Avance

López-Gatell: Indignan ataques a médicos por COVID-19; pide recordar que cualquiera podría enfermarse

Hugo López-Gatell pidió hoy a la ciudadanía pensar en que quien haya perpetrado cualquier agresión a personal médico “perfectamente puede ser que sea la próxima persona que padezca la enfermedad”.

 

Ciudad de México

 

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, externó la preocupación e indignación que provocan en la Secretaría de Salud las agresiones a personal médico relacionadas con la atención que brindan por la pandemia de COVID-19.

“Nos preocupa e indigna que el personal de salud reciba ataques. Es alarmante que haya personas canalizando sentimientos básicos como el temor o el enojo hacia el personal que les protege”, dijo hoy en conferencia de prensa.

El funcionario llamó a las y los ciudadanos a pensar en no atacar al personal de salud toda vez que tanto ellos como sus familiares también podrían resultar enfermos.

 

“Piensen en esto, la persona que haya perpetrado cualquiera de estas agresiones perfectamente puede ser que sea la próxima persona que padezca la enfermedad, o que tenga un familiar directo que padezca la enfermedad. Entonces, aunque no sea así, es increíble que alguien pueda considerar sensato atacar a un miembro del personal de salud que está precisamente para proteger a esa persona”, agregó.

López-Gatell externó “total reconocimiento, agradecimiento y admiración a todo el personal de salud”. Recordó que en las próximas semanas, cuando México pase a la Fase 3 de la pandemia, las y los trabajadores de la salud “serán los protagonistas para atender la emergencia”.

En México 273 personas han muerto a causa del COVID-19, mientras que 4 mil 219 casos han sido confirmados.

La Secretaría de Salud informó hoy que otras 9 mil 983 personas se investigan como sospechosas, mientras que las pruebas a otras 21 mil 277 resultaron negativas.

 

AGRESIONES A TRABAJADORES

Esta semana, un enfermero del Hospital Regional del Río en Reynosa, Tamaulipas, fue agredido con cloro por una mujer que lo acusó de propagar el COVID-19 en la ciudad.

A través de su cuenta de Facebook, el joven identificado como Luis Gerardo Ramos denunció el ataque del que fue objeto mientras se encontraba dentro de una tienda de conveniencia.En la publicación, mostró algunas fotografías de su uniforme manchado por el elemento químico.

 

“Pues sí, es mi uniforme de enfermería. Hoy por la mañana llegué a una tienda de conveniencia con mi cubrebocas y uniforme. Una señora diciendo que nosotros (personal de Salud) estamos infectando a Reynosa con coronavirus, ¡por Dios santo!, nosotros no trabajamos matando personas, nosotros cuidamos a personas cuando más lo necesitan, ese es mi trabajo y el de muchos compañeros en esta ciudad”, publicó Luis Gerardo en su red social.

Ayer, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) informó que el número de quejas por actos de discriminación relacionados con el COVID-19 subió a un total de 76, de las cuales, al menos 16 fueron presentadas por personal de salud.

 

Los actos de discriminación reportados desde el pasado 19 de marzo hasta el 9 de abril se registraron en al menos 22 de las 32 entidades federativas, de acuerdo con el organismo.

Las mujeres son las más afectadas con un total de 43 casos, en tanto que 38 son hombres y en dos más no se precisa el sexo.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *