Nacional

‘Por fin vamos a tener prestaciones’, dice trabajadora doméstica

Vianey Molina, de 32 años, quien se dedica a lavar y hacer limpieza en casas de la Ciudad de México a pesar de vivir en Ixtapaluca, se dice contenta por la noticia que se dio este martes

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

“Las puertas se empiezan a abrir para nosotras, lo mejor es que por fin vamos a tener prestaciones”, expresó Vianey Molina, una empleada doméstica, luego de que el Senado aprobó un dictamen que reforma las leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social en favor de las trabajadoras del hogar.

La mujer de 32 años de edad, que se dedica a lavar y hacer limpieza en casas de la Ciudad de México a pesar de vivir en Ixtapaluca, se dice contenta por la noticia que se dio a conocer este martes. “Ya me imagino por fin con eso, pero más que nada con las prestaciones, eso es algo que todas queremos”, expresó.

Sin embargo, reconoció que desconoce el proceso a seguir una vez que el dictamen turnado ahora a la Cámara de Diputados pueda ser aprobado. “No sé si es para todas o si me tengo que afiliar a un sindicato, no sé, pero eso ya es un gran paso, ya como que se abren las puertas para todas”, comentó.

Vianey, quien ya había sido entrevistada en mayo del año pasado, narraba que en solo tres años había cambiado siete veces de lugar de trabajo por cuestiones de acoso y discriminación.

Mencionaba que la última vez que tomó la decisión de salir de la casa donde trabajaba se debió al acoso sexual que sufría por parte de sus jefes y por las burlas de algunas de sus “patronas” sobre su nombre o su forma de hablar.

Recodaba que era madre soltera de una niña de 11 años y que, como hasta ahora, carecía de prestaciones o seguridad social.

A través de sus redes sociales, el Senado de la República detalló que a fin de garantizar los derechos laborales de las trabajadoras del hogar el Pleno aprobó y turnó a la Cámara de Diputados un dictamen que reforma las leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social.

Detalló que ahora las trabajadoras podrán tener acceso a una jornada laboral de ocho horas, una paga no menor a dos salarios mínimos, contrato, seguridad social, aguinaldo, días de descanso, vacaciones, alimentos y, cuando proceda, alojamiento.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button