Salud

¿Cómo ayuda el ejercicio y la buena alimentación a la diabetes?

Agencias

Uno de los problemas de salud que más afectan al país es la diabetes, esa enfermedad crónico-degenerativa que provoca que el páncreas deje de secretar insulina, la hormona que regula el azúcar y uno de los consejos de los médicos que más ayudan a sobrellevar esta enfermedad es el hacer ejercicio; sin embargo, muchos pacientes no lo realizan por el trabajo y esfuerzo que conlleva.

De acuerdo con la Dirección General del Deporte Universitario de la UNAM, la combinación entre ejercicio, buenos hábitos alimenticios, medicamento y un buen médico podrían cambiar el desenlace fatal de esta enfermedad consecuencia de los malos hábitos que se tienen en la sociedad.

 

“Una práctica constante de actividad física mejora la capacidad del músculo para captar glucosa (disminuye azúcar en la sangre) y aminora la resistencia a la insulina. Además, al hacer una musculatura sin tanta grasa se eliminan propiedades malignas, mejora la respuesta a la sustancia segregada por el páncreas y la condición cardiovascular es más eficiente; pero aún más, al haber estos cambios físicos es posible que la autoestima se eleve. Todo esto debe acompañarse con planes alimenticios adecuados a la persona”, comentó Héctor Serrano Mendoza, médico residente de segundo año de la especialidad en Medicina de la Actividad Física y Deportiva.

Acorde a diferentes encuestas nacionales de salud en los últimos años, poco más del 10 por ciento de la población mexicana tiene diabetes y no toda está diagnosticada, por lo cual la enfermedad no es tratada adecuadamente. Este mal no llega de improviso, ya que tiene una antesala llamada síndrome metabólico o síndrome x, en la cual, al igual que en la Diabetes tipo 2, también existe una resistencia a la insulina.

 

“La mala alimentación, el alcoholismo, el tabaquismo y el sedentarismo asociado a la falta de ejercicio, algo recurrente en estos tiempos de pandemia, pueden ser factores para que el síndrome metabólico aparezca y posteriormente se desarrolle diabetes. Los detonantes van a ser el exceso de ingesta calórica y no hacer ejercicio, lo cual hará que las grasas aumenten y el cuerpo tenga reacciones inflamatorias, provocando así la resistencia a la insulina”, aseveró Serrano Mendoza.

“La forma más adecuada para combatir este síndrome es realizar cambios, tanto en la alimentación como en los hábitos del ejercicio. Si bien las condiciones de la gente son diferentes, los médicos nos debemos empeñar en generar un cambio en cualquier persona, de cualquier sector de la población”, dijo el médico adscrito a la Dirección General del Deporte Universitario de la UNAM.

 

La personalización es algo clave en la implementación de estrategias que ayuden a combatir la diabetes. En cuanto al ejercicio, no todas las personas pueden cumplir ciertas exigencias, sin embargo, cada una debe ser capaz de armonizar cinco principios en el ejercicio aeróbico y de fuerza.

Según sus necesidades y capacidades: frecuencia, intensidad, tipo, tiempo, volumen y progresión. Ante esto, es válido realizar un deporte como forma de ejercicio, siempre y cuando exista constancia y disciplina en su práctica.

 

“Si nosotros aprendemos a comer sanamente sustituyendo la comida chatarra por fruta o ingerir los antojos de manera moderada y no diaria, podemos evitar que el problema se agrave”, subrayó Héctor Serrano.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *