Nacional

Prótesis y catéteres a compras consolidadas

Ciudad de México. El modelo de compra consolidada se llevará a las prótesis y dispositivos médicos como catéteres o endoprótesis vasculares (stents) para la atención de infartos al corazón y otros insumos, cuyo costo corre actualmente a cargo de los pacientes y sus familias. No existe ninguna regulación, por lo que los precios se disparan según la empresa y nivel de urgencia, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Indicó que otro tema pendiente con los institutos nacionales de salud y hospitales federales es la dependencia que tienen, al menos la mitad de ellos, con empresas privadas con las que celebraron contratos de subrogación de servicios para centros de mezclas.

Desde hace varios años se desmanteló la capacidad institucional para la preparación y combinación de medicamentos que se aplican vía intravenosa en los hospitales para el tratamiento de cáncer, infecciones y padecimientos hormonales. Los centros de mezclas también se requieren para preparar alimentos que se administran vía parenteral (por medio de una sonda).

Se supone que con esto los nosocomios ahorran dinero y garantizan la calidad del servicio a fin de evitar infecciones intrahospitalarias, las cuales se pueden presentar por contaminación en la preparación de los productos y en los dispositivos para su administración.

El subsecretario López-Gatell señaló que está en preparación un nuevo mecanismo para terminar con la dependencia del sector privado, la cual en meses pasados ha sido motivo de conflicto por los tratamientos contra el cáncer en niños. Señaló que con mucha frecuencia la empresa que vende las medicinas es la misma que presta el servicio de centro de mezclas, además de que son contratos con vigencia de más de un año.

De ahí que el gobierno federal analiza cada caso por separado y evalúa las alternativas posibles con la finalidad de que las instituciones recuperen su capacidad de operación en esta materia.

Resaltó la importancia de asegurar la continuidad de la atención de hospitalizados, por lo que la preparación institucional para realizar las tareas de los centros de mezclas tomará algún tiempo.

El funcionario también puntualizó que durante décadas la acción de la autoridad fue deficiente para impedir los abusos contra los pacientes, los cuales se ven obligados por la enfermedad y la urgencia a pagar precios sobregirados en la adquisición de diversos insumos y dispositivos médicos que, según la especialidad, pueden ser cientos o varios miles de pesos. Los enfermos y sus familias son víctimas de la especulación comercial, sostuvo.

López-Gatell reconoció que no hay regulación que evite los abusos, pero tampoco hubo una entidad pública en administraciones pasadas que se ocupara de amortiguar los costos. Una opción es la compra centralizada, indicó.

También en aras de la eficiencia, algunos institutos de salud optaron por la subrogación del servicio de farmacia. El funcionario explicó que una empresa privada se encarga de la administración y dispensación de los medicamentos que se utilizan en personas hospitalizadas, así como de la venta a los pacientes ambulatorios. El plan nacional de salud prevé terminar con estas prácticas, pues es parte del compromiso del programa gubernamental de atención y medicamentos gratuitos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button