Avance

Ford responde ante la pandemia, producirán escudos faciales

La firma estadunidense comenzará a fabricar protectores en el norte del país, al tiempo que está activando una brigada para repartir despensas y alimentos en las zonas más afectadas en México

CIUDAD DE MÉXICO.

Con el paso de los días diferentes firmas automotrices se han ido uniendo a los esfuerzos médicos en México, la más reciente es Ford, firma que, a partir de este lunes 27 de abril, comenzará a producir escudos faciales en su planta de Chihuahua.

Trajimos el diseño de los escudos faciales que ya se está ejecutando en Estados Unidos, se comenzaron a producir allá hace un par de semanas, son dispositivos de plástico que cubren toda la cara del médico para evitar que tengan contacto directo con cualquier salpicadura que los ponga en riesgo.

Creamos una célula de empleados en Chihuahua, que van a tener todos los cuidados y protocolos de saneamiento de las áreas para que estén protegidos en la producción de 100 mil escudos.

Los vamos a repartir en México, Centroamérica y Puerto Rico, que también son mercados que reportan a nuestra operación, es por ello que también estamos incluyéndolos en este programa”, afirmó, Julieta Meléndez, directora de Comunicación de Ford en México.

De estos 100 mil escudos faciales, 20 mil serán para las instituciones gubernamentales de salud de los estados en los que Ford tiene operaciones (Sonora, Chihuahua, Guanajuato y Estado de México) y 60 mil para que el gobierno federal disponga de ellos en otros centros para los médicos y enfermeras que están en primera línea atendiendo la pandemia.

Hicimos un módulo de producción dentro de una de las tres plantas que tenemos en Chihuahua y ahí es donde se va a acomodar todo, y nos hemos asegurado de la sanitización constante del lugar, desde hace más de un mes hemos estado desinfectando todas nuestras instalaciones”, agregó.

Adicional a esta producción, la firma del óvalo azul está echando a andar un programa de reparto de despensas y alimentación para las comunidades más afectadas.

Desafortunadamete tenemos muchos lugares donde las personas viven al día, entonces estamos organizando la distribución de despensas para familias en ciertas condiciones. Ahorita iniciamos ya en el municipio de Cuautitlán Izcalli, utilizando nuestros vehículos para movilizar las despensas.

Estamos muy motivados con el tema, tenemos una alianza con United Way, en México es la ONG Fondo Unido (mediante nuestra filial Ford Found), nosotros tenemos ahí una donación pública, que se creó para que nuestros empleados apoyen, pero en realidad cualquier persona puede hacerlo, donando cualquier cosa para ayudar, la primera es darle alimento a las poblaciones más afectadas por la pandemia, también los insumos médicos, luego se va a hacer un análisis de daños a las comunidades tras la crisis y cómo las vamos a reinventar.

 

Desde esta semana Ford comenzó a repartir despensas en el municipio de Cuautitlán Izcalli utilizando sus vehículos y en los próximos días planea ampliar este apoyo a otras comunidades afectadas por la pandemia
de COVID-19 en nuestro país, llevando además alimentos y otros insumos a esas poblaciones. 

 

Estamos muy felices porque mucha gente quiere ayudar y hemos encontrado la manera de que vía remota se pueda aportar.”

Julieta también recordó que la compañía ha participado en diversas acciones ante contingencias en nuestro país.

Estamos celebrando 95 años en México y no es la primera vez que nos enfrentamos a una situación compleja, por ejemplo, en 1985 construimos el Hospital General José Vicente Villada en Cuautitlán, respondiendo a las necesidades del terremoto, también en 2017 nos activamos con tema de alimentos, rehicimos las escuelas Ford que se colapsaron en diferentes estados, entonces estamos buscando la forma de ayudar.

En Chiapas y Oaxaca tras el temblor de 2017, no sólo llevamos comida y reconstruimos las escuelas, también capacitamos a la población para dar primeros auxilios, para que aprendieran a rescatar gente, organizarse, todo un protocolo muy importante.

DE VUELTA A LA OFICINA

La firma ya se prepara para cuando se levante la cuarentena y sus trabajadores puedan volver a laborar.

Como parte del programa Restart to Work, estamos instalando medidores de temperatura con cámaras infrarrojas, también estamos entregando a cada uno de los trabajadores un kit de cuidado que incluye cubrebocas, gel antibacterial para cada uno y estamos haciendo documentos de soporte para que sigan siendo conscientes de las medidas de precaución, vamos a tener box lunch para que usen el comedor y otros protocolos de distanciamiento para las operaciones.

No tenemos planeado que todos regresen de una vez, habrá mucha gente que se quede a hacer home office más tiempo, para poder tener espacio suficiente para separar mejor a los empleados en las estaciones de trabajo.

Son parte de las cosas que aprendimos con el regreso a la operación de China, que son quienes han vuelto primero y nos han estado dando información de cómo lo han ido haciendo, los protocolos de posición de la gente, cuántas personas pueden entrar al elevador y una serie de medias para cuidar al personal.

También desarrollamos unos paquetes para nuestros distribuidores de sanitización, con escudos, mascarillas, desinfectantes, gel antibacterial, termómetros infrarrojos, de manera que puedan ofrecerle al cliente y a los trabajadores una buena protección, por que muchas veces las zonas de operación son reducidas y creemos que los cubrebocas permiten evitar un contagio.”

Los cambios culturales que trajo la pandemia de COVID-19 al mundo modificarán de manera radical la forma en la que nos relacionamos y cómo interactuamos entre nostros.

Mientras no haya una vacuna que nos permita tener el control del vírus, nos vamos a seguir sintiendo vulnerables, y pues, nosotros como latinos que somos muy cercanos, nos apapachamos, vamos a tener que cambiar muchas cosas, hay que saber manejar bien este tema”, enfatizó.

 

PRODUCCIÓN DE RESPIRADORES

Hace unas semanas Ford anunció en Estados Unidos una alianza con GE Healthcare para la producción de ventiladores, misma que ya comenzó y en los próximos días estarán entregando las primeras unidades.

Por ello la operación en México está también planeando cómo podrían ayudar en México con estos aparatos, vitales para las personas en estado grave de COVID-19.

Estamos en buen camino, en Estados Unidos podrían salir esta semana ya los primeros respiradores y estamos muy emocionados, porque si hay un buen volumen de producción podríamos ayudar a otros países”, comentó Julieta Melendez, directora de Comunicación de Ford México.

Es complicado para la industria automotriz esta entrada a la industria médica, porque los proveedores que surten las piezas médicas son pequeños, ya que normalmente no hay una demanda tan grande, entonces nosotros podemos producir volúmenes muy grandes, pero ellos no. Hay cosas que podemos desarrollar por nuestra cuenta como la máquina, pero algunos aditamentos no están disponibles en el mismo volumen, lo que complica un poco hacer muchas piezas.

El problema no son los permisos, porque GE Healthcare ya los tiene de las diferentes agencias reguladoras y autoridades, entonces nosotros sólo debíamos alinearnos con ellos para poder tener un volumen importante de producción.”

Ford y GE tienen un contrato con el gobierno federal estadunidense de 336 millones de dólares para estas operaciones.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *