Salud

7 datos que debes conocer sobre el ictus

La mayoría de la gente piensa que el ictus es una enfermedad del cerebro que afecta a las personas de cierta edad. Sin embargo ello no es verdad, ya que los datos muestran que cada vez son más los jóvenes los que pueden sufrir un ictus. Esto se debe a una serie de causas como son el colesterol o la diabetes. Es importante por tanto saber mucho más sobre el propio ictus para intentar prevenirlo.

 

Una enfermedad en alza

 

En los últimos años son muchas las personas las que suelen sufrir un ictus. La relevancia de esta enfermedad es tal que se encuentra como la segunda causa de muerte general en nuestro país. En el caso de las mujeres, el ictus es la primera causa de fallecimiento, de ahí la importancia de poder prevenir el mismo.

 

Se puede llegar a prevenir

 

Es verdad que con el paso de los años el riesgo de sufrir un ictus es mucho mayor. Hay otra serie de factores que también pueden provocar que una persona lo llegue a sufrir como es el caso de los antecedentes familiares.

 

Sin embargo, la gran mayoría de los casos de ictus se deben a una serie de factores de riesgo, que se pueden llegar a prevenir si se sigue una vida lo más saludable posible.

 

La hipertensión y el ictus

 

Si la persona sufre de hipertensión tiene un mayor riesgo de sufrir un ictus a lo largo de su vida. Es por ello que los profesionales aconsejan el controlar todo lo que se pueda la tensión y evitar tenerla demasiado alta. Si sufres de hipertensión es importante el evitar tomar sal en las comidas y no consumir ciertos alimentos ricos en sodio como es el caso de los productos precocinados o los embutidos.

 

Cuidado con el colesterol

 

El colesterol alto es otro de los factores de riesgo a la hora de sufrir un ictus. Cada vez son más las personas menores de 40 años que sufren un ictus a causa de tener el colesterol más alto de lo normal. Los expertos recomiendan el evitar el consumo de grasas saturadas y optar por grasas saludables como las del aceite de oliva virgen extra o la del pescado azul.

 

Vigilar el azúcar en la sangre

 

Es muy importante el vigilar los niveles de azúcar en la sangre a la hora de prevenir el riesgo de sufrir un ictus. Las personas que padecen diabetes deben seguir una dieta libre de azúcares y hacer ejercicio de una manera habitual.

 

Aparte de reducir el consumo de azúcares es importante el controlar el consumo de hidratos de carbono ya que los mismos favorecen altos niveles de azúcar en la sangre.

 

Sufrir arritmias aumenta el riesgo de ictus

 

Casi la mitad de los ictus que se producen en nuestro país se deben a las arritmias que sufre la persona. En el caso de padecer algún tipo de arritmia es importante el acudir al médico ya que la misma puede aumentar el riesgo de sufrir un ictus.

 

Actuar lo más rápido posible

 

El ictus es una enfermedad en la que la celeridad es clave a la hora de evitar males mayores. Es esencial por tanto el acudir al médico dentro de las 24 horas desde que se producen los primeros síntomas.

El actuar a tiempo es clave a la hora de evitar graves secuelas a nivel cerebral. Cuando los médicos reciben un aviso sobre un posible caso de ictus, activan lo que se conoce como “Código Ictus” y tratar a la persona lo más rápido posible.

A día de hoy, se ha avanzado mucho en lo que al tratamiento del ictus se refiere. Un buen tratamiento es clave a la hora de que el paciente no tenga ningún tipo de secuelas.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver
Close