Espectáculos

Los Plebes, los jóvenes del narco que deshumanizan el Gobierno, la sociedad y hasta las series

Los Plebes, el documental de dirigido por Eduardo Giralt y Emmanuel Massú, muestra el lado más humano de los jóvenes que ha reclutado el narco en México.

Agencias

Ciudad de México

 

Al menos 460 mil jóvenes han sido reclutados por el crimen organizado en México, según cifras del exsecretario de Seguridad Alfonso Durazo. Trabajan como punteros, sicarios, operan radios, entre otras actividades. Sin embargo, hay un lado de ellos que pocos llegan a ver: su otra vida, la que se aleja de las armas, y el documental Los Plebes de Eduardo Giralt y Emmanuel Massú nos lo presentan en el marco del FICUNAM.

Los Plebes, como les dicen en el norte de México a quienes se mezclan con el crimen organizado, no es una película más de narcos, sino sobre jóvenes que no encontraron oportunidades y vieron en estas bandas delictivas un refugio. Chavos que nacieron en el lugar equivocado, pero que aún tienen metas y sueños que quieren alcanzar.

 

El deseo de filmar el documental nació de Eduardo Giralt hace cinco años cuando al padre de una amiga lo asesinaron sicarios en el Estado de México. La negligencia de las autoridades en el caso, motivaron a su amiga a hacer su propia investigación hasta que dio con los asesinos en línea. Eran jóvenes con redes sociales que subían sus fotos a Facebook con armas, pero también al lado su familia o jugando futbol. Las imágenes retumbaron en Giralt.

“Teníamos (junto a Emmanuel Massú) una curiosidad por este mundo, y sobre todo con el lado más banal de éste. Emanuel es de Sinaloa entonces él ha estado sumergido en esto mucho más que yo. […] Las fotos se me quedaron mucho en la cabeza. ¿Por qué nadie filma eso?, ¿por qué nadie lo ha filmado?”, cuenta en entrevista son SinEmbargo el director Eduardo Giralt.

 

La inquietud por esta vida poco mostrada unió a estos directores. Emmanuel Massú, nacido en Sinaloa, fue el vínculo para adentrarse hasta la intimidad de los jóvenes.

“Está tan normalizado el hecho del crimen, de ser criminal, que también se ha perdido el sentido de ver el lado más real que tiene una persona que es el sentimiento de la soledad, el sentimiento al ser despojado de algo o el ver a alguien querido. Creo que es algo que no se ve mucho.

 

¿Por qué me interesaría en mostrar algo que veo muy cotidiano? Si yo pongo cualquier serie en Netflix, o en otro lugar que pongan una serie de narcos, yo lo que voy a ver retratado es cuánto ganan, cómo baten, cómo cocinan o matan. Los Plebes va de mostrar el lado humano de esas personas que ha deshumanizado la sociedad, el Gobierno y las circunstancias”, explica Massú.

Foto: Cortesía para SinEmbargo

Foto: Cortesía para SinEmbargo

Foto: Cortesía para SinEmbargo

El documental nos presenta a varios chicos que relatan en pantalla algunas de sus experiencias dentro del crimen organizado, pero en realidad son lo menos. Los Plebes expone lo que piensan, sus deseos, parte de su vida cotidiana. Las historias que nadie escucha, y en las que, cuenta Giralt, se llevaron sorpresas.

 

“A mí lo que sí me sorprendió es cómo la mayor parte de estos morros sabían articular tan bien su condición. Todos los días reflexionaban sobre la muerte y la vida. No pensaba que iban a ser una especie de pequeños filósofos y de cierta manera sí encontré mucha filosofía del día a día, cómo ellos pensaban todo lo que iban haciendo. Sí me impresionó el nivel de autoreflexión y cuestionamiento que tenían estos chavos”.

Las historias que presenta el documental distan mucho de lo visto en las series o telenovelas como Narcos: México, El Chapo, El Chema, El señor de los cielos, Escobar, La viuda negra, entre otros, donde enaltecen la figura del narcotraficante dotándolo de poder y dinero. La realidad de los “Plebes” es muy diferente, y el filme no es una apología hacía el narco, y lo recalcan.

 

“No enaltecemos absolutamente a los que desarrollan su trabajo porque sabemos que es ilegal, sabemos que es crimen organizado. El individuo es víctima de las circunstancias. El individuo es víctima de las circunstancias que promueve el ambiente donde se desarrolla como humano. Acá en Sinaloa hay una devoción por el narco, eso aunando al abandono de un Gobierno que nunca hemos tenido.

Pues hay un brazo todo poderoso que asimila el de Dios todo creador que los acoja y les dice ‘vengan’. Muchos no lo hacen por el dinero, ni porque son psicópatas, lo hacen por el poder que les da un cobijo, el poder que les da un techo simulado, de aquí ‘hay protección’, ‘aquí vas a estar a gusto’, ‘aquí vas a tener poder’, y ya desencadena todo lo demás”, opina Emmanuel.

 

“Cada vez que nos acusan de apología yo les digo que le pregunten eso a Diego Luna o a Tenoch Huerta. Narcos Netflix es un apología porque muestran una vida de lujo y hacen creer que todo el mundo vive así dentro de ese mundo y precisamente nosotros mostramos todo lo contrario. Muchos chavos ni siquiera lo hacen por dinero, lo hacen para tener cobijo, y ni Narcos:Mexico ni ninguna de esas series ni las películas sensacionalistas como Heli, como Miss Bala, como El Infierno, tampoco se molestaron en retratar eso”.

Los Plebes disfruta de su estreno mundial y nacional en el FICUNAM. Su función gratuita está programada para este domingo 21 de marzo a través de la plataforma de Cinépolis Klic a partir de las 11:00 horas con un número limitado de visionados. Ese mismo día a las 19:00 habrá una charla en vivo con los directores a través de FICUNAM.

Póster de Los Plebes. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *