Internacional

¿Quieres hablar con tu gato? Un estudio en Reino Unido revela que tu mirada puede ser la clave

Un estudio científico ha descifrado una forma de comunicarte con tu gato y obtener buenos resultados. Un equipo de psicólogos de la Universidad de Sussex y de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido, observaron a 45 gatos de diferentes familias y sus interacciones con humanos, y encontraron que la mirada humana es fundamental para la comunicación con los felinos.

Agencias

Reino Unido

 

Quienes conviven con un gato en casa lo saben: es difícil decir si esas miradas que cambian de color y de forma cada tanto son de afecto, para pedir algo o simplemente de tolerancia. Y lo más probable es que sea esto último porque, lo sabemos bien, los gatos son más orgullosos y enigmáticos que los perros.

Pero un estudio científico ha descifrado una forma de comunicarte con tu gato y obtener buenos resultados. Un equipo de psicólogos de la Universidad de Sussex y de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido, observaron a 45 gatos de diferentes familias y sus interacciones con humanos, y encontraron que la mirada humana es fundamental para la comunicación con los felinos.

 

En un primer experimento tomaron a 21 gatos y a sus dueños, a quienes les pidieron entrecerrar los ojos y parpadear muy lentamente a una distancia de unos tres pies de los animales. Los felinos respondieron de la misma manera y, aseguran, esta expresión de los ojos es equivalente a una sonrisa.

En un segundo experimento, 24 gatos diferentes fueron separados de sus dueños y ahora fueron los investigadores quienes realizaron el movimiento de ojos ante los animales. Los felinos respondieron con la misma expresión a los extraños.

 

Según el estudio, y aunque es más fácil para los humanos entender las señales emocionales de los perros, existe evidencia de que “los gatos pueden ser sensibles a las señales emocionales humanas, mostrando más frotamiento (una señal comunicativa de afiliación en los gatos) hacia los dueños deprimidos.

Los gatos también alteran su comportamiento de diferentes maneras, dependiendo de la valencia de las señales emocionales presentadas por un humano conocido”. Saberlo, puede mejorar el vínculo gato-humano así como el bienestar felino.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button