Nacional

Suspendieron a cuatro tras investigación por la compra de ventiladores a hijo de Bartlett

La institución compró 20 ventiladores por 31 millones de pesos que después tuvo que regresar por incumplimiento de las características de venta

La investigación tras la polémica compra de ventiladores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a León Manuel Bartlett, hijo del titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dejó una primera suspención de altos funcionarios por distintos incumplimientos en el desempeño de su trabajo.

Durante el proceso de responsabilidad administrativa y como medida cautelar provisional, fueron suspendidos cuatro funcionarios de la institución médica por incurrir en diversas faltas, de acuerdo con la información de El Universal.

Sin embargo, se indicó que los funcionarios tendrán garantizado el ingreso mínimo del 30% de su salario, considerado lo necesario para cubrir sus necesidades básicas. El IMSS tiene ahora 48 horas para remitir la constancia a la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Los supuestos involucrados en las decisiones de la compra son Claudia Díaz Pérez, titular del Órgano de Operación Administrativa del IMSS; Luis Alberto Vamargo Cervantes, responsable del Hospital General de Zona Medicina Familiar No. 1; Francisco Villeda, encargado del Despacho de la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas; así como Edgar Aarón Hernández Torres, ingeniero biomédico delegacional.

Díaz Pérez aseguró que durante el proceso de compra se trabajó todo el tiempo con razones sociales y no a través de nombres, por lo que desconocían que la empresa Cyber Robotics Solutions pertenecieran a León Manuel Bartlett.

Además, aseguró que la primicia de la institución al momento de conseguir los ventiladores respiratorios no era el ahorro ni el cuidado a la su economía, más bien se trataba de salvar vidas, “la misión más importantes del IMSS”.

Francisco Villeda, por su parte, aseguró que el Seguro Social en Hidalgo cuenta con cerca de 104 ventiladores que resultan insuficientes en el caso de presentarse el peor caso tenido por las autoridades sanitarias.

“Tenemos las camas, pero lo más importante es el equipamiento, contar con ese equipo que va a salvar una vida. Y que una vida, ya lo decía nuestra titular, no tiene precio”, dijo.

(FOTO: PEDRO PARDO / AFP)(FOTO: PEDRO PARDO / AFP)

El Instituto Mexicano del Seguro Social adquirió, a principios de mayo de 2020, una veintena de ventiladores respiratorios a la empresa Cyber Robotics Solution, liderada por el hijo del comisionado de federal de electricidad en México.

Cada pieza costó de 880 mil pesos a 1.5 millones, de acuerdo con el reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Se trata de los ventiladores más caros que se habían comprado en el país hasta entonces, incluso señalados por un supuesto sobreprecio.

Sin embargo, el responsable del Hospital General de Zona 1, el subdirector médico, el jefe de Conservación y el de Control de Bienes del IMSS levantaron un acta administrativa de Rechazo de Bienes por fallas, daños y porque el equipo no correspondía con las características técnicas acordadas.

Dichas características acordadas en el contrato de venta eran pantalla táctil a color que muestra gráficas, datos numéricos, alarmas priorizadas en tiempo real y los diferentes modos ventilatorios seleccionados para un tratamiento adecuado. De acuerdo con MCCI, los 31 millones de pesos todavía no se pagaban.

Al respecto, León Manuel Bartlett aseguró que los precios del equipo estaban entre los más accesibles del mercado, pues otras empresas llegaban a ofrecerlos por el doble, 3 millones de pesos cada uno. Además, aseguró que los procesos de adquisición fueron completamente transparentes.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button