Avance

Reducir los recursos en pro de mujeres evidencia poco entendimiento del problema

“Nunca se había protegido tanto a las mujeres de México como ahora” y “no hay disminución del presupuesto”, fueron las frases con la que el pasado martes 14 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó lo hecho por su administración, para atender la violencia contra las mujeres y para garantizar que su política de austeridad no impactará los recursos destinados ese fin. “No estamos abandonando a las mujeres, se está protegiendo a las mujeres, se está castigando a los que asesinan mujeres’, respondió el presidente a una reportera de un medio de comunicación internacional, donde se preguntan cómo un país puede dejar que le asesinen 10 mujeres al día y seguir como si nada ocurriera. Pero los números y las acciones no le dan la razón al mandatario federal. De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en lo que va de esta administración, 6,770 mujeres han muerto (1,456 víctimas de feminicidio y 5,314 por homicidio doloso), es decir, en promedio cada uno de los 538 días del gobierno de López Obrador perdieron la vida 12 mujeres.

El aumento de la violencia también se ha visto reflejada en las llamadas al 911 al que las mujeres reportan emergencias relacionadas con incidentes de violencia familiar. En los primeros 17 meses del gobierno de López Obrador se registraron 1 millón 62,562 ‘gritos’ de auxilio, es decir, cada día marcaron 2,968 mujeres pidiendo ayuda. Pese a esos números, el presidente López Obrador ha desestimado la violencia contra las mujeres y sus causas, incluso ha dicho que en México si bien hay machismo, también hay ‘mucha fraternidad familiar’.

El recorte al presupuesto Tan solo 24 horas después de que el presidente López Obrador aseguró que no había disminución del presupuesto en el tema, el recorte sucedió en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) , la institución encargada de velar por la igualdad y erradicación de la violencia contra el 52% de la población en México. El miércoles 15 de agosto del Inmujeres aprobó una reducción de 151.9 millones de pesos a su presupuesto , de los cuáles 147.2 millones son del capítulo “3000” de servicios generales y 4.7 millones del capítulo “2000” para materiales y suministros. Si bien el Inmujeres explicó que el ajuste fue en gastos operativos como insumos de papelería, viajes, viáticos, estudios e investigaciones y comedor, incluir en la política de austeridad a la principal institución encargada de velar por la igualdad y erradicación de la violencia contra las mujeres, es una muy mala señal consideran especialistas. Las expertas consultadas por Expansión Política señalan que la facilidad para ordenar una reducción de recursos a las instituciones de ayuda a las mujeres, deja en evidencia que el presidente y su equipo, desconocen las causas de la violencia de género y que no hay estrategia para atenderla. “Eso puede impactar a los servicios de atención de mujeres, no porque el Inmujeres financie ciertos programas, pero sí por el papel que tiene dentro del diseño y evaluación de la política pública federal”, planteó Maïssa Hubert, subdirectora ejecutiva de Equis Justicia para las Mujeres. Las otras afectaciones Pero ésta no es la única modificación que han tenido los recursos destinados a la atención de las mujeres en este sexenio. En febrero de 2019, se informó que suspendían los subsidios a los refugios para mujeres y niños víctimas de violencia extrema y se eliminó el Programa de Estancias Infantiles (PEI) y aunque se creó Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras a través del cual se le otorgan los recursos directamente a los padres de familia, especialistas alertaron que esta no era una opción de desarrollo ni ayuda optima para las madres trabajadoras. Además se canceló el presupuesto para las Casas de la Mujer Indígena (CAMIS). A esto, hace unas semanas se sumó la renuncia de Candelaria Ochoa Ávalos al frente de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), dejando acéfala la política pública enfocada a promover la cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres y la erradicación de la violencia en su contra. Hace unos días, diversos medios dieron a conocer que 10 estados del país se quedarían sin el presupuesto federal para la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), lo cual fue negado por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al señalar que los presupuestos destinados a la protección de los derechos humanos y la atención a las violencias contra mujeres y niñas, serían respetados.Es justo esta falta de claridad la que preocupa a organizaciones como Equis Justicia para las Mujeres y la Red Nacional de Refugios. La subdirectora ejecutiva de Equis Justicia para las Mujeres consideró que hasta ahora la política de austeridad impulsada por el presidente ha propiciado incertidumbre. “Hay muy poca claridad sobre los reales impactos de la política de austeridad tanto para la perspectiva de género, atención a la violencia de género, se tiene que interpretar… estamos frente a una incertidumbre en momentos cuando la violencia contra las mujeres ha aumentado”, planteó Maïssa Hubert. Con ella coincidió Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugios , quien dijo que no se trató de un mal entendido, sino de una rectificación de la Segob. Consideró que, ante tanta incertidumbre, es necesario vigilar que los recursos se otorguen y se apliquen. “Tenemos que asegurar que estos discursos no se queden en eso, sino que se lleven a la práctica y esto será visibilizado en el ejercicio pleno del 100% presupuesto”. Para este 2020, al Anexo de Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (conocido como Anexo 13) se le otorgaron 103, 000 millones de pesos , y para Wendy Figueroa, hacer alguna reducción implicaría violar el Artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Para la creadora del Mapa Nacional de los Feminicidios en México, María Salguero , estos embates del gobierno hacia la protección de las mujeres, es muestra de que no le interesa ni conoce del tema. Refirió que las más de 2,600 mujeres que han perdido la vida este año no tienen como única causa la violencia intrafamiliar, sino también el sello del crimen organizado.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button