Avance

Busca ser magistrado en medio de polémica; ya entregó documentación

Hernán Jesús Vega fue delegado de Migración en 2009 y se le vinculó con una red de explotación de costarricenses

CIUDAD DE MÉXICO.

Hernán Jesús Vega Burgos, quien fuera delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), y que en 2009 tuvo que dejar el cargo al ser acusado de los delitos de trata de blancas y corrupción, se inscribió en el proceso convocado por el Senado de la República para elegir a 21 Magistrados Electorales Locales de todo el país.

De acuerdo con una lista en la que aparecen varios aspirantes que buscan esa designación por Yucatán, Vega Burgos envió la documentación en lo que es la primera fase del proceso que concluirá el próximo 17 de octubre.

Vega Burgos fue titular de la delegación del INM desde el 1 de septiembre de 2007 y se mantuvo en el cargo hasta el 17 de junio de 2009, cuando tuvo que dejar el puesto luego de que en Yucatán se descubrió una red de trata de blancas, principalmente costarricenses, que eran llevadas a la entidad por una mujer de nombre Keysi González Corrales, presunta lenona que las mantenía  retenidas en una casa de la colonia México y a quien se le dio el sobrenombre de la Madame.

Antes de trabajar para el INM, Vega Burgos fue subprocurador de Delitos Electorales de la Procuraduría General de Justicia de Yucatán.

En el caso de la red de trata de blancas descubierta en Yucatán, a Vega se le acusó de cobrar, en dinero y con favores deshonestos, los permisos para que las costarricenses estuvieran en la entidad sin problemas con su situación migratoria.

Aunque él siempre negó todo, durante el proceso de investigación se le citó a comparecer en una audiencia en la que por sorpresa se le careó con una de las jóvenes, que aseguraba ser obligada a prostituirse.

Durante el interrogatorio, la víctima identificó a Vega como la persona con quien era obligada a sostener relaciones.

En su declaración, la joven afirmó que las extranjeras que llegaban a México, eran obligadas por Keisy a sostener relaciones con el acusado.

Las amenazaban de que serían golpeadas y violadas, como había ocurrido con otras chicas.

Luego del careo, Vega Burgos cambió su condición de testigo a indiciado y el caso llegó a la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

Sin embargo, en el proceso se cometieron errores en la investigación, violación de procedimientos y mala integración de los expedientes por parte de la procuraduría estatal, por lo que se le dejó en libertad.

Proceso

El Senado ya recibió los documentos de los interesados en ser candidato, entre los que está Vega Burgos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button