Avance

Convocan a los médicos en retiro; no se militarizará vigilancia

Quienes acepten apoyar lucha contra coronavirus tendrán compensación salarial

CIUDAD DE MÉXICO.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) convocó a los médicos de entre 60 y 65 años que se encuentran sanos y que fueron separados temporalmente del servicio público, vuelvan a la actividad para apoyar en el combate al COVID-19.

El llamado se realizó en la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador y se garantizó que los médicos que se reintegren al servicio lo harán en condiciones de seguridad.

“Por ahora no hay problema, tenemos personal de más en estos momentos, pero, de acuerdo a las proyecciones se calcula que va a crecer el número de hospitalizados, y quienes van a entrar a terapia intensiva va a haber también un aumento”, explicó el titular del Ejecutivo.

Estos médicos que se reintegren al servicio no lo harán en los hospitales predeterminados para atender a casos de COVID-19, sino que apoyarán en instalaciones que se dediquen a otros padecimientos.

Los médicos que acepten voluntariamente reintegrarse a sus labores tendrán una compensación adicional del 30 por ciento de su salario.

El contrato para quienes accedan a esta modalidad será del 23 de abril al 23 de mayo, adelantó el Presidente.

Por otro lado, en los cinturones sanitarios que se instrumentarán en los municipios con menor cantidad de contagios no se utilizará a la fuerza pública, sino a personal de salud, aseguró el subsecretario de salud, Hugo López Gatell.

El jueves se informó que los municipios en donde hay menos contagios por COVID- 19 serían protegidos para evitar casos del coronavirus.

“No. No tenemos intención alguna de militarizar la respuesta de salud pública, porque la consideramos innecesaria e inconveniente, porque perturbaría mucho la dinámica social que hasta ahorita ha sido muy favorable”, dijo  el subsecretario.

López-Gatell señaló que si bien en Europa hubo ciudades donde sí se utilizó a la policía e incluso el Ejército para mantener a la gente fuera de las calles, en México la Jornada de Sana Distancia es, ante todo, voluntaria y se apuesta a la suma de millones de acciones personales.

Dijo que el gobierno de México confía en la responsabilidad de la población frente a la pandemia.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *