Nacional

Empresa llama a los ingenieros de México a proyecto altruista: crear respirador de bajo costo

Los respiradores o ventiladores son clave para tratar a las personas que enferman de manera grave en esta pandemia. Su papel radica en que la COVID-19 puede llevar a padecer síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), es decir, una respuesta inflamatoria de los pulmones ante la infección, se crea una especie de membrana que el oxigeno no puede traspasar lo que lleva a una insuficiencia respiratoria.

Ciudad de México

 

El panorama actual provocado por el brote de COVID-19 ha llevado a millones de personas a seguir la principal indicación: quedarse en casa. En México, esta es la medida que el ​​​​​​​Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, ha repetido en múltiples ocasiones; el motivo: los hospitales y el material que hay en cada uno para atender los casos de COVID-19 son insuficientes y el sistema de salud podría colapsar ante una gran cantidad de contagios en un corto periodo de tiempo.

El equipo que los médicos, enfermeras y trabajadores de la salud deben usar para protegerse consiste en guantes, mascarillas y batas desechables principalmente, artículos que, debido a la pandemia, escasean al igual que geles antibacteriales.

En el mundo marcas como Ferragamo, Armani, el grupo LVMH (con firmas como Louis Vuitton, Dior, Givenchy y Guerlain), entre otros, dedicaron parte de su producción a crear estos artículos para proteger al personal médico. Además de otras empresas como Grupo Modelo, Heineken, General Motors, entre otros, que también han ajustado su producción o realizado donaciones.

 

Los respiradores o ventiladores son clave para tratar a las personas que enferman de manera grave en esta pandemia. Su papel radica en que la COVID-19 puede llevar a padecer síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), es decir, una respuesta inflamatoria de los pulmones ante la infección, se crea una especie de membrana que el oxigeno no puede traspasar lo que lleva a una insuficiencia respiratoria. El doctor Ferran Morell, ex jefe del servicio de neumología Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, dijo a BBC Mundo que esta condición no tiene un tratamiento y lo único que se puede hacer en poner a los pacientes en ventilación mecánica y esperar.

Los países no cuentan con el número necesario de respiradores para hacer frente a esta pandemia. (Imagen ilustrativa). Foto: Especial, Cuartoscuro

El número de ventiladores o respiradores no es suficiente pues nunca se pensó en el panorama que esta pandemia presenta. El Gobierno mexicano adquirirá 2 mil 711 ventiladores para hacer frente a la pandemia, pero su entrega se completará hasta el mes de septiembre. De acuerdo al Programa de Abasto de Insumos, este mes llegarán al país 11 ventiladores, en mayo se entregarán 440 ventiladores mecánicos, en junio 160, en julio se prevé entregar 1 mil 20 más y  en agosto y septiembre mil 80.

 

EMPRESA MEXICANA BUSCA INGENIEROS

Ante la situación han surgido diversas propuestas en el mundo y, por supuesto, en México que buscan crear respiradores que ayuden a cubrir la demanda de respiradores que se prevé harán falta.

Tal es el caso de Jano Consultancy, una consultoría mexicana con base en Querétaro, que nació ante la inquietud de notar que en México hay muchos ingenieros bien preparados y capacitados pero las grandes empresas no comparten el conocimiento, por lo que se propusieron generar un hub o concentrador de conocimiento para que los ingenieros de grandes empresas europeas colaboren con los mexicanos y aplicarlos a proyectos de ingeniería avanzada en nuestro país. Parte de su metodología incluye involucrar a consultores de todo el mundo para retroalimentarse en una lluvia de ideas.

Frente a la pandemia causada por COVID-19 se plantearon el desafío de desarrollar un ventilador de bajo costo cuyos componentes se puedan generar mediante la fabricación aditiva, esto con su metodología de trabajo colaborativo.

 

“Tenemos ya en nuestra filas ingenieros que forman parte de nuestra red de consultores, ingenieros de India, Italia, España, Países Bajos, Brasil, Estados Unidos, mexicanos algunos”, dijo Jorge Camacho, Engineering Solutions Manager de Jano Consultancy, quien expuso a SinEmbargo que los ingenieros europeos se muestran entusiasmados por colaborar, lo que tal vez responda a que ya han podido ver el impacto de la enfermedad en ese continente.

El equipo que están construyendo es multidisciplinario por lo que se encuentran en búsqueda de:

-Ingenieros mecánicos
-Ingenieros Mecatrónicos
-Ingenieros eléctricos
-Biomédicos
-Médicos
-Ingenieros de diseño
-Project managers

 

Para Camacho es importante dejar claro que es un proyecto altruista y no existe un beneficio económico.

“Este es un proyecto 100 por ciento altruista, los ingenieros que están trabajando con nosotros no van a cobrar un sólo dolar, la idea es que al final del día el diseño que generemos lo liberemos y no cueste, nosotros vamos a colgar los planos en la nube y va a ser de libre acceso para todas las personas”, afirmó.

Jorge planteó que la industria automotriz está modificando sus lineas de producción para crear y vender respiradores, agregó que México al ser un país en vías de desarrollo no tenemos el mismo presupuesto para tener acceso a un respirador de ese tipo”.

 

“Nosotros queremos estar preparados con ese diseño para que si las cosas se ponen muy complicadas como por ejemplo en España o Italia, tengamos los planos listos para que las empresas que tengan una impresora 3D, que ya sería fase 2 que es generar una iniciativa para empezar a imprimir componentes en masa y poderlos armar y estar listos, para que si una persona por ejemplo en la Sierra Gorda de Querétaro necesitara uno de estos podamos aumentar la probabilidad de que esta persona tenga acceso”.

El proyecto se divide en cuatro fases: prediseño liberado, prototipo funcional, fase de pruebas y después certificación. Para el prediseño liberado esperan iniciar ya a partir de lunes próximo, debido a la premura del tiempo y a la situación de la pandemia, y esperan tener algo listo en un lapso de aproximadamente dos semanas.

 

Jorge explicó que les gustaría que más mexicanos se integrarán a este proyecto porque su empresa es mexicana y uno de sus fines es apoyar a las mentes de este país. “La idea es tener algo bien hecho, algo robusto, también vamos a trabajar en la etapa de las certificaciones para que sea algo bien hecho y poder apoyar también a las economías emergentes de Latinoamérica”.

La campaña fue lanzada a través del perfil de Jano Consultancy en Linkedin así que los interesados pueden ponerse en contacto por ese medio ya sea para conocer más de la empresa y de la iniciativa o para unirse a esta; otra opción es escribir a contacto@janoconsultancy.com indicando sus datos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *