Avance

Sin dinero de Gobierno ni de la IP, la fundación de Calderón se suicida

Caen 94.6% sus ingresos

 

En 2014, la Fundación Desarrollo Humano Sustentable fue la plataforma a través de la cual el expresidente Felipe Calderón Hinojosa regresó a la vida pública, después de su estancia en la Universidad de Harvard. En julio de 2020, cuando su organización “México Libre” está a punto de recibir el reconocimiento de partido político y su libro Decisiones Difíciles continúa en tren de venta, aquel proyecto altruista se encuentra en un estado de desmoronamiento, con una captación de donativos que se fue en picada en 94 por ciento, sin equipo de trabajo fijo y baja producción de estudios. Aun así, es una fuente de dinero de la cual, no hay rendición de cuentas.

Ciudad de México.- Aquella noche, el expresidente sostuvo: “La fundación no tiene propósitos políticos, no tiene fines de lucro”. De inmediato, apuró el paso a la entrada del Club de Industriales entre el bullicio de manifestantes que sostenían cartelones con las leyendas “¿Y los cien mil muertos de tu sexenio? o “Michoacán sangrando y Calderón paseando”.

En el salón del Club se encontró con uno de sus mentores, Luis H. Alvarez (fallecido el 18 de mayo de 2016), su correligionario del Partido Acción Nacional, Diego Fernández de Cevallos; los exmiembros de su Gabinete, Javier Lozano Alarcón (quien fuera Secretario del Trabajo) y Ernesto Cordero (Secretario de Desarrollo Social y luego de Hacienda); su cuñado, Juan Ignacio Zavala; el entonces Gobernador, Guillermo Padrés (preso en 2016 por delitos de corrupción); Juan Manuel Oliva (quien fuera Gobernador de Guanajuato al tiempo de su Presidencia) y su hermana, Luisa María Calderón.

Aquella noche del 12 de febrero de 2014, Felipe Calderón Hinojosa, el hombre que gobernó México de 2006 a 2012, regresaba a la escena política después de una estancia en la Universidad de Harvard, en Boston, Massachussets. Para la ocasión, invitó a 500 personas a las que les pidió un donativo de cinco mil pesos. Frente a ellos, presentó la Fundación Desarrollo Humano Sustentable (FDHS), a través de la cual, trabajaría para aminorar el cambio climático en el mundo.

PROTESTA-CONTRA-CALDERÓN

En febrero de 2014 un grupo de manifestantes protestó a las afueras del Club de Industriales en donde el expresidente Felipe Calderón asistió a una cena privada de la Fundación para el Desarrollo Humano Sustentable.
Foto: Rodolfo Angulo, Cuartoscuro.

***

Han pasado seis años y la FDHS se desdibujó al grado que ni el mismo expresidente la menciona. Opacada por su otra criatura, el organismo “México Libre”, que está por recibir el registro como partido político, la fundación pervive con bajos recursos, sin dirección ni equipo de trabajo visibles y mínima producción de estudios.

El dinero en donativos particulares para la FDHS se fue en picada. Si en 2014 -el año en que inauguró sus trabajos- percibió 23 millones 662 mil 580; en 2019, esa cantidad fue de un millón 274 mil, una caída de 94.6 por ciento en seis años, de acuerdo con un monitoreo del dinero registrado en los reportes de donatarias autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

De hecho, el dinero se desmoronó en la fundación de Calderón Hinojosa apenas en el primer año de operaciones. Los donativos pasaron a siete millones 700 mil, un descenso de 67.4 por ciento. En 2016, a la fundación le llegaron tres millones 600 mil pesos, monto que significó un decremento de 53.2 por ciento con respecto al año en que inició. En 2017, el dinero se fue a un millón 256 mil 100, una caída de 94.9 por ciento. Ya no se recuperó. En 2018, tuvo un millón 200 mil pesos y en 2019, un millón 274 mil pesos.

Las fundaciones y organizaciones civiles sin fines de lucro pueden captar donativos en efectivo y en especie, tanto de México como del extranjero. Hasta ahora, la de Calderón Hinojosa no ha recibido ninguno del exterior. Tampoco en especie. Las aportaciones a las cuentas de la organización se han originado por completo en México y han sido en efectivo.

***

Tomislav Lendo Fuentes Fuentes fue uno de los hombres más cercanos al expresidente Felipe Calderón Hinojosa mientras este fue Presidente y en los primeros años fuera de Los Pinos. En octubre de 2014, fue nombrado como director de la FDHS. En el cargo se mantuvo hasta agosto de 2018.

En entrevista, confirma el declive de los ingresos en la fundación. “Efectivamente, comparada a los primeros años de arranque, la capacidad de recaudación ha ido disminuyendo de manera consistente. No hubo  los instrumentos, las herramientas ni las capacidades para sostener estos apoyos. Fundamentalmente eso se ha visto reflejado tanto en los ingresos, como en su capacidad de trabajo, de investigación y de producción de nuevos materiales”, expone.

Desde que Vicente Fox Quesada asumió como Presidente de la República, Fuentes Fuentes se convirtió en servidor público. En 2002, fue nombrado Director General de la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia de la República y un año después, Director General de Análisis Social.

FELIPE-CALDERÓN-EXPRESIDENTE-DE-MÉXICO

La fundación de Calderón se encuentra en un estado de desmoronamiento, con una captación de donativos que se fue en picada en 94 por ciento. Foto: Cuartoscuro.

En 2004, ocupó una de las plazas más estratégica, pero también de las más discretas dentro del Gobierno federal: la Dirección General del Discurso. Así, se convirtió en uno de los hombres más importantes detrás del Hombre. Dos años más tarde, Felipe Calderón Hinojosa ganó las elecciones presidenciales y asumió como Jefe del Ejecutivo el 1 de diciembre de 2006. Tomislav Lendo Fuentes Fuentes permaneció en la oficina principal del Discurso y se convirtió en el responsable de las palabras que pronunció el ex Mandatario como Jefe de Estado mientras transcurría uno de los episodios más cruentos de México por el llamado “combate a los grupos delincuenciales”. A la pluma de Tomislav Lendo Fuentes Fuentes se le debe, entre otros, el discurso dicho por Felipe Calderón en Morelia, Michoacán, después de la detonación de granadas la noche de El Grito de Independencia. En esa ocasión, Calderón Hinojosa leyó: “Se equivocan quienes pretenden que el miedo haga presa de la sociedad y la inmovilice”.

En 2020, frente a una escena política diferente, en la que por primera vez hay un gobierno emanado de la izquierda en la figura de Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón Hinojosa -según él mismo- representa la oposición más visible, uno de los hombres más cercanos al expresidente,  habla del sitio que ocupa hoy la fundación en la faz pública:

“ … La fundación se ha concentrado en tres áreas de manera particular: la política medioambiental, económica y de seguridad pública. Y efectivamente, la finalidad es y ha sido propiciar políticas públicas en esos ámbitos. El ritmo de trabajo, el ritmo de producción de la fundación, ha ido disminuyendo últimamente, pero la finalidad sigue siendo la de analizar de manera crítica la política pública y hacer propuestas encaminadas al bien de México”.

Se le pregunta si la fundación fuera un cuerpo qué sería en el calderonismo. “Sería el cerebro. La visión que ha tenido él (Felipe Calderón) de la fundación, hasta donde yo tengo entendido, es precisamente la de que pudiera nutrir de ideas y de propuestas a partir de un análisis profundo de la realidad nacional”.

– Pero, ¿nota usted un estancamiento?

– Una vez que yo salí, no hubo una renovación ni una suscripción de la fundación. Entonces, ello estuvo aparejado con una reducción del ritmo de la producción, vinculado también a la red de los ingresos. Hay menos generación de reportes y otras cosas, una presencia poco menor que en los primeros años.

FOX OPACA A CALDERÓN

Tanto Vicente Fox Quesada como Felipe Calderón Hinojosa, los dos presidentes emanados del Partido Acción Nacional, rompieron con la tradición del silencio de los priistas, al concluir sus mandatos. Los dos presidentes que ha postulado el PAN no se encapsularon ni se jubilaron de la política. Cuando retomaron la vida civil, inauguraron fundaciones altruistas que hasta ahora, han sido beneficiarias de dinero tanto público como privado. Este flujo monetario se mueve sin que los donantes brinden su identidad pues no hay ordenamiento legal para ello.

Vicente Fox cuenta con el Centro Fox (registrado como Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quesada AC para efecto de donativos) y Felipe Calderón Hinojosa, a la FDHS. Además, Martha Sahagún Jiménez, esposa de Fox Quesada, tiene la fundación “Vamos México”.

Comparada con el Centro Fox y Vamos México, la de FDHS es minúscula.

El Centro Fox obtuvo el año pasado 25 millones 569 mil 278 pesos en donativos. “Vamos México” de Martha Sahagún consiguió 24 millones 425 mil 969. El millón 274 mil pesos que captó la FDHS, ese año, representa 4.9 por ciento de lo que alcanzó Vicente Fox Quesada y 5.2 por ciento de lo que obtuvo Martha Sahagún Jiménez.

Además, la captación de recursos del matrimonio Fox-Sahagún ha mantenido una constancia en ritmos que jamás descendieron (unos 40 millones de pesos al año), mientras que la de Calderón Hinojosa sólo ha conocido caídas. El total de lo que ahora reporta la FDHS equivale a lo que gana el Centro Fox en un año, sólo en donativos.

EL SÚPER EQUIPO SE DESMORONÓ

El 5 de noviembre de 2018, por decreto presidencial, fueron suspendidos la pensión y un paquete de beneficios que recibían los expresidentes de México, incluido el pago de un equipo de trabajadores para formar una oficina. Hasta ese momento, Calderón Hinojosa utilizó la prestación para la FDHS. Así, los empleados de la fundación eran pagados por la Presidencia de la República.

El desmoronamiento del equipo dentro de la fundación coincide con la fecha en que fue suspendido ese beneficio que desde 1987 tuvieron los exprimeros mandatarios de México y cuyo único sustento fue un decreto de  Miguel de la Madrid Hurtado, quien fue Presidente de México de 1982 a 1988.

Hoy, el organigrama de la fundación no es público. Tomislav Lendo Fuentes Fuentes -quien tuvo el salario más alto del equipo- describe que los trabajos son realizados por personal externo. SinEmbargo buscó al grupo a cargo a través de uno de los voceros del expresidente, pero no tuvo respuesta.

En la página web no hay teléfono de contacto y el único nombre que aparece como responsable es el del exmandatario, quien tampoco estuvo disponible para una entrevista en la que se hablaría de la fundación y sus finanzas.

Tampoco hay reportes sobre quiénes son los benefactores. Así, aunque en picada, quienes apoyan el altruismo de Calderón Hinojosa, permanecen en el anonimato.

Con el cambio climático como causa, el expresidente brindaría conferencias sobre ese tema, según la presentación de la fundación en 2014 en el Club de Industriales; pero la última que dictó fue en abril de 2018 ante el pleno de la Cumbre Global del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Según la página de la misma fundación, Calderón Hinojosa expuso la conveniencia de transitar hacia una economía baja en carbono. Dijo que “para acelerar dicha transición, es necesario concentrarse en tres sectores económicos fundamentales: energía, usos de suelo (agricultura y desarrollo forestal) y desarrollo urbano”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button