Avance

Inicia operaciones ducto marino de gas Texas-Tuxpan

CIUDAD DE MÉXICO.

El ducto Texas-Tuxpan ya inició operación comercial, esto luego del acuerdo al que llegaron la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como las empresas Infraestructura Energética Nova (IEnova) y TC Energy Corporation.

El proyecto tiene capacidad para importar hasta dos mil 600 millones de pies cúbicos por día de gas natural, que será destinado principalmente a satisfacer la demanda en la zona centro y sur del país.

De acuerdo con datos de CFE, 60 por ciento será destinado al abastecimiento de 14 centrales de generación de electricidad, mientras que 40% restante, equivalente a mil 40 millones de pies cúbicos por día, será para apoyar a la industria nacional.

El ducto debió entrar en operación comercial en octubre del año pasado. Sin embargo, las empresas constructoras, a través de su filial Infraestructura Marina del Golfo, registraron una serie de retrasos y no lograron terminar el proyecto hasta junio de este año, casi ocho meses después de lo estimado.

 

 

Sin embargo, el arranque también se desfasó por los conflictos entre las empresas y la CFE, luego de que el gobierno catalogara a estos contratos como “leoninos” por considerarlos demasiado ventajosos.

Por ello se buscó llegar a un acuerdo con el que supuestamente se generarían ahorros por dos mil millones de dólares en favor de la empresa del Estado, quien finalmente otorgó el certificado que permitió las operaciones.

Su construcción requirió una inversión total de dos mil 600 millones de dólares, casi 500 millones de dólares más respecto a lo previsto en el proceso de licitación, e involucró la creación de más de tres mil empleos durante su fase de construcción.

Su objetivo es el aumentar en casi 40 por ciento la capacidad actual de importación de gas natural del país, pues el ducto tiene una longitud de 772 kilómetros y un diámetro de 42 pulgadas, el cual corre mar adentro desde la frontera con Estados Unidos, cerca de la ciudad de Brownsville, Texas, hasta Altamira, en Tamaulipas, desde donde continúa su recorrido hacia Tuxpan, Veracruz.

 

El ducto Sur de Texas abastece de combustible para alimentar a varias plantas de generación ubicadas en Altamira, Tuxpan y en la región central de México a través de sus interconexiones con los gasoductos de Tuxpan y Tamazunchale de TC Energía y con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas), el sistema nacional operado por el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas)”.

Sobre el tema, Robert Jones, presidente de TC Energía en México, dijo que con este proyecto se estará trayendo a México gas natural a precios competitivos, con el que se espera contribuir al desarrollo del país, y garantizar la generación de energía.

Tras haber alcanzado el acuerdo con la CFE y el gobierno de México, este importante proyecto de infraestructura energética provee un vínculo fundamental entre el abundante abasto de gas natural de bajo costo para los mercados crecientes en México”.

 

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *