Salud

¿Duermes y duermes, pero no descansas? Hipersomnia, qué es y cuáles son sus causas

Agencias

Despertar con sueño después de dormir nuestras 8 horas, es algo que nos ha pasado a la mayoría, pero cuando esto es constante comienza a ser motivo de preocupación. ¿Duermes y duermes, pero no descansas?  Hipersomnia, qué es y cuáles son sus causas

Siempre me he jactado de ser una persona “de día”, capaz de madrugar sin problemas y estar de pie apenas suena el despertador. No entendía a quienes ponían 5 alarmas para despertar… hasta hace unos meses, cuando levantarme comenzó a ser bastante complicado.

Si te ha pasado que dormir 7, 8 o 12 horas no hace la diferencia, entenderás que después de un tiempo comienzas a buscar respuestas, pues entiendes que 1 o 2 días es normal, pero 2 o 3 meses, ya no.

¿Qué es la hipersomnia?

 

La hipersomnia, es el nombre que recibe la somnolencia excesiva durante el día, es decir, sentirte cansado apenas te levantas. Existen diferentes tipos de hipersomnia y causas, entre ellas, algunas afecciones e incluso el consumo de algunos medicamentos.

De acuerdo a un artículo de la revista Anales del Sistema Sanitario de Navarra, una de las causas más comunes de la hipersomnia, es el sueño insuficiente, que puede ser consecuencia de una pobre higiene del sueño o una privación de éste.

 

Este problema suele encontrarse en personas con trabajos arduos que duermen 5 horas o menos cada noche a lo largo de al menos 3 meses, repercutiendo en una dificultad para levantarse y somnolencia durante el día.

En contraste, puede pasar que duermas lo suficiente, pero no con calidad, es decir, sufras de un sueño fragmentado, despertando continuamente o presentando movimientos periódicos de las piernas o malestares que pueden derivarse de padecimientos como dolor crónico, artritis, EPOC, disfunción urinaria, entre otros.

 

Asimismo, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, explica que puede deberse a algunas afecciones, como la fibromialgia y bajo funcionamiento de la tiroidesmononucleosis y algunas enfermedades virales, narcolepsia y trastornos del sueño.

Así como la obesidad, en especial si causa apnea obstructiva del sueño, caracterizada por ronquidos y una interrupción de la respiración. Sin embargo, en ocasiones, la hipersomnia puede no tener una causa clara, por lo que es llamada hipersomnia idiopática.

 

¿Qué es la hipersomnia idiopática?

 

La hipersomnia es sentir un exceso de somnolencia durante el día y gran dificultad para despertar, se considera idiopática cuando no existe una causa clara. Se trata de un trastorno del sueño poco frecuente, el cual tiene similitudes con la narcolepsia.

La hipersomnia idiopática puede aparecer, incluso si dormiste bien por la noche y causarte dificultad para despertar de tu sueño nocturno o siestas, sin que éstas últimas sean reparadoras.

El principal problema, es la somnolencia puede estar presente incluso cuando conduces o trabajas. Pero a diferencia de la narcolepsia, donde también sientes un sueño extremo, es que no te quedas dormido repentinamente ni existe una pérdida de control de los músculos por emociones fuertes.

 

  • Entre los síntomas de la hipersomnia idiopática, se encuentran:
  • Siestas que no alivian la somnolencia
  • Dificultad para despertar de un sueño largo e incluso sentirte confundido y desorientado
  • Aumento de la necesidad de sueño durante el día
  • Aumento del sueño, llegando hasta 14 o 18 horas diarias
  • En algunos casos, también se puede presentar: ansiedad, irritabilidad, inapetencia, baja energía, inquietud, problemas de memoria y pensamiento o discurso lento.

Como ya vimos, existen otras causas de la somnolencia excesiva, por lo tanto, para poder diagnosticar que se trata de un trastorno del sueño, se deben revisar los síntomas, antecedentes familiares, historia clínica, medicamentos y descartar otros trastornos del sueño, a través de diferentes pruebas.

De confirmarse, el tratamiento se centra en aliviar tus síntomas, a través de recomendaciones, como mantener un horario regular para dormir, evitar el consumo de alcohol y medicamentos que puedan afectar tu sueño. Asimismo, podrían utilizarse medicamentos estimulantes para ayudarte a mantener despierto durante el día, según explican especialistas de Mayo Clinic.

Finalmente, es importante evitar trabajos de riesgo, como manejar vehículos o equipo peligroso, para prevenir accidentes.

7 causas de un sueño no reparador

 

Dormir lo suficiente y no descansar, puede provocar somnolencia excesiva. Si bien hablamos de la hipersomnia tipo idiopática, considerada un trastorno del sueño, también mencionamos que la somnolencia excesiva puede deberse a problemas como un sueño fragmentado, es decir, sin calidad o no llegar a la fase del sueño profundo.

El sitio de profesionales en psicología, psicoterapia y medicina, De Salud Psicólogos, explica que entre las principales causas de un sueño no reparador, se encuentran:

  • Estrés, ansiedad y/o depresión
  • Alteraciones en los horarios y ciclos de sueño
  • Abuso de drogas o medicamentos
  • Mala digestión o acidez nocturna
  • Dolor crónico o problemas psicosomáticos
  • Malos hábitos, como dormir con la televisión o consultar el celular durante la noche
  • Condiciones de tu habitación, como luz, ruidos, incomodidad, alta temperatura.

De ahí que las recomendaciones para dormir bien, sea mejorar los hábitos del sueño, además de dormir tus horas adecuadas (de 7 a 8 horas diarias). Para lograrlo, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, sugiere:

  • Dormir y despertar a la misma hora diario
  • Evitar la cafeína, en especial por la tarde y noche
  • Evitar la nicotina
  • Ejercitarte con regularidad, pero no muy tarde
  • Evitar las bebidas alcohólicas (incluida esa copa de vino) antes de acostarte.
  • Evitar las comidas y bebidas pesadas por la noche
  • No dormir siestas después de las 3 de la tarde
  • Realizar alguna actividad relajante antes de dormir
  • Mantener una temperatura fresca en tu cuarto
  • Deshacerte de las distracciones, como la televisión, en tu habitación y evitar usar el celular antes de acostarte.

Finalmente, si tienes problemas para dormir constantemente, lo mejor es consultar a tu médico.

Despertar cansado y somnoliento, puede ser consecuencia de dormir poco durante un par de noches por un proyecto importante o, incluso, enfermedad. Sin embargo, si este problema lleva meses y no se soluciona cambiando tus hábitos de sueño y mejorando tus hábitos en general, es mejor consultar a tu médico.

Podría ser necesario ajustar tus medicamentos o analizar más a fondo la causa de tu somnolencia excesiva o hipersomnia.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *