Internacional

La mayor estructura de gas de la Vía Láctea es revelada; mide 9 mil años luz de largo y 400 años luz de ancho

La forma de esta vasta nube de gas todavía no puede ser completamente explicada por los científicos.

Agencias

Ciudad de México

 

Un equipo de astrónomos ha descubierto la estructura de gas más grande de la Vía Láctea, con una extensión de nueve mil años luz de largo y 400 años luz de ancho. La región, donde se hallan viveros de estrellas nuevas, se eleva y desciende unos 500 años luz respecto al disco galáctico como una onda.

Después del descubrimiento en el siglo XIX del Cinturón de Gould, que alberga en su seno a multitud de estrellas jóvenes, el mundo científico tenía una idea sobre este tipo de estructuras. Ahora, los expertos señalan muchas de las “guarderías estelares” que se creía que pertenecían a este cinturón forman parte en realidad de esta onda.

 

“El Sol se encuentra a sólo 500 años luz de la onda en su punto más cercano”, afirmó el autor principal del estudio, el profesor de la Universidad de Viena (Austria) João Alves, cuyas palabras recogió este martes la web de la Universidad de Harvard (EU), donde impartió una conferencia sobre el descubrimiento. “Ha estado frente a nuestros ojos todo el tiempo, pero no podíamos verlo hasta ahora”, explicó.

Una visualización de la onda Radcliffe, situada en un brazo de la galaxia. Foto: Alyssa Goodman, Universidad de Harvard

 

Alves admitió que desconoce qué fue lo que moldeó exactamente su forma ondulada, a la que comparó con una oleada producida en un estanque por un objeto externo: “como si algo extraordinariamente masivo aterrizara en nuestra galaxia”.

El equipo estima que nuestro Sol “interactúa con esta estructura” y específicamente lo hizo cuando el Sistema Solar experimentó “un festival de supernovas cuando cruzó [la nebulosa de] Orión hace 13 millones de años” y dentro de otros 13 millones de años volverá a cruzar la estructura como si estuviera “surfeando la ola”.

El descubrimiento fue bautizado como “Onda Radcliffe” y se hizo posible gracias a los datos recabados por el observatorio Gaia de la Agencia Espacial Europea, que mide las distancias y velocidades de más de mil millones de estrellas de nuestra galaxia. Al hallazgo contribuyeron también investigadores de la Universidad de Harvard dedicados a analizar y mapear el conjunto de datos disponibles sobre el Cinturón de Gould y su entorno.

 

La hipótesis que contemplan los expertos es que todas las estrellas del universo se formaron en regiones muy parecidas a esta estructura. “La existencia misma de la onda nos está obligando a repensar nuestra comprensión de la estructura 3D de la Vía Láctea”, afirmó la astrónoma Alyssa Goodman, profesora de Harvard.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *