Nacional

CdMx sigue en Semáforo Rojo por aumento de casos de COVID; lanza programa para “reactivar sin arriesgar”

El 14 de enero, el Valle de México alcanzó el 90 por ciento de su capacidad hospitalaria, tal como lo informó Sheinbaum Pardo, quien precisó que se tuvo un incremento del uno por ciento frente al día anterior. En el último reporte de la emergencia sanitaria en la ciudad se superó la previsión que hizo el Gobierno capitalino.

Agencias

Ciudad de México

 

La Ciudad de México continuará en Semáforo Rojo, a pocos días de que se cumpla un mes de que se retornara en el semáforo epidemiológico, debido al incremento de casos, hospitalizaciones y fallecimientos por el nuevo coronavirus, según informó la Jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo.

El Gobierno de la ciudad precisó que tiene un 87.4 por ciento de ocupación hospitalaria de pacientes COVID.

 

Las autoridades capitalinas añadieron que las últimas cifras de incrementos en hospitalizaciones y casos probablemente se deben al periodo vacacional del 24 de diciembre al 1 de enero, pues quienes enferman del nuevo coronavirus suelen tener síntomas graves hasta después de 10 o 15 días.

Sin embargo, aunque en la Ciudad de México siga la “Alerta Máxima” por la emergencia sanitaria, la Alcaldesa de la capital aseguró que se implementarán medidas para reactivar algunas actividades económicas “sin arriesgar” a la población a los contagios de la nueva enfermedad.

 

“En la última semana hemos tenido cuatro mil 464 ingresos hospitalarios, desde el viernes pasado y hasta el día de ayer. Es un incremento en comparación con la semana anterior, luego de tres semanas de estabilidad y queremos que recuerden, como ustedes saben, los incrementos se reflejan entre 10 y 15 días después de una exposición a la COVID-19, porque pasa todo el periodo de incubación, el periodo de sintomatología leve y el periodo de síntomas más graves. Estos ingresos de las últimas semanas, nosotros creemos que están relacionados a la semana del 24 de diciembre al 1 de enero, es decir, hace ya dos semanas”, indicó el titular de la Dirección General de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark García Dobarganes.

La Ciudad de México cuenta hasta el día de hoy con siete mil 112 personas hospitalizadas, de las cuales cinco mil 324 están en camas generales y mil 788 en camas con intubación. Como se confirmó un día antes, en el Valle de México se alcanzó la cifra de nueve mil 677 hospitalizaciones; de éstas, siete mil 674 son de pacientes en camas generales y dos mil 301 en camas de intubación.

Clark García informó que se pidió a los hospitales COVID que se hiciera una encuesta a los pacientes para que señalaran en dónde consideran que pudieron contagiarse. Aunque el 36 por ciento destacó que no tiene alguna idea, el 26 por ciento de los encuestados apuntó que pudo ser en reuniones familiares o con amigos durante las fiestas decembrinas.

Un 12 por ciento consideró que se contagiaron en el trabajo, mientras que el ocho por ciento señaló que pudo ser en el transporte público. Tan sólo el seis por ciento piensa que contrajo la enfermedad durante una salida vacacional y un 11 por ciento consideró que fue por otras causas.

Gracias a este sondeo, el Gobierno de la Ciudad de México recalcó, una vez más, que se deben evitar las reuniones, pues son las que más representan un riesgo de contagio.

 

“Evitemos fiestas y reuniones, éstas representan un alto riesgo de contagio porque suelen ocurrir en espacios cerrados, la gente no usa el cubrebocas, hay contacto cercano entre las personas y como son nuestros amigos y familiares, luego bajamos un poco la guardia y nos sentimos más seguros de lo que en realidad deberíamos sentirnos”, recalcó el encargado de la Agencia Digital.

En contraste, la capital del país retomará algunas actividades que representan muy bajo riesgo de contagio, y a las cuales se les aplicarán medidas sanitarias sumamente estrictas. En ese sentido, Eduardo Clark señaló que las actividades al aire libre representan un riesgo mínimo de contagio por aerosoles, por ello, anunció que se reabrirán los restaurantes al aire libre, los comercios esenciales del Centro Histórico (modalidad para recoger y atención en ventanilla), y las clases deportivas y gimnasios al aire libre.

 

Espacios que podrán ocupar los restaurantes de la ciudad para reanudar operaciones. Foto: Captura de pantalla.

Para los restaurantes, la Ciudad de México implementará únicamente el servicio en terrazas y mesas al exterior, con un aforo máximo del 30 por ciento. Podrán brindar servicio a no más de cuatro personas por mesa y sólo hasta las 18:00 horas. Después de este horario, el servicio deberá ser para llevar. Todos los restaurantes que reabran deberán contar obligatoriamente con el uso del código QR para localizar posibles casos COVID.

 

“Por esta razón, a partir del 18 de enero, y en coordinación con permanente con las cámaras empresariales y el sector restaurantero, la primera medida que queremos anunciar es la de los restaurantes al aire libre. Las reglas que hemos definido, donde ellos están plenamente de acuerdo con cumplirlas, son el consumo en el establecimiento hasta las 18:00 horas, después de esa hora un estricto servicio para llevar. El servicio únicamente se puede realizar en terrazas y mesas al exterior colocadas en zig zag y a una distancia de 1.5 metros entre ellas, para permitir la sana distancia. Otro punto muy importante tiene que ver con no más de cuatro personas por mesa y finalmente el uso obligatorio del código QR para que si cualquiera de las personas que asistió sale positiva a COVID-19, podamos notificar tanto al resto de los comensales, así como al personal que laboró en el establecimiento”.

El Gobierno de la Ciudad de México acordó con los restauranteros que podrán instalar sus mesas al aire libre ocupando terrazas o espacios descubiertos, estacionamientos propios, banquetas, franjas de estacionamiento sobre arroyo vehicular (estacionamiento habilitado) o un carril sobre el arroyo vehicular. Sin embargo, el anunció de la administración de Claudia Sheinbaum Pardo enfatizó que los lugares están mencionados por orden de prioridad y que “deberán agotar cada opción antes de optar por la siguiente”. Además, no podrán colocarse enseres en el arroyo vehicular de vías primarias, de acceso controlado, ciclovías, ciclocarril ni en carriles exclusivos para circulación de transporte público.

 

Ejemplo de colocación de mesas al aire libre en restaurantes de la CdMx. Foto: Captura de video.

Aquellos restaurantes que deseen abrir nuevamente sus instalaciones deberán registrarse en covid19.cdmx.gob.mx/medidasaanitarias para imprimir la carta compromiso y exhibirla en un lugar visible de su comercio. El registro es gratuito e inmediato y no requiere de ningún otro trámite ni autorización de alguna autoridad. Cabe destacar que el consumo en restaurantes también será válido en el Estado de México, tal como lo anunció el homólogo de Sheinbaum Pardo, Alfredo del Mazo.

 

En el caso de los servicios esenciales en el Centro Histórico, sólo se operará en modalidad de recoger en ventanilla con cita previa o esquemas de ventas por teléfono o en Internet, con ello se pretende reducir el tiempo de espera de los clientes para que pasen el menor tiempo posible en el lugar. También será obligatorio el uso del cubrebocas y que los comercios tengan las cortinas cerradas sin permitir el ingreso al espacio cerrado. Aún con ello, los comerciantes tendrán la obligación de asegurar la sana distancia al exterior del lugar.

Para el caso de las actividades deportivas, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México indicó que se podrán dar clase deportivas siempre y cuando sean al aire libre y se garantice la distancia social, con esto, se permitirá el uso de espacios abiertos como parques y jardines.

Por último, los supermercados de la capital podrán operar las 24 horas, los siete días de la semana (si así lo desean), con la finalidad de evitar aglomeraciones y reducir riesgos de contagios.

EDOMEX TAMBIÉN EXTIENDE SEMÁFORO ROJO

Esta mañana el Gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, informó que el Semáforo Rojo también se extenderá al menos una semana en la entidad debido al incremento de casos positivos y hospitalizaciones de pacientes con COVID-19.

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter, el mandatario priista indicó que en el estado ya se alcanzó una cifra más alta que la que se reportó en junio del 2020, que se tenía como referencia del pico máximo de casos de coronavirus.

 

“Seguimos en Semáforo Rojo, con un alto riesgo de contagio y con una gran demanda de atención hospitalaria. Tenemos las cifras más altas de personas hospitalizadas y de pacientes intubados en lo que va de la pandemia. Hemos rebasado los máximos históricos que se habían presentado en junio del año pasado”, precisó el mexiquense.

El Gobernador consideró que las estrategias que se han implementado para combatir el SARS-CoV-2 sí dan resultados, pero reconoció que no son suficientes para disminuir el ritmo de contagio y el número de hospitalizaciones.

 

 

Hasta el momento, el Estado de México cuenta con una saturación hospitalaria del 84 por ciento, porcentaje del cual sólo 505 personas han requerido ser intubadas, según afirmó Del Mazo.

 

“Nuestra prioridad es, y seguirá siendo, cuidar la salud de todas y de todos para salvar más vidas. En nuestro estado ya iniciamos con la aplicación de la vacuna. Estamos empezando con los 46 mil médicos, enfermeras y trabajadores del sector salud que están en la primera línea de atención a pacientes COVID. Continuaremos después con todo el personal para llegar a la totalidad; son 127 mil trabajadores de la salud”, destacó en su mensaje de poco más de dos minutos y medio.

Del Mazo Maza indicó que esta semana se aplicaron 39 mil vacunas, por lo que la vacunación del sector salud se terminará en las próximas dos semanas. También subrayó que la entidad ha llegado a aplicar más de 15 mil pruebas diarias y que se continuará ampliando la capacidad hospitalaria para enfermos de COVID-19.

 

“Estamos utilizando los hospitales municipales para tratar otros padecimientos y así, liberar camas para pacientes COVID. Seguimos en Semáforo Rojo, por lo que sólo se permiten las actividades esenciales. La venta de alimentos es una actividad esencial, por ello, en coordinación con la Ciudad de México, se permitirá el consumo en espacios abiertos. En todo momento se deberá priorizar el cuidado de la salud de todo, por lo que es necesario mantener y reforzar las medidas sanitaria”, finalizó.

HOSPITALES COVID DEL VALLE DE MÉXICO AL 90%

El 14 de enero, el Valle de México alcanzó el 90 por ciento de su capacidad hospitalaria, tal como lo informó Sheinbaum Pardo, quien precisó que se tuvo un incremento del uno por ciento frente al día anterior. En el último reporte de la emergencia sanitaria en la ciudad se superó la previsión que hizo el Gobierno capitalino.Sin embargo, la mandataria de la ciudad recalcó que no se dejará de brindar atención a los pacientes COVID, sobre todo, a aquellos que se encuentran sumamente graves.

 

“Como ustedes saben, en la Ciudad de México tenemos una ocupación hospitalaria entre el 88 y el 90 por ciento”, precisó la Alcaldesa.

En ese sentido, anunció la ampliación de la capacidad hospitalaria, la cual tuvo un crecimiento del 38 por ciento del 15 de diciembre al 12 de enero. Sheibaum detalló que el Instutito Mexicano del Seguro Social (IMSS) aumentará 211 camas, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) sumará 150.

Por su parte, los hospitales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrán 20 camas más y el Hospital de Topilejo, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), tendrá 100 camas más funcionando a finales del mes de enero.

 

Transeúntes de la Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro.

Un día antes, el 13 de enero, Sheinbaum informó que se habilitarían 120 camas en el Hospital General de Tláhuac del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debido al incremento acelerado en hospitalizaciones de los últimos días.

El viernes pasado, la Alcaldesa de la ciudad había adelantado que con la ampliación de camas se pondrían a disposición 75 con ventilación y 25 camas para intubación.

Desde mitad de noviembre del 2020 y hasta enero del 2021, la saturación hospitalaria en la ciudad ha aumentado drásticamente. Foto: Cuartoscuro.

Según los datos del miércoles 13 de enero, la saturación hospitalaria de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se encontraba con cinco mil 165 camas generales y mil 747 camas con ventilador, en este sentido, la tendencia al alza que se dio desde el pasado 11 de noviembre del 2020 continúa en crecimiento.

Ayer, se reportaron más de siete mil 013 personas hospitalizadas, de las cuales, cinco mil 231 están en camas generales y mil 782 en terapia intensiva.

Por ello, el Gobierno de Claudia Sheinbaum anunció la habilitación de la atención especializada en COVID-19 con un programa “en casa”, el cual se nutrirá con el servicio de personal médico privado.

 

Con dicho programa, logrado por un convenio entre el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) e instituciones privadas, se espera atender un promedio de seis mil casos en los hogares, además de los 500 casos diarios que ya se atienden en hospitales de la Sedesa.

Este esfuerzo de la Ciudad de México funcionará bajo la vigilancia del Locatel y la línea 911. A partir de ellas, el paciente podrá solicitar atención para el nuevo coronavirus, se registrará y se le dará seguimiento a su caso a través de un expediente clínico.

 

 

Según la Secretaria de Salud de la capital, Oliva López Arellano, a los pacientes se les brindará asistencia 24 horas y contarán con evaluación de especialistas. También tendrán monitoreos a distancia, estudios de laboratorio, consultas médicas presenciales y remotas, servicio de enfermería y el traslado a hospitales en caso de que sea totalmente necesario.

Además, se les entregará un kit de seguimiento que incluirá un baumanómetro, oxímetro y termómetro, más medicamentos e insumos necesarios para la atención.

 

“De esta manera, se puede hacer una atención temprana de la enfermedad, sin la necesidad de llegar a un hospital, pero con medicamentos y seguimiento médico en casa y esto abre la posibilidad de tener una capacidad hospitalaria, si es que sigue creciendo la enfermedad en la ciudad, de una manera más amplia que la que teníamos en su momento”, recalcó Claudia Sheinbaum Pardo.

LA COVID-19 EN MÉXICO

 

México alcanzó el 14 de enero un millón 588 mil 396 contagios de COVID-19, en el último día se sumaron 16 mil 495 casos al registro oficial, la cifra más alta desde el inicio de la epidemia.

Además, la enfermedad ha causado la muerte de 137 mil 916 personas; 999 defunciones se contabilizaron en las últimas 24 horas.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, informó que se han estudiado 3 millones 999 mil 407 casos como sospechosos, un millón 993 mil 22 dieron resultados negativos.

 

Los últimos datos de la Secretaría de Salud muestran que seis entidades del país tienen una ocupación hospitalaria de más del 70 por ciento para pacientes que requieren una atención general por la COVID-19.

La Ciudad de México, el Estado de México y Nuevo León encabezan la lista de las entidades más saturadas, con ocupación del 91, 84 y 83 por ciento, respectivamente.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *