Espectáculos

Sofía Sisniega enfrenta a productores de lana por crueldad

La actriz combina sus dos pasiones: los animales y la actuación para frenar la tortura hacia esas especies

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO

La actriz mexico-estadunidense Sofía Sisniega realiza su tercera campaña con PETA enfocada a frenar el uso de la lana de las ovejas en la industria de la moda. La primera fue para invitar a no comprar productos que experimenten con animales y la segunda sobre el veganismo.

 

Vivimos completamente engañados por ellas, creemos que no hay tantos problemas, que no los maltratan, o que si compramos las cosas en ciertas marcas o ciertos lugares es mejor. Por ello la idea de PETA es desmentir toda esa cortina que han creado todas las industrias que lucran con animales”.

Señaló que la gente piensa que para obtener la lana basta con un corte de pelo para la oveja, sin embargo, al ser un negocio, son los animales a los que menos cuidan y tienen trabajadores que deben cumplir con ciertos kilos de lana por hora y a la hora de trasquilarlas es algo espantoso porque las lastiman.

Hay que estar viendo muy bien las etiquetas y leyendo si realmente contiene lana o no, porque PETA ha hecho muchas investigaciones encubiertas donde se ha metido a granjas donde tienen ovejas para la producción de lana y grabado videos de una crueldad absoluta y una tortura hacia los animales infinita”.

En esas investigaciones encubiertas se descubrió que las ovejas tienen una herida de 30 por ciento del cuerpo prácticamente todo el tiempo, además de que les cortan la cola sin anestesia, entre otras prácticas legales, lo que calificó como indignante, de ahí la necesidad de darlas a conocer para poner un alto.

Hay unos parásitos que atacan a la lana de la oveja y la echan a perder, entonces una práctica común es que les rebanan la parte de atrás, les cortan la piel para que el parásito se vaya a la piel viva, y cuando empiece a sanar lo hacen de nuevo”, complementó la activista.

ACCIONES CONTRA LAS MARCAS

Para promover la campaña contra el uso de lana, la actriz, quien participó como “Paty Villa” en la popular serie “Club de Cuervos”, realizará este miércoles 24 de abril una protesta junto a PETA Latino y Animal Heroes, frente a una tienda de ropa para jóvenes en el Centro Histórico capitalino.

Sofía, cuya carrera de actuación incluye cine, teatro y series como “Gossip Girl: Acapulco” y “Sr. Ávila”, presentará un anuncio que realizó para PETA Latino en el que aparece desnuda y abrazando a una oveja esquilada y ensangrentada, en la que se advierte: “Vender lana es cruel” y exige a la compañía ya no hacerlo.

Se seleccionó esa marca, para la que en el pasado colaboró, e incluso confesó que se ha comprado chamarras sintéticas ahí, porque está enfocada a los jóvenes, quienes son los más interesados en proteger al planeta y cambiar las cosas, además de tener más acceso a las redes sociales.

Me sorprende que sabiendo cómo funciona esta industria no hayan dejado de vender lana, entonces está campaña es para invitarla a dejar de hacerlo con la esperanza de que otras marcas la sigan, ya que tiene mucho alcance”.

La actriz nacida en Cuernavaca, Morelos, pero que también cuenta con nacionalidad estadunidense, donde se graduó en la Stella Adler Studio of Acting, afirmó que los millenials y la gente joven ya no quiere usar productos que exploten animales.

Justificó que muchas veces no lo saben, pero cuando se enteran optan por dejar de pagar prendas en las que se tortura a esas especies.

HAY ALTERNATIVAS PARA GANADEROS

Sofía indicó que en el caso de las prendas existe variedad de opciones sintéticas, ya que el ser humano tiene capacidad de generar productos increíbles con fibras naturales, como es el caso de piña para sustituir la piel y algodón, que además contribuyen al cuidado del planeta, contrario a la ganadería industrial.

Todo lo que involucre a las industrias que lucran con los animales deben dejar de existir y nosotros como consumidores debemos poner atención hacia cómo gastamos nuestro dinero, ya que tenemos ese poder. Los animales no son nuestros, tienen su propio derecho a vivir en la Tierra”, dijo.

Reconoció que muchísimos ganaderos en diferentes países están cambiando, porque la gente de los rastros y las granjas sabe claramente el sufrimiento del animal, además de que para ellos es más fácil cultivar que mantener animales vivos que se enferman y que hay que limpiar.

Es muy fácil convertir esas granjas en granjas que produzcan granos y semillas, y frutas y verduras para consumo humano, porque además está comprobado también que no solamente podemos ayudar al planeta sino alimentar a todo el mundo”.

Consideró que si todo el mundo dejara de consumir carne la comida alcanzaría para todos, pues la mayoría de las cosechas se va para el ganado, para alimentar a los pocos que pueden pagar por la carne, por lo que no se trata de cerrar para irse a la bancarrota, sino que hay muchas oportunidades.

De pequeña me gustaba el sabor”, reconoce.

La preocupación de Sofía Sisniega por los animales comenzó desde niña, por su amor a ellos, lo que la llevaba a cuestionar mucho, y aseguró que aunque los padres acostumbren a sus hijos a comerlos, cuando los pequeños saben de qué se trata no lo quieren comer sino cuidarlo.

 

En realidad el ser humano comía carne cuando no le quedaba de otra. Es una costumbre, pero en realidad no la necesitamos, nos hace muchísimo daño. Estamos destruyendo al planeta con la ganadería industrial”, aseveró.

Siempre rescataba animales como perros y gatos, y conforme fue creciendo descubrió que sus dos pasiones: los animales y la actuación, podían juntarse, ya que a través de esta podía llegar a más gente y ayudar. De ahí que desde la primera vez que PETA la invitó a participar para ella fue un sueño hecho realidad.

Yo no soñaba con estar en las portadas de las revistas, soñaba con hacer una campaña de PETA desde niña. Son campañas fuertes, con muchísimo alcance, que llaman la atención”.

 

Muchas veces también son criticadas por los desnudos, pero ella está dispuesta a lo que sea por llamar su atención y hacer que los animales no estén sufriendo y se sepa del abuso que se causa a diario a millones de animales.

Comer animales a la fuerza siempre me causó culpa, sentía horrible, obviamente me gustaba el sabor porque a todos los sabores nos acostumbramos. Siempre bromeo con que si comiéramos carne humana actualmente hasta a eso nos acostumbraríamos”, platicó con ironía.

Sofía compartió que es vegana, aunque fue vegetariana durante seis años, lo que consideró buena opción como transición. Se trata de alinear las convicciones, los principios y poner un alto al saber lo que se provoca a los animales.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button