Avance

Siete detenidos, un cártel y dos posibles inocentes: los misterios que rodean el caso de la masacre LeBarón

Un total de siete personas han sido detenidas por la masacre de la familia LeBarón, así lo informó este lunes la Fiscalía General de la República (FGR). En el marco de las investigaciones realizadas con motivo del ataque a la familia mormona en el Municipio de Bavispe, Sonora.

Las autoridades detallaron que el 26 de diciembre se dio cumplimiento a las órdenes de aprehensión, otorgadas por un Juez Federal de Control, en contra de Fidel ‘V’, Juan Carlos ‘V’ y Javier ‘C’, por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada y delitos contra la salud.

Tras haberse realizado la audiencia inicial, un juez declaró legal la detención de estas tres personas y les dictó prisión preventiva oficiosa al ser vinculados a proceso. El juez concedió cuatro meses para la investigación complementaria en su contra.

 

La FGR informó que en su momento se dará a conocer la situación jurídica de los otros cuatro detenidos, que se encuentran bajo la medida cautelar de arraigo. De acuerdo con las autoridades, todos los implicados forman parte de la célula criminal “La Línea”, que forma parte del Nuevo Cártel de Juárez (NCDJ), activo en Chihuahua.

Uno de los últimos detenidos es el director de Seguridad Pública en el municipio de Janos. Se trata de Fidel Alejandro Villegas Villegas, quien, supuestamente sostienen nexos con “La Línea” y estuvo implicado en el asesinato de los 12 integrantes de la familia.

 

La zona donde ocurrió el ataque es poco transitada y se encuentra alejada de las poblaciones (Foto: Sedena)

 

Ya el 1 de diciembre, elementos de las fuerzas armadas, agentes de la Fiscalía General de la República, de la Guardia Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia habían detenido a tres presuntos involucrados en el caso LeBarón. Sin embargo, dos días después, familiares de los aprehendidos aseguraron a medios nacionales que eran simples “chivos expiatorios” que nada tenían que ver con esta organización criminal.

Así lo aseguró Estefanía Hernández, hija de Manuel Hernández, quien junto con su hermano Mario fue detenido por autoridades federales. En entrevista con el diario Reforma, dijo que las autoridades estaban presionando a su padre y tío para que se declarara líder del grupo criminal. Añadió que su padre trabaja en una veterinaria mientras que su hermano es ganadero.

 

La familiar denunció que a Mario y Manuel les sembraron droga luego de arrestarlos de forma violenta. Y como prueba de su inocencia, señaló el respaldo de la población de Janos, donde residen.

Su detención fue difundida por la FGR el mismo día en que miembros de la familia LeBarón marchaban por Paseo de la Reforma para exigir al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que modifique su estrategia de seguridad.

 

Familiares de los detenidos se han manifestado para exigir su liberación (Foto: Especial)

 

Mario Hernández fue señalado como el presunto líder de “La Línea”, aunque la familia ha negado este hecho en múltiples ocasiones. De acuerdo con la versión oficial, él habría sido el responsable de la masacre ocurrida el 4 de noviembre.

Apodado como “El Mayo”, el aprehendido es acusado de ser el jefe de plaza de la organización criminal que que opera en el estado fronterizo de Chihuahua, desde principios del año 2000, con la intención de arrebatarle la plaza al Cártel de Sinaloa.

 

Ante las acusaciones contra esta familia, la comunidad se ha manifestado e incluso bloqueado las carreteras en Chihuahua para exigir su liberación.

“Si los LeBarón quieren justicia, nosotros también”, advirtieron. Además, pidieron a las autoridades que se muestren videos del día del ataque contra la familia LeBarón, pues presuntamente ese 4 de noviembre estaban de compras en Casas Grandes. Al momento de su detención, los hermanos estaban cuidando de su padre.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button