Avance

13.3 millones de pesos facturó a gobiernos en Puebla empresa que usó identidad robada

Mantenimiento de Obras y Proyectos Cuenta, la empresa que constituyeron usurpando la identidad de Guillermo Cuenca Cuautle, un joven que vive en silla de ruedas y en situación de pobreza, facturó a gobiernos municipales poblanos y al gobierno del estado 13.3 millones de pesos entre 2018 y 2019

Entre esos contratos está el que firmó el presidente municipal de Atzompa, el municipio en el que vive Cuenca Cuautle, para que “su empresa” distribuyera e instalara depósitos de agua potable de 1,100 litros en la localidad.

A la cifra se suman los 13.6 millones de pesos que obtuvo de contratos con el gobierno municipal de Cuernavaca en 2018, año en que la administración de esa demarcación estaba en manos del exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, hoy gobernador del estado, de acuerdo con la investigación que dio a conocer hace un par de semanas Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

 

Pero de esos 26.9 millones de pesos Cuenca Cuatle, quien a sus 21 años se gana la vida haciendo bolsas para mandado y vendiendo en los cruceros y en las calles flores hechas con latas de aluminio vacías, no ha visto un sólo peso, pues robaron su información personal para constituir ilegalmente la empresa.

De acuerdo con Cuatle Cuenca esos datos los entregó al Sistema DIF estatal en 2017, cuando acudió a solicitar ayuda tras el accidente en donde perdió las dos piernas.

Al organismo gubernamental entregó varios documentos: INE, CURP, comprobante de domicilio y papeles que acreditan su discapacidad.

 

¿Una empresa fantasma?

En los contratos de gobiernos municipales y estatal de Puebla (DIF, Fiscalía General de Justicia, Conalep y Puebla Comunicaciones) que se revisaron para este trabajo se reportan tres direcciones de las oficinas: los altos del número 507 de la 25 poniente de la ciudad de Puebla, en donde se ubican consultorios, pero no la empresa.

El número 8 de la calle Reforma en la Junta Auxiliar San Rafael Comac, en San Andrés Cholula. Una larga calle salpicada de campos de cultivo en la que no fue posible ubicar esa dirección, ni siquiera por los vecinos de la localidad.

Y en la calle Pino de la colonia Lomas de Ocotepec, en Chilpancingo Guerrero. El domicilio registrado en uno de los contratos reportó un gasto bimestral de luz de apenas de 23 pesos, de los cuales 13 fueron de IVA, prácticamente nada para la operación de una empresa que factura millones de pesos cada año.

 

Cuando se buscó vía telefónica en uno de los números marcados en los contratos quien respondió aseguró que ese número era de un menor de edad, “de un niño”. De los tres números registrados en los contratos y documentos oficiales sólo respondieron en uno de ellos, un número del estado de Puebla.

Cuando se pidió hablar con el dueño de la empresa, con Guillermo Cuenca, afirmaron que no se encontraba, que se le buscara más tarde. Y cuando se pidió hablar con alguien a cargo de la compañía, por ejemplo la señora Bárbara Solano Guillén, quien en diciembre de 2018 fue nombrada administradora única de la empresa, simplemente colgaron y ya no volvieron a atender las siguientes llamadas.

Hasta el momento el SAT no tiene aún en el radar el Mantenimiento de Obras y Proyectos Cuenta como empresa que simule actividad empresarial.

 

Contratos, contratos, contratos

La empresa Mantenimiento de Obras y Proyectos Cuenca S.A. de C.V. se registró el 19 de febrero de 2018 y rápidamente comenzó a recibir contratos. Y en el caso Puebla, todos por adjudicación directa o en procedimientos cerrados.

De acuerdo con los contratos que LADO B encontró en la Plataforma Nacional de Transparencia y en páginas gubernamentales el primer contrato que alguien firmó a nombre de Cuenca Cuautle –una firma que utiliza las iniciales del nombre del joven GCC– fue en el municipio de Huehuetlán el Chico, ubicado al sur del estado, cerca de los linderos con Morelos.

Habían pasado tres meses desde que la empresa había sido creada. Y fue un contrato para rehabilitar 200 metros de drenaje sanitario, a cambio de 350 mil pesos IVA incluido.

 

Después comenzaron los contratos con el Sistema de Agua Potable de Cuernavaca. Ahí, de acuerdo con la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción, empezaron a facturar a partir del 1 de junio. El primer pago fue por 44 mil 700 pesos y a lo largo de cuatro meses.

La empresa donde Cuenca Cuatle aparece como accionista, recibió 204 facturas por montos similares, hasta que la suma alcanzó los 13 millones 653 mil pesos. Siete días después de la primera factura en Cuernavaca se firmó un nuevo contrato, ahora con el ayuntamiento de Zacatlán por un millón 273 mil pesos.

 

En el resto del segundo semestre llegaron otros contratos con Huehuetlán y Zacatlán, además del Conalep poblano, y con el municipio de Atzompa, donde vive Cuenca Cuautle. El año concluyó con ingresos por 3.1 millones de pesos de entidades poblanas, más lo que ya habían facturado en Cuernavaca, más de 16 millones en menos de un año de vida.

Un dato raro, los dos contratos con el Conalep registraron un RFC diferente al de la empresa, es un RFC que corresponde a otra compañía, una de consultoría comercial y administrativa que recibió un contrato de 2.1 millones de pesos por quitar malezas y escombros a edificios a resguardo de la Secretaría de Finanzas y del estado de Puebla.

 

El DIF: 2019

El año arrancó con contratos por parte de dos entidades del gobierno de Puebla, entonces encabezado por Antonio Gali Fayad, Puebla Comunicaciones y el Sistema DIF estatal –el mismo al que Cuenca Cuautle le había entregado sus datos– le firmaron tres contratos por 455 mil pesos.

Luego llegaron los contratos de los municipios de cuatro municipios poblanos: Felipe Ángeles, San Salvador el Seco, Jolalpan, Chietla.

En 2019 también logró un contrato con la Fiscalía General de Justicia del estado por 1.5 millones de pesos por el traslado de 728 vehículos asegurados.

 

Al cierre del año la empresa registró ingresos contractuales por 8.3 millones. En 2020, el año de la pandemia, la empresa todavía logró un acuerdo el ayuntamiento de San Pedro Cholula de 1.8 millones de pesos por arrendamiento de maquinaria.

De esos millones Guillermo Cuenca Cuautle no vio un solo peso, sigue viviendo en una casa en obra negra con techo de lámina, y con suelo de tierra, a la que llega en una vereda rodeada de milpas.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button