Avance

Rusia revela los primeros datos de su posible vacuna: “Todos los voluntarios tenían inmunidad…”

En los primeros ensayos clínicos de la vacuna creada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya participaron un total de 38 personas.

Agencias

Ciudad de México

 

Todos los voluntarios que participaron en la primera fase de los ensayos clínicos de una vacuna rusa contra el nuevo coronavirus en la Primera Universidad Estatal Médica de Moscú Séchenov han desarrollado inmunidad contra la COVID-19, ha declarado a RIA Novosti Yelena Smoliarchuk, directora del Centro de investigación clínica sobre medicamentos de la Universidad Séchenov.

 

“Todos los voluntarios tenían inmunidad… Es una reacción individual a la inyección de la vacuna, pero normalmente tarda varios días. La primera protección aparece apenas en unos días”, comentó Smoliarchuk, a quien preguntaron cuán rápido se forma la inmunidad después de la vacunación.

Smoliarchuk señaló que de momento se desconoce cuánto durará la inmunidad de la vacuna experimental y explicó que la protección máxima se forma tres semanas después de la inyección, cuando se desencadena la respuesta del sistema inmunológico.

 

 

“Si la vacuna demuestra su eficacia y es registrada, comenzarán investigaciones a gran escala con participación de una gran cantidad de personas que serán vacunadas y observadas para responder a la pregunta de cuánto tiempo se mantiene la inmunidad”, indicó.

Los ensayos clínicos comenzaron en la Universidad Séchenov el 18 de junio y tenían como objetivo evaluar los efectos de la vacuna contra la COVID-19, creada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

La vacuna, creada de forma artificial sin ningún elemento del coronavirus en su composición, está en forma liofilizada y representa un polvo para preparar una disolución administrada por vía intravenosa.

En la investigación han participado 38 voluntarios en total, de entre 18 y 60 años. Algunos de ellos presentaban reacciones posvacunales durante las primeras horas después de la inyección, como un ligero aumento de la temperatura y dolores de cabeza, entre otras, que desaparecieron por sí solas durante el día.

El primer grupo de 18 voluntarios que probó el invento fue dado de alta el 15 de julio, mientras que el segundo, compuesto por 20 personas, este lunes. Los especialistas seguirán vigilando su respuesta inmune durante seis meses.

 

A día de hoy la comunidad científica no sabe qué concentración de anticuerpos es necesaria para hablar sobre la inmunidad a la COVID-19 o al menos una lucha eficaz del organismo contra el virus.

A día de hoy la comunidad científica no sabe qué concentración de anticuerpos es necesaria para hablar sobre la inmunidad a la COVID-19. Foto: John Cairns, Universidad de Oxford vía AP

Smoliarchuk no precisó qué cantidad de anticuerpos fue detectada en los voluntarios, ni tampoco detalló qué concentración debe garantizar esa inmunidad que destacó tras los primeros ensayos clínicos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button