Avance

Gerardo Sosa Castelán creció bajo los gobiernos del PRI

Gerardo Sosa Castelán puso a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) al servicio de los gobernadores de la entidad para ejercer un cacicazgo y ser el mandamás de la institución.

 

Creció bajo el amparo del PRI, donde ocupó varias posiciones legislativas y administrativas, pero nunca se le fue concedido su objetivo: ser gobernador.

Pese al freno en la política hidalguense supo sacar el máximo provecho al operar 22 empresas, entre ellas un hotel, un centro de seminarios, un club deportivo y hasta una gasolinera.

De acuerdo con el profesor investigador de la máxima casa de estudios hidalguense, en su artículo titulado La disciplina como hábito: cacicazgo y alineación en la UAEH, publicado en 2017 en la revista Antropología Experimental de la Universidad de Jaén, España, se muestra el ascenso de Sosa Castelán.

El presidente del Patronato de la UAEH fue aprehendido el pasado lunes 31 de agosto por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

Lagunas, profesor titular en Antropología Social en la UAEH entre 2000 y 2010 y jefe de área académica del 2006 al 2008, menciona en su artículo que el “carácter excepcional” de Sosa Castelán es tan sólo una “ilusión creada por el dispositivo de poder que requiere de la figura de ese líder”.

Explica que existe una interdependencia entre el capital político acumulado por él, a través y más allá de la universidad, y el propio manejo interno de sus seguidores.

“El líder no tiene en el campo político hidalguense una posición dominante que le permita otorgarse el lujo de desistir del apoyo de la universidad. Pues si bien es el líder de un grupo político, éste nunca alcanzó el poder estatal. Aún así, el control interno tiene un componente político estructural”, describe.

Detalla que Gerardo Sosa posee varios apelativos que deben ser a menudo acompañados de un cierto tono de voz para permitir identificar que se trata de él: el licenciadoel supremoel más alláR1, sus colaboradores se refieren a él como a ‘un amigo’.

Menciona que es durante sus estudios de licenciatura cuando logró acceder a la presidencia de la Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH) en 1977.

Precisa que en el contexto del auge del porrismo estudiantil en México, y en colusión con el gobierno del Estado de Hidalgo, la FEUH fue su base para tomar el control progresivo del Consejo Universitario y de la propia universidad. En ella, se formaron lealtades que, si bien conocieron varias rupturas y momentos de renovación generacional y estratégica, sobrevivieron parcialmente al período estudiantil de sus miembros.

Señala que la carrera de Gerardo Sosa se focalizó después como secretario General del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Hidalgo (1980-1986) hasta que alcanzó la Secretaría General de la Universidad de 1986 a 1990 y se convirtió en rector de la misma de 1991 a 1998.

“En el transcurso, se había constituido el grupo político de la universidad al interior del PRI estatal. Este grupo nunca logró alcanzar una posición dominante dentro del partido y quedó excluido de los cargos del gobierno del estado. Aún así, tuvo que ser tomado en cuenta en la distribución de las cuotas de poder. Es así como el líder fue propulsado a la diputación local (1981-1984) y federal (2000-2003 y 2006-2009)”, explica.

© Proporcionado por MilenioLagunas añade que Sosa Castelán tenía como objetivo la gubernatura de Hidalgo, pero después de dos veces como precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -1998 y 2004- sus planes quedaron frustrados. Finalmente, se le concedió la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del PRI entre 2004 y 2006.

Pero no todo ha sido frustración para Gerardo Sosa, en la UAEH ejerció su cacicazgo al grado de operar 22 empresas, entre ellas un Hotel, un Centro de Seminarios, un Club Deportivo e incluso una gasolinera.

El Hotel Universitario y el Centro de Seminarios son dos empresas integrantes del Corporativo de Empresas del Patronato Universitario, ubicados dentro del Centro de Extensión Universitaria (CEUNI), en Mineral de la Reforma.

El Hotel Universitario inició operaciones en el año de 1984, en las instalaciones del CEUNI, las cuales fueron donadas por el gobernador de ese entonces, Guillermo Rossell de la Lama, y fueron inauguradas por el ex presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado.

En sus inicios fue denominado Casa de huéspedes y la finalidad de su creación fue la de satisfacer las necesidades de hospedaje para los eventos académicos de la comunidad universitaria. Sin embargo, en el 2002 amplía sus habitaciones a 28 y cambia su nombre al de Hotel Universitario.

Actualmente cuenta con 10 habitaciones sencillas, 12 habitaciones dobles, cuatro habitaciones triples, dos habitaciones junior además de servicios como internet Wi-Fi, televisión por cable, cuatro áreas de descanso, centro de negocios para huéspedes y room service.

Además, los huéspedes tienen a su disposición áreas deportivas con gimnasio, vestidores, baños, vapor, alberca techada, canchas de futbol, tenis, básquetbol, voleibol, oficinas administrativas, cafetería, tienda de souvenir universitarios, cuarto de máquinas con cisterna y calderas y dos estacionamientos, uno de ellos de dos niveles.

En tanto, el Centro de Seminarios ofrece todo lo necesario para la realización de congresos y reuniones de trabajo.

Sus instalaciones ofrecen desde espacios amplios, aulas equipadas, comedor de usos múltiples, sala de descanso, servicio de banquetes a domicilio, servicio de alimentos entre otros.

De igual modo, la máxima casa de estudios cuenta con el Club Universitario Real del Monte, ubicado en la ciudad de Pachuca, ofrece un espacio exclusivo para la comunidad universitaria, socios y público en general.

Cuenta con canchas de tenis de arcilla, cancha de frontenis, gimnasio adaptado con aparatos de última generación, alberca semiolímpica, sala de vapor con regaderas y salón de usos múltiples donde se imparten clases de baile y yoga.

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, cuenta entre sus empresas incluso con una gasolinera, Servi Garza, localizada en Mineral de la Reforma.

La gasolinera le fue concesionada a la universidad por Petróleos Mexicanos (Pemex) para la venta de gasolina y diesel, su número de servicio es el 9944 y fue inaugurada el 8 de mayo de 2010.

Sin embargo, a cinco meses de su funcionamiento fue clausurada con el argumento de incumplir especificaciones técnicas, posteriormente continuó con su operación.

La gasolinera es fuente de financiamiento para otorgar becas a estudiantes de escasos recursos, para proyectos académicos y de investigación así como fuente de combustible para el transporte universitario.

El transporte universitario es otra de las empresas de la universidad, tiene 22 años de servicio y 44 unidades.

En 1997 cuando comenzó a operar la empresa solo se contaba con 12 unidades. Las últimas 10 unidades le representaron a la universidad un costo de 10 millones de pesos.

La universidad cuenta también con la empresa Productora Universitaria de Lácteo (Prounilac), nacida el 13 de diciembre de 1990 u ubicada en el municipio de Tulancingo cuenta con 73 hectáreas de terreno.

En sus inicios, esta empresa universitaria sólo producía crema y algunos tipos de quesos como panela, Oaxaca, manchego, morral y chihuahua.

Posteriormente comenzó con la producción de quesos como port salut, parmesano, provoleta y algunos gourmets como el baby gouda.

Prounilac se encuentra en las instalaciones del Rancho Universitario, ubicado en el Instituto de Ciencias Agropecuarias en Tulancingo. El Instituto de Ciencias Agropecuarias, con 10 módulos en los que tiene 12 aulas, seis talleres, tres laboratorios, una biblioteca, un aula de cómputo, cafetería y estacionamiento.

Como parte de las empresas de la UAEH están el Salón Universitario, en donde se realizan graduaciones y el Centro Deportivo CEUNI el cual cuenta con alberca olímpica y gimnasio, ambos en Mineral de la Reforma.

Las empresas de la universidad las componen también de Estacionamientos Universitarios, un Hospital Veterinario, un Pabellón Universitario localizado en el corazón de Ciudad Universitaria, el Poliforum Carlos Martínez Balmori con capacidad para seis mil espectadores en nueve mil 300 metros cuadrados, una empresa productora de muebles, una librería, una tienda de ropa, una editorial, un centro de calidad y un periódico local.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button