Salud

¿Qué son los antidepresivos y con qué medicamentos NUNCA deberías mezclarlos?

Agencias

Algunas personas, en un cierto punto de nuestras vidas, a travesamos algo llamado “depresión”, y aunque existen muchos tratamientos que no requieren el tomar medicamentos, hay otros que tiene como principal apoyo el consumo de ciertas sustancias, sin embargo, cuando tomamos algún tipo de antidepresivo, no sabemos con certeza la manera en que afecta a nuestro cuerpo, ni cómo reacciona en él, por eso hoy te cuento de qué manera trabajan y cómo afectan los antidepresivos en el cuerpo y con qué otros medicamentos NUNCA mezclarlos.

¿Qué sí y que no es depresión?

Antes me era muy complicado admitir que tenía depresión, porque tiene una connotación un poco negativa, sin embargo, expertos de MedlinePlus explican que se trata de un trastorno mental, el cual puede comenzar a cualquier edad y afectar a cualquier género. Dicho padecimiento, no es sólo sentirse triste por algunos días, se trata de diversos síntomas que persisten y se mantienen a lo largo de la vida cotidiana, por ejemplo:

-Tener un sentimiento de “vacío

-Perder el interés por actividades que antes te entusiasmaban

-Tener mucha o nada de hambre

-Sentirse agotada o cansada durante todo el día

-Tener un sentimiento de desesperanza

-Estar irritable y ansiosa todo el tiempo

-Presentar dolor de cabeza, sentir calambres o tener problemas digestivos

-Desear la muerte o considerar el suicidio como una salida


Es importante saber que alguien que sonríe puede padecer depresión o alguien muy alegre también puede estar atravesando por una situación así, y esto se debe a que se trata de una enfermedad silenciosa, ya que se conocen miles de casos de personas que muy poco tiempo antes de cometer suicidio son fotografiados “felices”, por lo que la depresión no tiene cara. ¡Hay que tener cuidado!

¿Cómo funcionan los antidepresivos en mi cuerpo?

Ahora bien, cuando una persona decide tratar su enfermedad, lo primero que hay que hacer es acudir con un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra. Por un lado, el primero intentará ayudarte a reconocer los motivos originales por lo que padeces este trastorno, mientras que el segundo será el único que tiene la capacidad de recetar antidepresivos como apoyo en el tratamiento de recuperación.

Estos medicamentos, en su mayoría, estimulan al cerebro para que éste aproveche las sustancias químicas naturales encargadas de la felicidad, llamados neurotransmisores, como: la endorfina, la serotonina, la dopamina y la oxitocina, las cuales, tras la aparición de la depresión, en algunas ocasiones, se alteran.

Existe una gran cantidad de antidepresivos, por lo cual es necesaria una clasificación que nos explique de qué manera funcionan en nuestro cuerpo:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

La serotonina, es un neurotransmisor presente en la regulación del estado de ánimoapetitodigestiónsueñomemoria y deseo, cuando estamos en depresión los niveles de ésta se alteran, por eso, al consumir ISRS, éstos ayudan a que haya más cantidad de serotonina en el cerebro y así mantener una sensación de felicidad por más tiempo.

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN)

Este tipo de medicamentos, se recetan en el tratamiento de la depresión, pero también de otros padecimientos como la ansiedad y dolores crónicos como la neuralgia. La forma de actuar de los IRSN, es parecida a la anterior, impiden la absorción de la serotonina y la noradrenalina, la cual se relaciona con la motivación, el estado de alerta y el nivel de conciencia, por lo que el IRSN ayudará a disminuir los sentimientos de desesperanza y desmotivación.

  • Antidepresivos tricíclicos (ATC)

Este tipo de medicamentos son de los primeros en crearse para el tratamiento de la depresión, sin embargo, debido al surgimiento de nuevas prescripciones, este tipo de fármaco fue desplazado, ya que tiene una gran cantidad de efectos secundarios, que hacen de éste una opción poco viable. Entre sus efectos se encuentran: visión borrosaestreñimientosequedad en la bocaretención de líquidos y somnolencia, entre muchos otros; debido a eso, su uso es escaso.

  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)

El primer fármaco que se utilizó en el tratamiento de la depresión, que tenía la función de alterar la química del cerebro para mantener la mayor cantidad posible de neurotransmisores; sin embargo, la lista de efectos secundarios es bastante alta, puesto que no sólo afecta al cerebro, sino que también a los neurotransmisores de otros órganos, como en el aparato digestivo. Además de la depresión, los IMAO, también pueden utilizarse en el tratamiento del Parkinson.

Medicamentos que NUNCA deben mezclarse con los antidepresivos

A pesar de que son pocas las veces que se pueden presentar los efectos secundarios de los antidepresivos, es probable que la posibilidad de que al mezclarlos con otro tipo de medicamentos que en algunas ocasiones pueden incluso llevarnos a la muerte.

  • Analgésicos

Este tipo de fármacos, se usan principalmente para el tratamiento del dolor neuropático, que es producido por un daño o alteración en nuestro sistema nervioso central, y por ello actúa en los mismos neurotransmisores que los antidepresivos, llegando a causar un exceso de serotonina que tiene como consecuencia: agitaciónescalofríosaumento de la temperatura corporal y arritmias, siendo éstas últimas las más peligrosas que pueden llegar a ser letales para personas que tienen antecedentes de enfermedades cardiacas.


  • Antiinflamatorios

La forma en que estos medicamentos funcionan es a través de la inhibición de los trombocitos, mejor conocidos como plaquetas, por lo que afectan a la coagulación de la sangre. Éste, en conjunto con los antidepresivos, puede llegar a causar problemas en la circulación, puesto que existen algunos casos de hemorragias intracraneales tras mezclar dichos fármacos, así que, ¡mejor prevenir que lamentar!


  • Relajantes musculares

Este medicamento actúa sobre el sistema nervioso central e inhibiendo la actividad del sistema musculoesquelético, por lo que, al mezclarse con algunos de los IMAO, es decir, antidepresivos de la primera generación, algunos de los efectos secundarios de cada uno pueden a aparecer, y esta combinación tiene algunos antecedentes de provocar problemas respiratorios, por eso no es recomendable su uso al mismo tiempo.


  • Otros antidepresivos

Nunca intentes mezclar dos medicamentos para la misma función, es decir que nunca dupliques ni la dosis indicada, ni el mismo tipo de sustancia, si no te sientes satisface con el medicamento tampoco lo interrumpas abruptamente, lo más recomendable es acudir con tu médico y así preguntarle qué puedes hacer.

Otras alternativas

Ahora bien, si no te convence mucho el hecho de tomar antidepresivos, o las mezclas entre medicamentos te da un poco de inseguridad, existe una forma muy natural de encontrar solución y se encuentra en algunos alimentos, los cuales están llenos de vitaminas y aminoácidos esenciales que promueven la producción de serotonina y dopamina en el cerebro, tal es el caso de: la cúrcuma, algunos alimentos ricos en Omega 3, los kiwis y la avena.

Ahora sí, ya no hay pretexto para comenzar a sentirte mejor, recuerda que la salud mental es igual de importante que la física, así como cuidamos nuestro cuerpo hay que cuidar nuestros pensamientos, todos es mejor si buscamos ayuda. Hay mucha gente que quisiera apoyarte, ¡no lo olvides!

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button