Nacional

“Celebro que haya servido el muro”. Hubo marros, sopletes y hasta hombres infiltrados

Después de las protestas por el Día Internacional de la Mujer

Agencias

Ciudad de México

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que ayer en las movilizaciones de las mujeres en el Zócalo de la capital del país hubo hombresprovocadores, y que también se usaron marros y sopletes para tratar de derrumbar el muro.

Durante su tradicional encuentro matutino con la prensa, consideró que “se pudo evadir el acoso, que no se cayó en la trampa de la violencia del día de ayer y que se resistió frente a la provocación”, por ello, agradeció a “los encargados de la seguridad de la ciudad, de manera especial a las mujeres policías, que resistieron estoicamente la agresión y que no cayeron en la provocación”.

 

“Se puede decir que fueron agredidas y no se agredió a manifestantes, a quienes protestaron. También celebro que haya ayudado el muro porque fue evidente que querían vandalizar el Palacio Nacional”, aseguró López Obrador.

Desde Palacio Nacional, señaló que si no se ponía “el muro, se hubiera puesto en riesgo a mucha gente”, a quienes protestaron, entre ellos, “hombres también, como siempre, provocadores, infiltrados, y se hubiese puesto frente a frente con las mujeres policías y hubiese habido muchos riesgos”.

“Es justo luchar por la igualdad de las mujeres, desde luego que se tiene que hacer todo para evitar la violencia contra las mujeres, lo que estamos haciendo como nunca, todos los días. Desde luego que se tiene que luchar por la igualdad de hombres y mujeres combatiendo la pobreza, enfrentando el racismo, la discriminación. Todos los días. Eso es la transformación. Por eso sostengo que en este movimiento si hay mujeres que sinceramente defienden la causa de la igualdad, también hay muchos infiltrados con otro propósito. Lo que quieren es debilitar al Gobierno, debilitar al Presidente”, subrayó.

Ayer, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México (SSC-CdMx) dijo tener “evidencia videográfica” de la infiltración de hombres en las manifestaciones, formando parte de grupos violentos que “agredieron insistentemente a las mujeres policías con varillas y martillos”, y cometieron otros actos vandálicos.

 

Según detalló en una publicación de Twitter, también “se registró la participación de un hombre embozado”, que habría participado en la vandalización de algunos locales de la ciudad.

Por su parte, la Subsecretaria de Desarrollo Institucional, Marcela Figueroa, confirmó que “a lo largo de la manifestación se identificaron hombres infiltrados que agredieron al personal policial femenino que se encontraba en resguardo de la manifestación”, y en conferencia de prensa reiteró que fueron precisamente esos hombres los que encabezaron las agresiones, que han dejado un saldo de 62 funcionarias y 19 civiles heridas.

 

“19 policías y una civil requirieron hospitalización. Por fortuna, están todas estables”, precisó a continuación Figueroa, que detalló que tres de las heridas necesitaron collarín, otras tres se encuentran “con los brazos inmovilizados” y dos se han quedado “sin poder caminar por las lesiones”. “Ninguna requirió permanecer hospitalizada y todas seguirán tratamiento médico en sus domicilios”, añadió.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital aclaró en un mensaje posterior a los hechos denunciados que “las mujeres policías que participaron en la marcha no portan ningún tipo de armas, ni de fuego ni de balas de goma, gases o químicos”, y que “únicamente utilizan equipo de protección personal, como medida de contención”.

 

 

Sin embargo, las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer en la capital de México, en cuyo centro histórico se movilizaron cientos de mujeres para denunciar la violencia de género que azota al país latinoamericano, estuvieron en todo caso marcadas por los disturbios y por la dureza con la que la Policía reprimió a las manifestantes, a las que sí arrojaron gas lacrimógeno según se acercaban al Palacio Nacional.

TRAÍAN SOPLETES, MARROS Y MARTILLOS: AMLO

Asimismo, el mandatario mexicano insistió en que “afortunadamente el muro ayudó a detener la provocación aunque traían sopletes, marros y martillos“; sin embargo, destacó que “no hubo, sobre todo, daños a las personas”.

“Desde luego sí, mujeres policías quemadas que están siendo atendidas, no graves, afortunadamente. Ni civiles ni policías graves. Salimos bien. Esto yo creo que muestra con claridad que somos distintos, que no somos represores, que se garantizan las libertades, se evita la confrontación, se evita la violencia y vamos a seguir adelante con el proceso de transformación del país”, sentenció.

El Jefe del Ejecutivo federal sostuvo que “esto no sucedía antes, cuando estaban saqueando impunemente a México. Esto es nuevo. Estas protestas en contra del Gobierno con la bandera del feminismo cuando en realidad todo esto está impulsado por el conservadurismo que está sintiendo afectados sus intereses y privilegios”.

 

“Hasta me extrañó que ahora los medios de información, como fue tan evidente la provocación, no salieron a defender a quienes se manifestaron con violencia como sucede en otros casos. No salieron a lanzarse en contra del Gobierno los medios nacionales. Los internacionales sí”, agregó.

 

Además, el Presidente celebró que “haya profesionalismo, objetividad y que no se esté fomentando la violencia aún con las diferencias que tenemos, que digamos no a la violencia de manera rotunda. No se justifica la violencia bajo ninguna circunstancia. No hay razón para el uso de la fuerza bruta”.

Las declaraciones de López Obrador ocurren un día después de la marcha en Ciudad de México del Día de la Mujer, que convocó a cerca de 20 mil personas y tuvo la vigilancia de unas mil 700 mujeres policías, según las autoridades locales.

 

El punto álgido de la protesta ocurrió en el Zócalo, donde un grupo de mujeres derribó parte de la inédita valla metálica que el Gobierno colocó para proteger el Palacio Nacional, donde vive y trabaja el Presidente.

En la marcha la policía arrojó gas de extintores sobre las mujeres que intentaban derribar la cerca, que el Gobierno había presumido días antes como un “muro de la paz”.

 

En la protesta también hubo reportes de 60 policías que encapsularon a dos mujeres y agentes de Ciudad de México que intentaron detener a cuatro fotoperiodistas.

A pesar de estos hechos, el Presidente insistió en que su Gobierno no hay represión. La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México estima que de las 81 heridas, 62 eran policías. El principal reclamo de las mexicanas es el asesinato de más de 10 mujeres al día.

 

 

Asimismo, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) registró 16 mil 545 delitos de violación en 2020 y un histórico de más de 260 mil llamadas de emergencia relacionadas con violencia contra la mujer.

López Obrador ha recibido críticas por desdeñar el movimiento feminista y por respaldar la candidatura al Gobierno de Guerrero del Senador Félix Salgado Macedonio, aliado del Presidente acusado de abusar de al menos cinco mujeres.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *