Avance

Polémica rodea a líder sindical del Senado; “No soy Cristo, pero hago mi lucha”

Se ostenta como abogado, pero sus títulos no aparecen; lo despidieron, demandó y recién lo volvieron a instalar

CIUDAD DE MÉXICO.

Envuelto en diversas polémicas, entre ellas una en que los dueños de un bar lo acusaron de robo y lo siguieron hasta el Senado, donde se encerró para no pagar una cuenta, Rodolfo Michel Pavia Ledezma olvidó su filia priista para convertirse formalmente en el líder del cuarto sindicato del Senado de la República, nacido la semana pasada, “con la finalidad de estar con la Cuarta Transformación”.

“No soy Cristo nuestro señor ni redentor de causas ajenas. Hago mi lucha”, responde Pavia Ledezma a la pregunta sobre los escándalos en los que se ha visto relacionado y que incluyen un amplio historial en Recursos Humanos del Senado, que en 2005 lo despidió, pero interpuso un juicio de reinstalación, el cual duró cerca de 14 años, para volver a ser empleado del Senado.

Pavia Ledezma asegura que es “abogado de profesión”, que estudió en la Universidad Iberoamericana y la Universidad de Las Américas, amén de contar con una maestría y ser doctorante por el Instituto Nacional de Administración Pública; sin embargo, ni las universidades ni el Registro Nacional de Cédulas Profesionales tienen registro alguno de esos grados académicos que ostenta.

Rodolfo Michel Pavia Ledezma, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Senado de la República Mexicana (SNTSRM), en entrevista con Excélsior aclara que “no venimos a robar con las cuotas sindicales ni a negociar con las plazas laborales”.

Desde que Martí Batres asumió la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, en septiembre del 2018, Pavia Ledezma aseguró a este periódico que su cercanía con el senador morenista le daba la fuerza para impulsar el registro de un nuevo sindicato en el Senado.

Explicó en aquella ocasión que el senador Batres era el principal impulsor de este gremio, para que estuviera acorde con el nuevo gobierno federal.

La semana pasada, Pavia logró la toma de nota y oficialmente es el líder del cuarto sindicato en el interior del Senado, pero ahora asegura que Martí Batres no lo alentó y a pregunta expresa responde que su relación con el expresidente de la Mesa Directiva del Senado es de respeto, pues “yo lo admiro, porque es muy inteligente”.

Oficialmente, el nuevo sindicato de Pavia tiene 25 integrantes, pero él dice que ya suma 132, y su objetivo es debilitar el sindicato encabezado por Bertha Orozco, el cual desde hace años reúne al mayor número de trabajadores del Senado.

Para formar el nuevo sindicato, Pavia Ledezma contó con el apoyo de quienes hace dos años eran sus adversarios, como Salvador Lozano Tenorio, quien el 6 de marzo de 2017 defendió públicamente a Bertha Orozco, a quien consideró entonces como la única dirigente sindical respetada en el Senado; incluso, junto con Óscar Montiel Medina, arengó en esa ocasión a sus compañeros para “sacar a madrazos” a esta reportera de las instalaciones del Senado.

Ahora, Rodolfo Michel Pavia explica a Excélsior que “no me importa lo que hablen de mí. Nadie es monedita de oro y la gente que cree en este proyecto somos gente de lucha; no somos agachones”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button