Avance

Alertan sobre despachos cobrones; proliferan en crisis económicas

Compran cartera vencida a los bancos y tratan de recuperar la mayor cantidad de dinero presionando a los deudores, incluso si ya regularizaron su situación

CIUDAD DE MÉXICO.

El Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia alertó sobre la operación de seudodespachos de cobradores que utilizan trampas legales para amenazar a las personas, que tengan o hayan tenido una deuda, con embargos o, en su defecto, piden dinero a cambio de no realizar dicha acción.

Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano, indicó que la práctica de seudodespachos de cobranza es añeja y se remonta hasta la época de los 70, pero las situaciones económicamente difíciles, como la que está generando la pandemia de covid-19, se prestan para que cobradores oportunistas traten de usar trampas legales para amenazar y despojar a deudores y exdeudores de sus bienes.

Durante 2020, el Consejo Ciudadano lleva contabilizados 29 casos de intentos de extorsión bajo la modalidad de amenazas de presuntos despachos de cobranza.

Son organismos, para no llamarles empresas, que podrían estar en violación del artículo 209 bis del Código Penal que se relaciona con la idea de plantear la intención de requerir el pago de una deuda propia o de quien funge como referencia o aval, es lo que a veces aparece en tercer lugar, el aval.

(El artículo) se refiere a aquellas personas que utilicen medios ilícitos que efectúan actos de hostigamiento o intimidación, a ese tipo de personas se puede imponer prisión de seis meses a dos años y una multa de 150 a 300 días de salario mínimo”, explicó Chiprés. Dicha sanción económica equivale de 18 mil 483 a 36 mil 966 pesos.

En este modus operandi, los cobradores suelen entregar cartas o supuestos citatorios no oficiales en donde amenazan con ejecutar un embargo en el domicilio del deudor o exdeudor, forzando cerraduras y decomisando autos, computadoras y otros aparatos electrónicos.

Estas personas amagan con el arresto de quienes se resistan al supuesto embargo y, para no realizarlo, piden depósitos de miles de pesos a una cuenta bancaria en donde no se detalla quién es el titular.

Los seudodespachos de cobranza regularmente compran cartera vencida a bancos y tratan de recuperar el máximo de dinero presionando a las personas que están en esos padrones de deudores, incluso, si éstos ya han regularizado su situación financiera.

Guerrero Chiprés indicó que los cobradores aprovechan una situación real de una deuda que existe o existió y la magnifican a su conveniencia, por lo que recomendó a los deudores regularizar su situación para evitar este tipo de extorsiones.

Asimismo, apuntó que si una persona ya no es deudora y los cobradores lo siguen amenazando con un embargo puede recurrir a la policía para hacer valer la ley.

 

ASÍ LO DICE LA LEY…

DELITO DE COBRANZA ILEGITIMA

ARTÍCULO 209 BIS CÓDIGO PENAL DEL DF. Al que con la intención de requerir el pago de una deuda, ya sea propia del deudor o de quien funja como referencia o aval, utilice medios ilícitos e ilegítimos, se valga del engaño, o efectúe actos de hostigamiento, e intimidación, se le impondrá prisión de seis meses a dos años y una multa de ciento cincuenta a trescientos días de salario mínimo, además de las sanciones que correspondan si para tal efecto se emplearon documentación, sellos falsos o se usurparon funciones públicas o de profesión.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver
Close