Avance

Estos capos buscan estar en ‘comodidad’ de cárceles de mediana seguridad

Agencias

Algunos detenidos como buscan enfrentar sus procesos en penales de mediana seguridad, motivo por el cual promueven amparos para evitar su traslado a otras cárceles.

En los últimos meses, funcionarios federales han enfrentado multas y han estado a punto desufrir arrestos administrativos por no acatar las suspensiones otorgadas por jueces federalesa presuntos líderes criminales.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha emitido criterios en el sentido de que los sentenciados por delitos del orden federal o común, tienen derecho a cumplir sus penas en prisiones cercanas a sus domicilios para convivir con sus familias y lograr su reinserción social.

Sin embargo, dicha medida no aplica para los condenados por delitos de delincuencia organizada y reos de alta peligrosidad.

A comienzos de la presente administración, personajes como Abigael Gónzález Valencia, El Cuini, número dos del Cártel Jalisco Nueva Generación, han tratado de evitar estar internos en prisiones de máxima seguridad.

Él actualmente cuenta con una suspensión provisional que le permitía seguir interno en el Reclusorio Preventivo Norte de la Ciudad de México, pero la medida no fue acatada por la autoridad federal.

Líderes de Unión Tepito libran traslado a penales federales

Otro caso se registró en enero de este año, cuando un tribunal federal desechó y declaró infundado el recurso de reclamación que interpuso Francisco Garduño Yáñez, ex comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, quien reclamó la orden que se le dio para trasladar del penal federal de Ciudad Juárez, Chihuahua, al Reclusorio Preventivo Oriente, en la Ciudad de México, a David García Ramírez, El Pistache, presunto líder de La Unión Tepito.

Tras el traslado, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que impugnaría el amparo que un juez federal concedió a Roberto Moyado Esparza, El Betito, supuesto líder de LaUnión Tepito, así como a su hermano José, y al supuesto sucesor de dicha organización criminal, El Pistache, quienes fueron reingresados al penal capitalino.

El Betito y su hermano estuvieron internos en un principio en el Reclusorio Oriente y contaban con una suspensión que impedía su traslado. No obstante, las autoridades de la pasada administración, los llevaron al penal federal de Villa Aldama, en Veracruz.

Por no acatar la orden judicial, los funcionarios se hicieron acreedores a sanciones que iban desde los 40 mil a los casi 70 mil pesos. Este año, las nuevas autoridades tuvieron que acatar el mandato judicial y reingresarlos al penal de origen. Los delitos que se les imputan a nivel federal no ameritan prisión preventiva oficiosa.

El Felipillo también ha evitado ser trasladado a penal

Un caso más, es el de Luis Felipe Pérez, El Felipillo, presunto líder del cártel de Tláhuac, detenido en este año, quien permanece interno en el Reclusorio Preventivo Sur, y quien ha evitado ser trasladado a un penal federal.

El Felipillo es hijo de Felipe de Jesús Pérez LunaEl Ojos, extinto líder del cártel de Tláhuac, abatido el 20 de julio de 2017 tras un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de Marina en la colonia La Conchita Zapotitlán, alcaldía de Tláhuac.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button