Zona Norte

Cruzar el río es igual de riesgoso que trayecto hacia la frontera

Ricardo Bueno | Piedras Negras, Coah.- Durante los últimos días se han presentado situaciones muy lamentables con los migrantes quienes a pesar de las temperaturas congelantes por las cuales atravesamos, se arriesgan a cruzar las traicioneras aguas del río Bravo, el cual ya cobró la vida de una mujer venezolana y de un menor de tan solo ocho años de edad de origen Hondureño.

Sobre el tema el Sacerdote José Guadalupe Valdés, defensor de los migrantes, detalló que en pláticas con estas personas le expresan que a pesar de las condiciones del clima donde pueden ahogarse o sufrir de hipotermia son riesgos que se corren al igual que el de su trayecto hacia la frontera.

El sacerdote indicó que no podemos comprender la magnitud de sus necesidades a tal grado de arriesgar la vida, por lo cual el llamado para ser solidarios con ellos.

En el caso del menor que lamentablemente falleció su familia se encuentra resguardada en el albergue a cargo del cura a la espera de recibir el cuerpo y partir hacia Honduras, resaltando que se encuentran anímicamente destrozados principalmente la madre quien se siente culpable por que ella llevaba al menor pero la corriente se lo arrebató por lo cual ha dialogado con ella haciéndole ver que fue un accidente.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *