Avance

Desbordan refugios para violentadas; en al menos 3 estados

Encargadas de los refugios afirman que con la cuarentena han subido las peticiones de auxilio

CIUDAD DE MÉXICO.

Los refugios de la sociedad civil para mujeres víctimas de violencia se han saturado desde que empezó la cuarentena por coronavirus: es el caso de Guanajuato, Aguascalientes y Morelos y las situaciones de violencia son cada día más graves. En Guanajuato, la semana pasada llegaron a un refugio cuatro casos de mujeres agredidas por su pareja, dos por arma de fuego y dos por armas punzocortantes.

“Son casos extremos de uso de armas de fuego y uso de cuchillos contra las mujeres, de los cuatro casos que me llegaron pude acomodar a dos, otras dos buscaron a la autoridad del estado (de Guanajuato) y la autoridad me informó que las colocaron en hoteles, pero eso me preocupa muchísimo, porque estando en un hotel no reciben la atención que requieren y están bajo mucho riesgo”, dijo a Excélsior, Adriana Arroyo, directora del refugio Casa Esperanza Guanajuato, que forma parte de la Red Nacional de Refugios AC, integrada por 69 centros. El refugio que dirige Adriana está saturado y no pudo ofrecerles un espacio allí.

Arroyo recordó que el año pasado estuvieron a punto de quedarse sin fondos federales y este año aún no salen los lineamientos para que los refugios de la sociedad civil accedan a los recursos “a los que tenemos derecho por ley, creo que esta cuarentena por coronavirus es el mejor momento para integrar a los 69 refugios de sociedad civil a los refugios del gobierno e integrar una sola política nacional de ayuda a las mujeres víctimas de violencia”.

Por su parte Roxana D’Escobar López Arellano, directora del primer refugio para mujeres en el país, ubicado en Aguascalientes, narró a Excélsior que aunque sólo tiene espacio para siete mujeres y sus hijos, por el momento tiene a nueve familias “porque aumentaron las peticiones de ayuda, de mujeres que están siendo agredidas por sus parejas; la situación se agravó con la cuarentena”.

“Nos damos cuenta de que todos los refugios estamos a tope, apenas es la segunda semana de cuarentena y no nos damos abasto” dijo a Excélsior.

En tanto que Ana María Gutiérrez González, directora del Refugio El Vuelo de las Mariposas, en Cuautla, Morelos, expuso que, aunque sólo tiene 11 habitaciones, para 11 mujeres con sus hijos, en este momento y ante el crecimiento en la demanda por ayuda, tiene albergadas a 16 familias, “las mujeres han sido muy solidarias, me han autorizado a poner a dos familias en cada cuarto, ha sido la única forma en que podemos ayudar a más mujeres víctimas de violencia”.

Las tres entrevistadas coincidieron en que no han recibido indicaciones claras de cómo proteger a su población del coronavirus “las mujeres en los refugios se han puesto muy nerviosas: les preocupa que han llegado nuevas mujeres, que podrían estar enfermas”, dijo López Arellano.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *