Salud

Enfermedad de Chagas: de animales al ser humano

La enfermedad de chagas es otro padecimiento que ‘brincó’ de los animales a los hombres.

 

La enfermedad de Chagas es un complejo problema de salud pública, y se calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por la tripanosomiasis americana, como se le llama científicamente.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad es endémica de 21 países de América Latina, pero también hay casos presentes en todo el mundo, por lo que es de vital importancia controlar su dispersión.

“Se transmite a los seres humanos principalmente por las heces o la orina de insectos triatominos conocidos como vinchucas o chinches”.

Esta enfermedad fue descubierta en 1909 por el médico investigador Carlos Ribeiro Justiniano Chagas, quién se percató que el parásito Trypanosoma cruzi (T. cruzi) se comenzó a transmitir a los seres humanos.

“Originalmente (hace más de 9000 años), T. cruzi solo afectaba a los animales salvajes; fue después cuando se propagó a los animales domésticos y los seres humanos”.

 

Cómo se transmite la enfermedad de chagas

El parásito T. cruzi se transmite principalmente por contacto con las heces o la orina infectadas de insectos que se alimentan de sangre; y que se viven en las grietas y huecos de paredes y tejados de casas, gallineros, corrales y almacenes.

Normalmente permanecen ocultos durante el día y entran en actividad por la noche para alimentarse de la sangre de mamíferos, entre ellos los humanos.

Pero en los últimos años, estos insectos también se albergan en zonas urbanas y suburbanas, lo que lo hace un problema de todos. Así infectan:

 

1. En general pican en zonas expuestas de la piel, como la cara, y defecan/orinan cerca de la picadura.

2. Los parásitos penetran en el organismo cuando la persona picada se frota instintivamente y empuja las heces o la orina hacia la picadura, los ojos, la boca o alguna lesión cutánea abierta.

3. También existen contagios por consumo de alimentos contaminados por T. cruzi.

4. O por contacto con heces u orina de triatominos o marsupiales, que también provoca brotes de transmisión alimentaria con una morbilidad más grave y una mayor mortalidad.

 

Signos y síntomas

 

No queremos que empieces a pensar que cualquier ronchita es un signo de la enfermedad. La infección tiene dos fases:

La fase aguda: dura unos dos meses después de contraerse la infección. Durante esa fase aguda circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos, pero en la mayoría de los casos no hay síntomas o estos son leves y no específicos.

Menos del 50% de las personas picadas presentan una lesión cutánea, un párpado inchado, dolor de cabeza, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico.

 

La fase crónica: los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardíaco y digestivo.

Hasta un 30% de los pacientes con enfermedad de chagas sufren trastornos cardíacos y hasta un 10% presentan alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas.

 

Al paso de los años, la infección puede causar muerte súbita por arritmias cardíacas o insuficiencia cardíaca progresiva como consecuencia de la destrucción del músculo cardíaco y sus inervaciones.

 

Tratamiento: 

La enfermedad de Chagas puede tratarse con benznidazol, y también con nifurtimox, que matan al parásito. Ambos medicamentos son eficaces casi al 100% para curar la enfermedad. Pero antes que tomes algo, consulta a tu médico.

 

PREVENCIÓN

Considera una limpieza y desinfección de tu hogar a profundidad. Puedes rociar insecticidas de acción residual; además de barreras físicas como un mosquiteros.

No lo tomes a la ligera y limpia bien tu casa, cada rincón, solo así reducirás espacios para que se alberguen los portadores de la enfermedad de chagas. En resumen, DILE NO A LAS CHINCHES.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *