Opinión

Algo que vale la pena leer

Exhalación

ALBERTO BOARDMAN

 

“La gente está hecha de historias. Nuestros recuerdos no son la acumulación imparcial de cada uno de los segundos que hemos vivido, son la narrativa que hemos ensamblado a partir de momentos escogidos” Ted Chiang

 

La ciencia ficción en la literatura nos permite imaginar modelos posibles a desarrollar en los campos de la ciencia física, matemática, natural y social. De esta manera, cumple el objetivo de divertir, instruir y advertir al mismo tiempo, lo cerca que puede estar la imaginación de la realidad.

 

Por sus propias características este tipo de narrativa suele ser distópica, y por ende, no pocas veces pesimista. Sin embargo, existen autores que logran traspasar esa frontera para convertirse en referentes por su  gran capacidad de dilucidar acerca de un futuro optimista, sin dejar a un lado la experiencia de una buena obra de ficción.

 

Esto sucede por ejemplo, con Ted Chiang, que con tan sólo diecinueve narraciones cortas a lo largo de tres décadas de vida literaria, ha sido galardonado a cuatro premios Hugo, cuatro Nébula, seis Locus y el British Science Fiction Association Awards, que constituyen las más altas condecoraciones dentro del género.

 

Durante el pasado 2020, Chiang nos sorprendió con su última obra de creación literaria: “Exhalación”, editado para México ese mismo año y con apenas 345 páginas. Se trata de una recopilación de cuentos que integra algunos previamente publicados en revistas de divulgación y varios inéditos, entre los que podemos encontrar desde alquimistas que viajan en el tiempo a través de puertas no tan comunes; niñeras automatizadas en la época victoriana o mascotas virtuales educadas como niños, cuentos aderezados con interesantes reflexiones en torno al tiempo, la memoria y el lenguaje.

 

Las historias de Chiang se caracterizan por un estilo lleno de vitalidad con una perspectiva ampliamente optimista que no solamente instruye, si no que al mismo tiempo, abre nuestra percepción a un pensamiento filosófico encauzado a la poca distancia existente entre la realidad y la ficción.

 

“Nada borra el pasado. Existe el arrepentimiento, existe la enmienda y existe el perdón. No hay más, pero con eso basta”. Ted Chiang

 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver
Close