Salud

¿Qué hacer si se te desprende una uña? Espera antes de arrancarla

Ya sea porque se te jaló, te machucaste el dedo u otras razones, que una uña se te desprenda es muy doloroso y puede hacerte entrar en pánico. Te damos la respuesta a: ¿Qué hacer si se me desprende una uña? Espera antes de arrancarla

Sólo ver una uña desprendida, causa dolor, ¿a poco no? Y es que las uñas no sólo son algo estético, además tienen una función importante de protección, además de ayudarnos a nuestro día a día.

De acuerdo a la Fundación Nemours, la principal misión de las uñas es proteger las puntas de los dedos, una parte sensible de nuestro cuerpo, previniendo lesiones. De paso, nos ayudan a tomar objetos pequeños… Sin dejar de lado que pueden servir para detectar problemas de salud, muchas veces indicados por su crecimiento.

¿Por qué se desprenden las uñas?
Aunque las lesiones, como golpes o machucones, son las causas más frecuentes, una uña también puede desprenderse por hongos, uso de productos químicos e incluso algunas afecciones de la piel.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, explica que existen diferentes tipos de lesiones de las uñas, que pueden afectar desde la superficie de ésta, hasta el lecho ungueal (piel debajo de la uña), cutícula o la piel alrededor.

Una uña deprendida (avulsión de uña) ocurre cuando ésta se separa del lecho ungueal, muchas de estas lesiones ocurren cuando te golpeas un dedo o tu uña queda atorada, en el caso de las manos, en los pies, suele ser por golpes fuertes o repetitivos… incluso si haces ejercicio con calzado ajustado.

Sin embargo, el sitio de servicios de salud, Cigna, explica que una infección por hongos, como cuando éstos invaden una uña y el lecho ungueal, puede llevar a uñas no sólo amarillentas o engrosadas, sino rajadas y desprendidas.

Asimismo, una manifestación de la psoriasis, la psoriasis ungueal, también puede afectar las uñas y provocar que se desprenda la parte final. Finalmente, algunos tratamientos médicos y enfermedades graves pueden llevar a un desprendimiento.

Por lo tanto, si no tuviste un accidente en el dedo del pie o mano, cuya uña se desprende, es importante consultar a tu médico para conocer la causa y atenderla.

¿Una uña desprendida se puede volver a pegar?

No. Una uña que se desprende del lecho ungueal no se vuelve a adherir, lo que sí ocurrirá es que volverá a crecer, aunque esto puede tardar entre 6 y 18 meses, dependiendo si fue de la mano o pie… Siempre y cuando no haya una lesión mayor.

¿Qué hacer si se me desprende una uña?

Como con cualquier lesión, el cuidado y atención depende del tipo y seriedad. Si la uña no está cortada o rota y sigue sujeta al lecho ungueal, la recomendación es:

  1. Retirar cualquier pieza de joyería de las manos.
  2. Lavar la cortada o raspón suavemente.
  3. Vendar si es necesario.

En caso de una lesión mayor o alvusión, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, indica que es necesario acudir con un médico para su tratamiento. Lo único por hacer es sujetar la uña con un curita antes de la consulta, igual puedes llamar a tu médico para saber si es posible lavar la herida con agua.

El procedimiento dependerá de tu situación: se puede remover la uña o el fragmento desprendido, si existen cortes en el lecho ungueal cerrarse con puntadas, incluso en ocasiones se fija la uña con un pegamento especial para que sane. Asimismo, es posible que requieras antibióticos para prevenir la infección.

En caso de que el accidente también haya dañado un hueso, será necesario tratar esta lesión para mantener el hueso en su lugar.

6 puntos para ayudar a que una uña desprendida vuelva a crecer

 

  • Cuida la herida de acuerdo a las indicaciones de tu médico, vigilando que siempre esté limpia, seca y cubierta. Procura cambiar el vendaje cuando esté húmedo o sucio, al menos que te digan lo contrario.
  • Después del accidente, eleva tu mano o pie el mayor tiempo posible en un lapso de 24 horas para disminuir la inflamación y dolor.
  • Aplica hielo cada 2 horas durante 20 minutos el primer día y después de 3 a 4 veces al día, nunca de forma directa, envuelve el hielo en una tela o toalla.
  • El lecho ungueal requiere de 7 a 10 días para sanar, quizá sea el tiempo que necesites para volver a tus actividades.
  • Si fue una uña del pie, evita usar zapatos apretados.
  • En caso de notar que tu uña se enrojece, duele, se hincha, tiene pus, sangrado que no se detiene o presentas fiebre, consulta a tu médico.

Aunque pueda parecer sencillo desprender una uña, evita la tentación, así prevendrás no sólo un sangrado mayor, también una infección o lesiones que después sean difíciles de sanar.

Acude a tu médico para recibir el tratamiento adecuado si sufriste un accidente y se te separó la uña, especialmente si padeces diabetes, problemas de circulación o del sistema inmunitario.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button