Avance

Grilla tensa a Morena en el Senado; Presidente: al carajo los ambiciosos vulgares

La cúpula del partido ordenó reponer el proceso para elegir candidato a la Mesa Directiva; Batres no compitió y Mónica Fernández fue ratificada; junto con Monreal, destacó tener el aval de López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO.

Los legisladores de Morena, en especial los senadores, vivieron ayer momentos de tensión, división y regaños.

En una reunión a puerta cerrada con las bancadas de su partido, el presidente Andrés Manuel López Obrador les pidió no echar a perder su movimiento político, estar cerca de la gente y no pelearse por cargos, sino ganárselos con trabajo en territorio.

“Morena es algo extraordinario, una bendición, algo único. Entre todos hay que ayudar para que se mantengan principios, ideales. ¡Que se vayan al carajo los ambiciosos vulgares!”, sentenció.

Este llamado pasaría de largo, pues la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena ordenó repetir el proceso en el que Martí Batres perdió la posibilidad de reelegirse en la presidencia de la Mesa Directiva del Senado.

No obstante, el legislador se abstuvo de participar en el nuevo proceso al argumentar que no había condiciones y conformarse con lo que calificó como “triunfo moral”.

En respuesta a la resolución de la cúpula morenista, Ricardo Monreal anunció que 42 senadores firmaron el respaldo a Mónica Fernández como su candidata a la presidencia del Senado.

Incluso, estos últimos destacaron que López Obrador les había dado un espaldarazo tácito porque en ningún momento de la reunión criticó las decisiones asumidas por la mayoría del grupo parlamentario, aseguraron.

“Lo sentí muy ameno, muy cálido. Incluso cuando concluí el discurso me comentó varias cosas en corto y yo lo sentí muy amable conmigo”, aseguró el zacatecano.

“Que se vayan al carajo los ambiciosos vulgares”

Al reunirse con legisladores de su partido, el Presidente plantea el método de encuesta para renovar la dirigencia.

Al reunirse con las bancadas de Morena en el Congreso de la Unión, como parte de su reunión plenaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la unidad dentro del partido, a mantener los ideales y a que “se vayan al carajo” los ambiciosos.

“Morena es algo extraordinario, es una bendición, es algo único, entonces, entre todos hay que ayudar para que se mantengan los principios, ideales. ¡Qué se vayan al carajo los ambiciosos vulgares!”, sentenció el mandatario  antes de emitir sus recomendaciones respecto al partido que lo impulsó para llegar a la Presidencia.

López Obrador subrayó que aunque quiere mucho a Morena, no intervendrá en el proceso de renovación de la dirigencia nacional del partido que fundó, porque ahora gobierna para todos.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button