Espectáculos

Samara Weaving juega con el terror

La actriz australiana protagoniza por primera vez una cinta de terror, con la cual, asegura, se divirtió mucho al hacerla. En boda sangrienta comparte créditos con Andie Macdowel, con quien tuvo una escena de golpes

LOS ÁNGELES.

El mismo Guillermo del Toro ha quedado complacido con Boda sangrienta. El tapatío no se quedó con ganas de alabar al filme a través de Twitter: “Los tráilers y materiales no me prepararon para el suspenso, lo aterrador y divertido que es, ¡Inteligente! ¡Samara Weaving es genial!”, comentó. En efecto, se trata de una cinta sangrienta y divertida que explota el empoderamiento femenino, representado por la australiana Samara Weaving, quien dará mucho de qué hablar con el papel que tiene en este filme.

Soy Grace y resulta que es ruda, o mejor dicho es forzada a serlo. Sus antecedentes son ser una huérfana y subsistir por ella misma, eso termina sorprendiendo a su nueva familia.  Ella es feroz. Es la primera vez que soy protagonista en este género, me encantó explotar todo, me gustaron los directores, pude jugar con la improvisación, con las caracterizaciones, el elenco me encantó. Quedé fascinada. El filme es terrorífico y divertido, no se apega a un solo género”, refirió la rubia.

La premisa expone cómo durante la noche de boda a Grace, su nueva familia, caracterizada por ser acaudalada y excéntrica,  le extiende una invitación para participar en una tradición ancestral que se convierte en un juego letal de supervivencia. Ante esta situación, Weaving revela cuáles son los ingredientes para ser una heroína de acción.

 

 

Creo que la fortaleza y con éste en particular también el sentido del humor, y también ese don de pelea y responsabilidad de luchar por su supervivencia. No quería que cayera en el estrés y que no supiera lidiar con las situaciones. Fue muy heroica (risas)”, dijo.

Para nadie es un secreto que entre la novia y la madre del novio, entendiéndose por suegra, las relaciones tienden a ser algo ríspidas, y en esta ocasión no será la excepción. La encargada de dar vida a Becky Le Domas, la matriarca de la familia, es Andie MacDowell, quien figurara en el mundo del cine a finales de los 80 y mediados de los 90. Ahora en una escena se bate a golpes con su nuera. Acerca de esta escena ambas actrices enfatizaron lo divertido que fue.

Sí, es una gran escena, fue lo primero que filmamos. Así fue el día uno. Fue una forma maravillosa de empezar. No me preocupé mucho, una vez que estaba dentro, me bloqueé, pero creo que fue por el aspecto físico, lo demás fue muy sencillo, las dos tratamos de hacer un buen trabajo. Tuvimos gente maravillosa ayudándonos, sobre todo por el lado físico. Fue divertido”, citó Andie

Suena un poco loco estar en una pelea y decir que fue divertido. La sacamos adelante. Entre las dos nos revisábamos mutuamente, cuando la ahogaba y la aventaba contra la pared, le preguntaba ¿estás bien?, ¿estás bien?”, agregó Samara.

 

 

Aunque el personaje de MacDowell participa en el juego macabro, su personaje no está del todo convencido de que la tradición continúe, es por ello que la actriz reveló cuál es esa delgada línea que divide a su papel de la devoción a la familia y las convicciones.

Se trata de una fantasía en muchos sentidos, trajeron una idea muy creativa sobre lo que pasa en la historia, en esa orden de trabajo sentí que debía de ser creíble, que había de tener una esencia de realidad en el personaje en una forma verdadera y honesta, que era una buena madre, pero también que hubiera una capa que te dejara ver que no todo estaba del todo bien. Que había algo turbio en toda esta loca idea de quién demonios es esta familia”, refirió.

 

 

Finalmente, Andie MacDowell compartió el cómo festejó y cómo recuerda dos de sus cintas icónicas, Sexo, mentiras y video  y Cuatro bodas y un funeral. La primera cumplió 30 años, mientras que la segunda llegó al aniversario 25.

Para el 30 aniversario de Sexo, mentiras y video regresamos a Sundance, vi a Laura (San Giacomo), Peter (Gallagher), Steven (Soderbergh). Eso fue mágico, la vimos de nuevo juntos. James (Spader) no estuvo ahí porque tenía trabajo, pero eso fue mágico, sólo puedo decir que el tiempo vuela demasiado rápido.

Me siento afortunada de haber trabajado en ambas películas que todos aman. En cuanto a Cuatro bodas y un funeral, me estaba mensajeando ayer con Hugh, sigue siendo tan bello, es hermoso por dentro y por fuera. El tiempo vuela, es todo lo que te puedo decir”, finalizó.

 

CON INFLUJOS FÍLMICOS

 

Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett dirigieron Boda sangrienta, una cinta que no obedece a un género en específico, que posee referencias a otros filmes y resguarda algunos secretos. Acerca de ello sus directores revelaron algunos detalles.

 

 

Es una divertida y emocionante noche de bodas. Es muy engañoso definir al filme porque engloba más de lo que parece. Es una montaña rusa loca. El terror y la risa se consiguieron con los personajes, aterrizando bien a los personajes, vivir la tensión del momento con los personajes, dejarlos desarrollarse”, dijo Matt.

Tuvimos muchos referentes fílmicos, El bebé de Rosemary es uno de nuestros tributos, también El resplandor y recientemente Get Out (¡Huye!). Para los que vayan a ver el filme, les recomiendo que se echen un par de tragos antes, unas cervezas y que la disfruten. Hay algo para todos en esta cinta: carcajadas, sangre, drama”, agregó Tyler.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button