Avance

Futuro 21, el reto de atraer la diversidad

Políticos que se han acercado al proyecto político afirman que deben dejarse viejas prácticas del perredismo

CIUDAD DE MÉXICO.

El PRD se prepara para firmar su acta de disolución y transformarse durante 2020 en una nueva formación política denominada Futuro 21, inclinada hacia la social-democracia. Ésa fue la expectativa generada por los propios perredistas a mediados de 2019.

Pero el nuevo año inicia con una duda razonable, pues hasta diciembre de 2019 no existía evidencia certera de que la nueva opción política de una izquierda moderna y no clientelar pueda concretarse a partir del PRD.

La nueva formación de centro-izquierda fue impulsada desde la cúpula del PRD por Jesús Ortega, Miguel Ángel Mancera, Fernando Belaunzarán y Guadalupe Acosta Naranjo, y por expriistas como José Narro Robles y Beatriz Pagés, así como por Gabriel Quadri, excandidato presidencial del Nueva Alianza (Panal), e independientes como Julieta Fierro y Tere Vale.

El 23 de junio de 2019, un total de 123 firmantes identificados con la social-democracia, coincidieron en que utilizarían el registro del PRD para constituir un nuevo partido político que hiciera contrapeso a la izquierda nacionalista reflejada en Morena.

Futuro 21 propone dejar atrás la metodología de las plataformas ideológicas para asumir plenamente las causas que regresarán a México a la senda por la democracia, prosperidad y pluralidad”, escribió el exembajador Ricardo Pascoe Pierce, articulista de Excélsior, el pasado 24 de junio pasado.

Pero, parece que el ímpetu del llamado inicial perdió fuerza en los últimos días de 2019, pues luego de las primeras reuniones no se volvió a ver en encuentros preparatorios a los expriistas José Narro Robles y Beatriz Pagés Rebollar.

También Gabriel Quadri, excandidato presidencial del Panal, y el exembajador Ricardo Pascoe Pierce, señalaron en la víspera que no estarían dispuestos a integrarse al PRD, sino a un nuevo proyecto como Futuro 21, que fuera incluyente, novedoso y compuesto por liberales, social-demócratas y progresistas.

No me veo incorporándome al PRD si ese instituto político elige el camino de seguir con la misma plataforma, ideología y nombre. Además de tratar de pretender volver a convencer a la ciudadanía de que, con su visión y su historia, ofrece una alternativa mejor que los otros partidos. Yo no iré por esa ruta porque no le creo”, afirmó en la víspera Pascoe Pierce, integrante de Futuro 21.

Asimismo, en diciembre, los promoventes de Futuro 21, Gabriel Quadri y el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, evidenciaron acercamientos con el líder del PAN, Marko Cortés, e incluso se vio en fotografías a Quadri con la cúpula panista.

EL RETO DEL PRD PARA TRANSFORMARSE

 

En el primer semestre de 2020, el PRD deberá decidir si se queda con el viejo modelo o elige uno nuevo que fusione a integrantes de otros partidos políticos, y se integren miembros de la comunidad científica, académica y periodística, a fin de convertirse en contrapeso de Morena.

Desde los primeros días de noviembre, el PRD realiza dos encuestas cuyo objetivo es conocer la opinión de su militancia, de la ciudadanía y de sus dirigentes nacionales y locales para transformarse en Futuro 21.

Los resultados de dichas encuestas serán sometidos a votación en el Congreso Fundacional del nuevo perredismo a efectuarse en mayo o junio de este nuevo año y es cuando se podrá conocer si el PRD ofrecerá sus siglas para crear Futuro 21.

Antes, en febrero próximo, tal como informó en días recientes Jesús Ortega, se conocerán los indicativos de la encuesta, para planear y someter a la aprobación de la cúpula perredista la nueva opción política.

“En el Congreso Fundacional se va a discutir la gran alianza que intentamos en Futuro 21 y creo que hay que ser muy prudentes en este asunto porque queda muy poco tiempo para las elecciones del 2020 y 2021. Habrá que ver qué es lo más útil para el partido”, dijo el expresidente nacional del PRD.

En contraparte, Ángel Ávila, también integrante de la Dirección Nacional del Partido de la Revolución Democrática, informó que el tema es pragmático y que en un año no se puede promocionar un nuevo partido, plataforma política y logotipo, como sería el caso de Futuro 21.

 

VEN HIPERPRESIDENCIALISMO

 

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Fernando Belaunzarán, aseveró que con el actual gobierno federal  vemos el regreso de un hiperpresidencialismo autoritario.

Aseveró que el problema más grave es la obsesión que se tiene por el poder, garantizar su permanencia, perpetuarse en la vida política.

Agregó que con Morena están borrando lo que escribieron en años pasados: “Es un grave retroceso porque quiere restaurar al régimen hegemónico, de un partido casi único con un poder presidencial omnipotente”, subrayó el dirigente perredista.

En este contexto añadió que muchas de las instituciones que se crearon para acotar el poder presidencial y ahora se quieren capturar, como es el caso de la CNDH, el Poder Judicial, el Tribunal Electoral y ahora la pretendida reforma del INE.

Un momento clave en la historia de la política nacional, fue en 1996, que hicieron al IFE y al Tribunal Electoral autónomos, lo que permitieron hacer unas elecciones limpias en la ciudad de México para eligiera a sus autoridades de manera libre”, dijo.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *