Nacional

‘Tenemos éxito’: Así defiende López-Gatell la estrategia de Salud ante COVID en México

Agencias

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, defendió la estrategia del gobierno para contener la enfermedad COVID-19 en el país y aseguró que el hecho de que “se prolongue la epidemia es una manifestación de éxito de las medidas de mitigación”.

Durante la conferencia vespertina sobre el nuevo coronavirus aclaró que, por supuesto, el objetivo no era prolongarla, “no queremos que se prologuen, esa no es la intención. Las medidas (de mitigación) que se hacen no son con el objetivo de prolongar la epidemia, son con el objetivo de reducir el número de personas que diariamente presentan la enfermedad”.

En vez de que el número de casos se presenten en un periodo corto, agregó, y sean muchos por día, saturen los hospitales y la gente muera porque no hay los recursos necesarios para atenderles, el objetivo de la mitigación, “y esto está descrito desde al menos 2005 en los planes de preparación y respuesta ante epidemias semejantes a esta, el modelo ha sido influenza, es que aunque la misma cantidad de personas tenga la infección, los casos se presenten de manera diferida”.

 

El éxito entonces consiste, recalcó, en que como son menos (casos) el mismo día, no se saturan los hospitales, ese es el objetivo uno: reducir el tamaño del pico epidémico, “eso es aplanar la curva”.

El objetivo dos, continuó el subsecretario, es que la llegada del pico, la fecha en la que se llega al punto máximo, no ocurra muy pronto respecto al inicio de la epidemia, cuando la mayoría de los países no están preparados para enfrentarla.

“Ningún país puede estar preparado para un fenómeno como este que no se ha presentado en 100 años”, subrayó.

 

López-Gatell aprovechó este punto para volver a recordar que México tenía un sistema de salud deteriorado, “cuarenta años de un sistema insuficiente, inequitativo, mala inversión, hospitales abandonados”.

Por lo tanto, para lograr tener las condiciones necesarias para enfrentar la epidemia, dijo, “queremos que no se presenten la máxima cantidad de casos en abril, preferimos que se presenten después, porque nos da tiempo y nos ha dado tiempo, de ir expandiendo los hospitales, eso era el objetivo dos”.

El objetivo tres, señaló, es reducir la mortalidad. ¿Cuál es la mortalidad aceptable?, se preguntó. Cero, respondió.

 

“El deseo es que no se muera una sola persona. Pero dada la realidad, entre más se prolonga la epidemia y ocurren la menor cantidad de casos por día, las muertes que ocurran son porque el virus puede causar la muerte, pero no porque alguien se quede sin un ventilador, sin personal especializado en terapia intensiva, sin una cama de hospital”.

En resumen, enfatizó el funcionario, “logramos que hubiera menos casos por día, sobre todo en el pico, logramos desplazar la fecha del pico y hemos logrado que nadie se quede sin atender porque el hospital está lleno, entonces tenemos éxito, pero la epidemia sigue”.

Pero entonces, preguntó una reportera, ¿falló la estadística al decir que el primer ciclo terminaba el 25 de junio?

 

Antes de este cuestionamiento, el funcionario ya había mostrado un video en el que aparecía él en diferentes momentos explicando que la epidemia sería una epidemia larga.

“Hoy salió una nota en medios tantos impresos como electrónicos de comunicadores con amplia experiencia, un grupo pareciera selecto, comentando que López-Gatell dijo que la epidemia se terminaría el 25 de junio, y aluden como elemento referencial la conferencia matutina del 16 de abril, en la que presentamos la curva alta y la curva plana… y en una diapositiva hay una fecha que dice 25 de junio y en la presentación expliqué en qué condiciones podría cumplirse una predicción de esta naturaleza”.

Después, a la pregunta expresa, respondió: “no se trata de falla, los modelos matemáticos no son una bola de cristal, así no funciona la ciencia de la epidemiología matemática. Los modelos son aproximaciones a la realidad, que orientan sobre las decisiones que hay que tomar y las acciones que hay que ejecutar. Hay fenómenos complejos que no se pueden predecir, no se puede predecir cuántos terremotos van a suceder. Lo que se hace con las predicciones es tener aproximaciones bajo supuestos”, explicó.

 

El supuesto en este caso, agregó, era “sí y solo sí la reducción de la movilidad se mantiene en el nivel apropiado. No en todas las entidades federativas se ha logrado mantener una reducción suficiente de movilidad. No se trata de falla, se trata de que la realidad se comporta como es y uno hace predicciones asumiendo ciertos comportamientos esperados”.

También en este punto, el subsecretario aprovechó la defensa de su estrategia para recordar que muchas empresas no cumplieron con la restricción de actividades económicas.

“Esos comportamientos esperados son que la gente se quede en casa, que los gobiernos favorezcan que la gente se quede en casa, que las empresas cierran oportunamente, cosa que no ocurrió y lo tenemos muy documentado, muchas empresas no cerraron a tiempo y mantuvieron a sus trabajadores con la presión de que si no acudían al trabajo podían ser despedidos”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button