Avance

Panistas sabían que había micrófonos; desde la 61 legislatura se conocía su ubicación

El aparato encontrado por legisladores del blanquiazul forma parte de los 61 que estaban incluidos en el diseño original de esta cámara

CIUDAD DE MÉXICO.

El micrófono encontrado el jueves pasado por los senadores del PAN en su sala de juntas no forma parte de un aparato de espionaje, sino de uno de los 61 micrófonos que se incluyeron en el diseño original del Senado en 2010 e incluso fueron reportados en los planos originales, con su localización exacta, porque fueron colocados para facilitar el trabajo de los estenógrafos, en caso de requerirse las versiones; sin embargo, nunca se utilizaron.

De acuerdo con los documentos históricos del Senado, Banobras, que fue el encargado de todo lo relacionado con la construcción de la nueva sede del Senado, entregó a Rodolfo Noble, entonces secretario general de Servicios Administrativos del Senado, así como al entonces presidente del Comité Técnico para la Construcción de la Sede del Senado, el entonces priista Fernando Castro Tenti, durante el periodo en que el panista José González Morfín fue presidente del Senado, la relación de estos aparatos de audio, con la especificación de que no estaban en operación.

Información obtenida por Excélsior con personal del Senado que en el periodo 2010-2012 estuvieron encargados de observar los trabajos de la empresa GAMI, quienes pidieron mantenerse en anonimato, los planos muestran incluso la localización exacta de los micrófonos y que fueron del conocimiento de los coordinadores parlamentarios de la LXI Legislatura, encabezados por José González Morfin, entonces líder de los senadores del PAN, y quien fue el responsable de la supervisión de la construcción de la nueva sede del Senado en los primeros años.

La idea, explicaron, es que la nueva sede sería un espacio con la tecnología más moderna y esos micrófonos fueron colocados en salas de juntas de los grupos parlamentarios, de la Torre de Comisiones y de las salas de la planta baja, para permitir la grabación automática, pero a pesar de instalarse 61 piezas, no funcionaron.

Los pormenores de esos micrófonos están en la bitácora de la reunión del Comité Técnico para la Construcción de la Sede del Senado de julio de 2012, en la cual ya comenzaron a participar los senadores electos para la siguiente Legislatura y en la que se especifica que cada grupo parlamentario tendría de dos a tres micrófonos; en el caso del PAN, que entonces era la primera fuerza y tenía el mayor espacio, los micrófonos fueron tres.

Durante las Legislaturas LXII y LXIII, cuando el Senado tuvo al PRI como primera fuerza política, las remodelaciones en los grupos parlamentarios llevaron a retirar esos aparatos, al grado que 43 de los 61 micrófonos fueron retirados paulatinamente entre octubre de 2012 y julio de 2018, cuando terminaron esas Legislaturas, porque ninguna era utilizada.

La relación de bienes muebles e inmuebles del Senado, tanto del año 2014 como del año 2019, dan cuenta de la existencia de 667 micrófonos propiedad del Senado, así como de 54 RACK, que son los muebles donde se colocan los aparatos electrónicos que permiten el funcionamiento de los micrófonos.

En tanto, ayer, el vicepresidente del Senado, Jorge Carlos Ramírez Marín, explicó que la Fiscalía General de la República confirmó a la Mesa Directiva del Senado que sí encontró cables y aparatos de escucha en las oficinas del grupo parlamentario del PAN en el Senado, además de lo que les entregó el personal de limpieza y los aparatos entregados por los propios senadores.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button