, condenó el ataque de los normalistas contra el Congreso de Guerrero.

No es agradable para ningún guerrerense, hombre o mujer, donde quiera que esté, volver a ver este tipo de actos de violencia”, expresó.

Aseguró que comparte el deseo inquebrantable de que se haga justicia: “Yo mismo lo he dicho, ni perdón ni olvido”.

Deben de tener presente los jóvenes que el propio Presidente de la República los recibió hace unos días. El gobierno federal ha tomado una ruta de seguimiento a la investigación y se ha comprometido”, puntualizó el mandatario guerrerense.

Por eso, invitó a los normalistas a mantener su apertura al diálogo y a conducirse por el camino de la ley.

LA VERDAD DE AYOTZINAPA

Excélsior publicó las declaraciones de Carlos Martín Beristain, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), quien aseguró que los funcionarios del pasado gobierno mexicano mintieron y obstaculizaron las investigaciones para llegar a la verdad sobre la desaparición de los 43 normalistas.

El investigador en violaciones a los derechos humanos estimó que la verdad sobre la desaparición de los estudiantes se conocerá cuando quienes realmente conozcan sobre el caso superen su temor a hablar y consideró que las claves para llegar a esta verdad también están en la voluntad política.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button