Salud

Ritalin: qué es, para qué sirve y cómo se debe usar

 

Desde la creación del medicamento Ritalin, mucho se ha especulado, circulan diversos mitos en torno a él y por eso hoy con apoyo de los expertos, te lo vamos a aclarar para que sepas qué es el Ritalin, para qué sirve y cómo se debe usar.

¿Qué es?

Es un fármaco que pertenece al grupo de los medicamentos conocidos como estimulantes. Estos fármacos son utilizados para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)  y para el trastorno del sueño llamado narcolepsia.

Información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que es un psicofármaco cuyo principio activo es el metilfenidato.El  nombre genérico del Ritalin es clorhidrato de metilfenidato.

Al igual que todos los estimulantes, funciona al mejorar la comunicación entre ciertas partes del cerebro relacionadas con la atención y el control de los impulsos.

Efectos secundarios del Ritalin

El St. Jude Children’s Research Hospital advierte sobre posibles efectos secundarios. Al comienzo de tomar la medicina (generalmente, en las primeras 24 horas):

  • Náuseas y vómitos
  • Reacción alérgica que puede presentar: erupción cutánea (rash), picazón, inflamación de la cara o de las manos, opresión en el pecho o problemas para respirar.

 

Más tarde:

  • Dolor de cabeza
  • Disminución del apetito, pérdida de peso
  • Crecimiento más lento de lo normal
  • Dolor de estómago
  • Mareos
  • Problemas para dormir
  • Visión borrosa
  • Nerviosismo
  • Presión arterial alta
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Movimientos musculares incontrolables o espasmos musculares
  • Cambios en el estado de ánimo o alteraciones mentales

Antes de empezar a tomar metilfenidato, toma en cuenta lo siguiente y díselo a tu médico:

  • Si eres alérgico al metilfenidato, a cualquier otro medicamento, aspirina (si está tomando Adhansia XR), tinte de tartrazina (un tinte amarillo que está en algunos alimentos y medicamentos); si está tomando Adhansia XR, o cualquiera de los ingredientes en el producto de metilfenidato que esté tomando.
  • Si tomas vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tienes planificado tomar.
  • Si estás recibiendo tratamiento para la depresión, ansiedad, tensión o agitación.
  • Tienes espasmos musculares repetidos en cualquier parte del cuerpo.
  • Repites palabras o sonidos
  • Has sido diagnosticado o algún familiar con el Síndrome de Tourette
  • Tienes pensamientos o visiones anormales, escuchas sonidos anormales o has sido diagnosticado con psicosis.
  • Padeces de glaucoma.
  • Presentas un trastorno convulsivo.
  • Tienes la presión arterial alta.
  • Tienes un estrechamiento o una obstrucción del esófago, estómago, intestino delgado o intestino grueso.

Interacción con otros medicamentos 

El metilfenidato puede interactuar con otros medicamentos, entre los que se encuentran:

Fenitoína

Fenobarbital

Carbamazepina

Primidona

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)

Warfarina

Clonidina

Fluoxetina

Paroxetina

Sertralina

Imipramina

Desipramina

Amitriptilina

 

¿El Ritalin puede causar adicción?

 

La investigación indica que los medicamentos para el TDAH no son adictivos cuando son consumidos de la manera en que han sido recetados.

La situación es diferente cuando las personas que no tienen TDAH toman los estimulantes. Ritalin es una sustancia controlada y por lo tanto existen restricciones para reducir la probabilidad de abuso.

 

¿Cómo se usa el Ritalin?

 

Datos de los expertos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos aseguran que la presentación del metilfenidato es en tabletas de liberación inmediata, tabletas masticables, solución (líquido), una suspensión (líquido) de larga duración (liberación prolongada), una tableta de acción intermedia (liberación prolongada), una cápsula de larga duración (liberación prolongada), una tableta de larga duración (liberación prolongada), una tableta masticable de larga duración (liberación prolongada), y una tableta de desintegración oral de larga duración (liberación prolongada) (una tableta que se disuelve rápidamente en la boca).

 

Las tabletas de deben de:

  • Tragarse enteras y no ser chupadas, trituradas o cortadas.
  • Tomarse con un vaso lleno de líquido, como agua, leche o jugo.
  • Tomarse una vez al día, por la mañana.

 

La tableta de larga duración, las tabletas de desintegración oral y las cápsulas proporcionan algo de medicamento de inmediato y liberan la cantidad restante como una dosis continua del medicamento en un período más largo.

Todas estas formas de metilfenidato se toman por vía oral. Las tabletas regulares, las tabletas masticables y la solución, se toman normalmente dos a tres veces al día en el caso de los adultos y dos veces al día en el caso de los niños, de preferencia 35 a 40 minutos antes de las comidas.

Las tabletas de acción intermedia se toman normalmente una o dos veces al día, en la mañana y algunas veces al comienzo de la tarde, 30 a 45 minutos antes de una comida.

 

La cápsula de larga duración se toma normalmente una vez al día antes del desayuno; la tableta de larga duración, la tableta masticable de larga duración, la suspensión de larga duración y las cápsulas de larga duración, se toman normalmente una vez al día por la mañana con o sin alimentos.

La suspensión de larga duración comenzará a funcionar antes si se toma con los alimentos. La tableta de desintegración oral de larga duración y la cápsula de larga duración,se toma normalmente una vez al día por la mañana y se debe tomar de forma consistente, ya sea siempre con los alimentos o siempre sin los alimentos.

La cápsula de larga duración se toma normalmente una vez al día por la noche (entre 6:30 p.m. y 9:30 p.m.) y se debe tomar de forma consistente, a la misma hora cada noche y ya sea siempre con los alimentos o siempre sin los alimentos.

 

Qué pasa si dejo de tomar Ritalin

 

Los expertos de Mayo Clinic advierten que podría presentar depresión grave si deja de tomar repentinamente el metilfenidato o si lo usa en exceso.

Ante cualquier presencia de síntomas antes descritos o bien, alguna dosis que no hayas tomado, debes acudir de inmediato con tu médico para que sea él quien te valore y determine el tratamiento a seguir.

¡Cuida tu salud!

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button