Nacional

Mafia rumana opera en México clonando tarjetas

 

Hace casi seis años, en septiembre de 2015, el diario birtánico Daily Mail reveló los primeros indicios de un grupo criminal extranjero dedicado a la clonación de tarjetas a través de cajeros automáticos, en zonas turísticas de Quintana Roo.Tarjeta en cajero automático© Agencia Cuartoscuro Tarjeta en cajero automáticoLa investigación, hecha por el experto en ciberseguridad Brian Krebs, señala que por lo menos 19 cajeros automáticos ubicados en la Riviera Maya estaban intervenidos con dispositivos de Bluetooth que permitían el robo de los datos bancarios.

Según el artículo, la información robada era vendida con el fin de clonar tarjetas y efectuar compras por internet. Con este sistema, los criminales habrían obtenido hasta 5 millones de dólares mensuales.

Los dispositivos colocados podían almacenar los datos de hasta 32 mil personas y se encontraban en cajeros de Cancún, Playa del Carmen, Tulum y Cozumel, los sitios más visitados de Quintana Roo.

En aquel entonces, Daily Mail denominó a este grupo criminal como la ‘Mafia Rusa’ por el presunto lugar de origen de los criminales.

Tras esta publicación, las autoridades mexicanas iniciaron una investigación sobre el caso descubriendo que en realidad se trataba de una red de criminales rumanos.

En junio de 2020, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en conjunto con Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) y la organización Quinto Elemento Lab, presentó una investigación en la que reveló que la organización criminal originaria de Rumania, en realidad llegó a México desde marzo de 2014 y se extendió a otros estados como Jalisco y Guanajuato.

Desde entonces hasta mediados de 2019, según la investigación de MCCI, el grupo delictivo robó alrededor de mil 200 millones de dólares a través de diversos cajeros automáticos.

De acuerdo con MCCI, en 2014, la banda rumana se estableció en México como una empresa llamada Top Life Servicios y firmó un contrato con el banco Multiva para instalar cajeros automáticos en diversos puntos turísticos. Fue a través de esos cajeros que efectuaron el robo de datos durante años.

Las tarjetas clonadas eran usadas para sacar dinero en otros países. Además de México, los integrantes de la banda operaban desde países como Indonesia, India, Barbados, Paraguay, Japón y Taiwán.

Investigación internacional

Al tratarse de una banda con sede en diversos países y que afectaba a turistas nacionales e internacionales, la investigación del caso la tomó la Fiscalía General de la República, en México, y agencias como el FBI en Estados Unidos.

En 2019, las autoridades mexicanas clausuraron todos los cajeros automáticos operados por el grupo criminal e iniciaron una investigación en contra del empresario de origen rumano, Florián Tudor, al estar presuntamente relacionado la banda delictiva.

Tudor fue detenido a mediados de 2019 en Quintana Roo y liberado horas después al no encontrar sustento para retenerlo.

Igualmente, las autoridades de Rumania lograron la detención de algunos de los integrantes del grupo criminal. Uno de ellos declaró a Fiscalía de su país que controlaban alrededor de 10 cajeros y que cada uno de ellos copiaba alrededor de mil tarjetas al mes.

“Retirábamos alrededor de 200 dólares de cada una de estas tarjetas. 20 millones de dólares retirados cada mes”, se lee en la declaración, a la cual tuvo acceso MCCI.

Por su parte, el empresario Florián Tudor, a través de una carta enviada a Animal Político en mayo de 2020, negó tener relación alguna con los criminales rumanos y dijo que desde hace años se le ha querido involucrar con la mafia rumana.

“Ese estigma ha servido para desprestigiarme y discriminarme, desde el año 2015 hasta la fecha, por diversos medios informativos, y que a través de éstos he sido objeto de varias extorsiones a la fecha (…) Esa mafia de rumanos es el grupo de los hermanos Marcu, a los cuales ya he denunciado anteriormente”, se lee en la carta recibida por este medio.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *