Servidor Descárgate el archivo y súbelo a la carpeta raíz de tu web. Analytics Vincula tu cuenta de Analytics y verifica tu web Desigualdad de ingresos es un factor de preocupación - Coahuila Hoy
Avance

Desigualdad de ingresos es un factor de preocupación

Afirma Agustín Carstens

CIUDAD DE MÉXICO.- El economista Agustín Carstens, actual gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), reconoció que la desigualdad es un factor de preocupación para los bancos centrales, debido a que ninguno cuenta con herramientas que permitan mejorar la distribución de los ingresos.

El economista Agustín Carstens reconoció que la desigualdad es un factor de preocupación para los bancos centrales. Foto: Cuartoscuro© dineroenimagen.com El economista Agustín Carstens reconoció que la desigualdad es un factor de preocupación para los bancos centrales. Foto: CuartoscuroAl participar en un ciclo de conferencias de Princeton Bendheim Center of Finance de Princeton University, señaló que los impactos económicos pueden elevar la desigualdad entre la población.

La alta inflación, así como las recesiones suelen generar altos costos en la desigualdad de la distribución de los ingresos y golpear desproporcionadamente a los más desfavorecidos”, advirtió.

Indicó que existen evidencias acerca de los factores que amplían la desigualdad, tal como la pobreza en los sistemas educativos, la desigualdad en el acceso a los sistemas de salud, la escasez de la competencia, la inadecuada protección al consumidor y la pobreza en la regulación laboral.

Mencionó que la política fiscal puede promover una recaudación de ingresos equitativa, esto para distribuir los ingresos entre la población de manera efectiva.

Por tanto, la mejor contribución que puede hacer la política monetaria para una sociedad equitativa es tratar de mantener la economía en equilibrio”, agregó.

Explicó que los bancos centrales emprenden acciones para mejorar la distribución del dinero.

Los bancos centrales son plenamente conscientes de las consecuencias de sus acciones sobre la distribución de la renta y la riqueza en horizontes más cortos”, detalló.

La desigualdad no es un fenómeno monetario en el largo plazo. Si bien los bancos centrales pueden contribuir a mejorar las condiciones para la estabilidad económica y financiera, son las políticas fiscales y estructurales las que abren las oportunidades para reducir los costos de la desigualdad”.

Finalmente, recordó que la política monetaria debe actuar con más fuerza esto para proporcionar un impulso a la desigualdad económica. Debido a que los hogares con “ingresos y riqueza suelen tener una menor tendencia a consumir”.

La desigualdad es parte del entorno en el que se establece la política monetaria y los banqueros centrales deben reflejarlo en sus decisiones. El aumento de la desigualdad afecta las decisiones de política monetaria en la medida que debilita la transmisión de la política monetaria”, finalizó.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *