Internacional

Biden promete su apoyo inquebrantable a Ucrania ante Rusia

En los últimos días, responsables ucranianos y estadounidenses habían manifestado su inquietud por la llegada de miles de soldados y de material ruso a la frontera entre Rusia y Ucrania

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO

 

El presidente estadounidense, Joe Biden, prometió este viernes a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, que apoyará la soberanía de Ucrania frente a Rusia, acusada de desplegar tropas en la frontera ucraniana.

El presidente Joe Biden “afirmó el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a la soberanía e integridad territorial de Ucrania frente a la agresión en curso de Rusia en Donbás y Crimea” durante una conversación telefónica con Zelenski, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, el dirigente ucraniano ensalzó la “alianza crucial” con Washington, tras esa llamada.

 

En los últimos días, responsables ucranianos y estadounidenses habían manifestado su inquietud por la llegada de miles de soldados y de material ruso a la frontera entre Rusia y Ucrania, en un contexto de tensiones entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Unas tensiones que han puesto a prueba los primeros meses de la presidencia de Joe Biden, pues las relaciones entre Moscú y Washington se han enfriado y Moscú llegó incluso a llamar a consultas a su embajador en Washington.

El jueves por la noche, mientras que Kiev expresó abiertamente su preocupación por los movimientos de tropas rusas, Washington advirtió a Moscú que debería abstenerse de realizar cualquier “acto de provocación”.

 

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov replicó este viernes al asegurar que una acción militar de la OTAN a favor de Ucrania “traerá consigo medidas suplementarias de parte rusa para garantizar su seguridad”.

Peskov precisó sin embargo que Rusia “no está amenazando a nadie” y su retórica es “totalmente constructiva”.

En paralelo, el ejército ruso anunció este viernes la realización de ejercicios militares destinados a simular la defensa frente a un ataque de drones en una región situada cerca de Ucrania.

 

Este mismo viernes, el viceministro ruso de Exteriores, Andrei Rudenko, ya había garantizado que Moscú no quiere un conflicto armado con Kiev, y aseguró que las preocupaciones de Ucrania sobre la concentración de tropas rusas eran una “falsificación” de información destinada a “distraer la atención de problemas internos” que conoce el país.

Rudenko exhortó a Ucrania a la “prudencia” y a “abstenerse de medidas que provocarían un conflicto”.

El jueves, el Kremlin había indicado que Rusia desplazaba sus tropas en su propio territorio tal y como le parecía, e instó tanto a Kiev como a los países occidentales “a no preocuparse”.

 

– EJERCICIOS DE “EQUILIBRISMO” –

Pero Kiev asegura que Moscú está preparando la entrada de su ejército en los territorios separatistas.

No obstante, según el analista militar ruso Alexander Golts, los movimientos de tropas rusos y la amenaza de una escalada persiguen “servir de instrumento de negociación diplomática con Occidente”, en un periodo de crispación y sanciones.

 

En los próximos meses, se producirá un ejercicio de equilibrismo: amenazaremos con estar locos y a punto de desencadenar una guerra”, explicó a la AFP.

Sin embargo, según él, todo esto no es más que una estratagema, pues las tropas rusas en cuestión, varios millares según medios ucranianos, no parecen suficientes como para perpetrar una verdadera ofensiva. Además, el tiempo lluvioso de Ucrania en esta época del año complica aún más cualquier desplazamiento de material militar.

 

Rusia ha sido acusada de apoyar financiera y militarmente a los separatistas prorrusos, pero Moscú siempre lo ha negado.

La guerra en el este de Ucrania estalló en 2014, después de que Rusia anexara Crimea, y según la ONU, se ha cobrado más de 13.000 vidas.

Tras la tregua de la segunda mitad de 2020, el conflicto en el este de Ucrania ha registrado desde enero varios enfrentamientos armados que han causado la muerte de 20 soldados ucranianos. Ambos bandos se culpan mutuamente de la escalada.

 

A pesar de los acuerdos de paz firmados en Minsk en 2015 y de varias reuniones entre los dirigentes ruso y ucraniano apadrinadas por Alemania y Francia, el conflicto está estancado.

Las tensiones de los últimos días generaron múltiples contactos entre altos responsables militares estadounidenses y ucranianos, así como entre Washington y sus aliados de la OTAN. También hubo contactos entre los Estados Mayores de Moscú y Washington.

Francia, que tiene un rol de mediador en el conflicto de Ucrania, afirmó por su lado este viernes que no creía en una escalada de las tensiones, aunque abogó por permanecer “muy prudente”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *