Avance

Ordenan destrabar ya el conflicto de tierras de Xaltocan

Gobernación exige pronta solución

Prevén otra reunión para que la próxima semana se pueda dar resolución a la disputa de las 128 hectáreas en las que se edifica el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles

CIUDAD DE MÉXICO.

Por órdenes de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la toma desde hace 120 días —por parte de un grupo de comuneros de San Miguel Xaltocan— de las 128 hectáreas donde se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles debe quedar solucionada a la brevedad.

Después de una reunión de más de dos horas entre un grupo de tres comuneros, encabezado por José Luis González Martínez, y dos funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob), Ricardo Ávila Cano, subdirector de la Coordinación Interinstitucional, Juan Carlos García, subdirector de Conciliación, las negociaciones avanzan.

Dispuestos a llegar a un acuerdo

“Los funcionarios de Gobernación nos dijeron claramente, por órdenes de la secretaria Sánchez Cordero, que se tiene que llegar a un acuerdo para que los trabajos de construcción del aeropuerto sigan adelante. Reconocieron que el campamento que tenemos ya causó una afectación en los trabajos y por eso están dispuestos a llegar a acuerdos”, dijo González Martínez.

Desde hace 120 días un grupo de comuneros de Xaltocan se plantaron sobre los terrenos donde se construye la nueva terminal aérea. Ellos demandan desde entonces y fue parte de la negoción ayer, que se les pague a un grupo de entre 150 y 170 comuneros las tierras que ellos cedieron para el aeropuerto. Pero también que se cumplan los acuerdos de la consulta indígena del 10 de marzo de 2019 para que se beneficie con distintas obras de infraestructura a la comunidad de origen otomí.

Ésta es la primera reunión que este grupo de comuneros tiene con Gobernación. Antes, habían establecido contacto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), pero quedó trabada la negociación.

El conflicto por esas 128 hectáreas radica en tres puntos clave: es un predio que el año pasado recibió calidad de terreno nacional y se entregó a la Secretaría de la Defensa Nacional para el aeropuerto; sobre esas tierras históricamente habían estado en posesión de comuneros de Xaltocan, pero al conocerse la construcción de la terminal aérea, dos propietarios particulares reclaman los terrenos: inmobiliaria Zumpango y Raúl Romero Zenizo.

Los comuneros que se reunieron ayer en el salón Carlos Abascal del Palacio de Covián señalaron que hay disposición de Gobernación para llegar a un acuerdo. Que la minuta que ellos entregaron con sus peticiones no fue resuelta y que adujeron que debían consultarlo con sus superiores.

“Vemos avances”, dijo José Luis González, quien también recalcó que se debe tener transparencia en cuanto a quién es el representante de los 722 comuneros de Xaltocan, que podría ser beneficiarios del reparto de otras 617 hectáreas que, junto con las 128 del aeropuerto, fueron declaradas como terreno nacional y que el gobierno federal se comprometió a entregar en posesión social, a cambio de que la comunidad permitiera la construcción dela base aérea.

González Martínez dijo que los funcionarios de Gobernación les dijeron que seguiría trabajando en la revisión de las propuestas que les llevaron los comuneros y que esta misma semana se podría agendar una nueva reunión quizá para llegar a acuerdos la próxima semana.

“Hubo mucha seriedad, quizá más de la que hubo durante las negociaciones con Sedatu”, comentó el representante de los comuneros, que insistió en que Ávila Cano les dijo que su minuta era atendible y viable.

José Luis González dijo que entre los puntos a acordar está precisamente el pago a los comuneros que ocuparon las 128 hectáreas y a cuántos se les consideraría para recibir una especie de indemnización, así como un pago proporcional del valor de las tierras en beneficios de Xaltocan.

Los tres representantes del grupo de comuneros llegaron a la sede de Gobernación amparados por un grupo de las personas que montaron una carpa en las 128 hectáreas donde, según los planes de construcción habrá de estar  una zona de amortiguamiento de la terminal aérea.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button