Salud

¿Te arrancas los padrastros? Ojo, podrías exponerte a esta infección

Los padrastros, esos pellejitos que se separan de las uñas, no sólo no se ven estéticos, además son molestos, por lo tanto, no queda más que quitarlos, ¿cierto? Mucho ojo, si te arrancas los padrastros, podrías exponerte a esta infección.

Muchos sufrimos de los terribles padrastros esos pedacitos de piel que salen al lado de las uñas y son bastante dolorosos, sin embargo, quitarlos debe hacerse con cuidado y nunca con los dientes, pues hacerlo, así como morderte las uñas, podría derivar en una infección llamada paroniquia.

¿Qué es la paroniquia?

 

Se trata de una infección alrededor de las uñas, la cual puede ser causada por bacterias, hongos del tipo levadura, como la cándida y otros tipo de hongos… incluso es posible presentar una infección micótica y bacteriana al mismo tiempo.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos no es una infección rara y tiene su origen en una lesión en la zona cercana a las uñas, ya sea por morderte las uñasarrancarte o morder un padrastro, así como recortar o retraer la cutícula.

Aunque es más común en los dedos de las manos, dado que no es raro que nos los mordamos o metamos a la boca, también puede darse en los pies, aunque la causa suele ser una uña encarnada.

 

La mayoría de las veces, la paroniquia suele ser aguda. En el Manual Merck, los especialistas señalan que ésta se desarrolla en todo el margen de las uñas; sin embargo, en algunas ocasiones, principalmente en personas diabéticas o con mala circulación, esta infección puede penetrar profundamente en el dedo y, en casos extremos el brazo o la pierna.

La paroniquia crónica se da cuando hay una inflamación persistente y es muy común en personas que tienen las manos húmedas todo el tiempo, y la mayoría de las veces es causada por hongos.

¿Cuáles son los síntomas de paroniquia?

  • Tu dedo “late” y se pone rojo
  • La piel alrededor de la uña se nota hinchada
  • Puede haber pus debajo de la piel cercana a la uña afectada
  • Es posible presentar cambios en las uñas, como lucir desprendida, deforme o de color inusual

La Biblioteca Naciona de Medicina de Estados Unidos, explica que una diferencia entre la paroniquia causada por bacterias y por hongos, es que la primera suele aparecer de manera súbita, mientras la segunda tiende a hacerlo de forma lenta.

Asimismo, es muy importante prestar atención a la fiebre, marcas rojas en la piel, malestar general, dolor muscular o de articulaciones, pues podría indicar que la infección se está propagando al resto del cuerpo.

¿Hay tratamiento para la paroniquia?

Afortunadamente sí, aunque dependerá de qué es lo que la está causando, por lo que quizá sea necesario que el médico drene el líquido de la herida para hacer un cultivo y determinar qué tipo de bacteria u hongo la causa.

Cuando es una bacteria (la causa más común de la paroniquia aguda), expertos de la Clínica Cleveland, explican que una solución puede ser poner en remojo el dedo afectado en agua templada durante 15 minutos, varias veces al día.

En caso de que la infección no ceda o haya presencia de pus, se puede necesitar cortar y drenar la lesión. Asimismo, en ocasiones es neceario tomar antibiótico.

 

En cambio, cuando hay una paroniquia micótica, será necesario usar antimicóticos, lo cual puede llevar varios meses.

Es importante no ignorar esta infección y tratarla, pues aunque suele ser leve y no traer complicaciones, en ocasiones se pueden presentar abcesos, un daño permanente en la forma de la uña e incluso diseminación de la infección a tendones, huesos o la sangre.

5 puntos para prevenir la paroniquia

 

  • Cuida tus uñas y la piel alrededor
  • No te muerdas las uñas o padrastros, ni las hurgues. Al retirar un padrastro, debes cortarlo, con cuidado de no dañar la piel; usar un cortaúñas y remojar tus manos previamente es una opción, pero si tienes dudas, mejor busca un especialista.
  • Al hacerte el manicure o pedicure, lleva tus herramientas o verifica que sean correctamente desinfectados, y no te dejes cortar las cutículas.
  • Evita la exposición a detergentes y químicos usando guantes.
  • Corta las uñas de tus pies cada mes, aproximadamente. No deben ser muy cortas y siempre en forma recta.

Sin duda, más allá de un tema estético, morderse las uñas o padrastros, puede terminar en una muy mala experiencia e infección. Cuida tus uñas, revísalas y ante cualquier síntoma o cambio de apariencia, consulta a tu médico para encontrar la causa.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button