Internacional

Maquillan agresiones en informes

FILADELFIA.

Poco después de que el agente Derek Chauvin fue declarado culpable de la muerte del afroestadunidense George Floyd, volvió a circular en redes sociales el informe inicial de la policía de Minneapolis. Atribuía la muerte de Floyd a “problemas médicos” y no mencionaba que era un hombre de raza negra al que Chauvin le había colocado la rodilla en el cuello cuando estaba tendido en el piso ni que había dicho varias veces que no podía respirar.

Muchos señalaron el contraste entre la descripción inicial que hizo la policía y la evidencia que dio paso a la condena de Chauvin, incluido el escalofriante video de una adolescente que pasaba por el lugar y que mostró cómo Chauvin mantuvo la rodilla en el cuello de Floyd hasta que dejó de moverse.

Expertos y activistas dicen que los informes policiales engañosos son algo generalizado, sobre todo cuando hay muertes de por medio.

De no haber sido por esta muchacha de 17 años que filmó el video, Derek Chauvin seguramente seguiría en la policía, entrenando agentes’’, declaró Andre Johnson, profesor de estudios de las comunicaciones de la Universidad de Memphis.

Lamentablemente, esto sucede desde hace tiempo y ahora está saliendo a la luz por los videos’’ que filma la gente y que contradicen las versiones iniciales de la policía.

Los agentes aseguran que presentan la versión más veraz posible, pero hay quienes afirman que no se puede ignorar la frecuencia con que esos informes contienen información engañosa.

Polémico juicio. Otro de los casos de brutalidad policial que demostraron contradicciones entre el informe presentado inicialmente y la grabación de la cámara de un oficial fue el ocurrido en 2015, cuando el agente blanco Ray Tensing disparó letalmente al automovilista afroestadunidense Samuel DuBose, en la Universidad de Cincinnati.

 

En el 2014, la policía neoyorquina dijo que Eric Garner había muerto por un paro cardiaco. No mencionó que un agente le hizo una llave asfixiante y que Garner se quejaba de que no podía respirar. La escena fue filmada, pero un jurado investigador desistió de mandar a juicio al agente Daniel Pantaleo, quien dijo que había usado un procedimiento legal. Pantaleo fue despedido posteriormente por la policía.

Un año después, el agente Michael Slager afirmó que le disparó a Walter Scott porque el hombre tomó su pistola paralizante. Un video del episodio, no obstante, mostró que Slager persiguió a Scott por una infracción de tránsito y le disparó por la espalda. Slager fue juzgado por asesinato, pero quedó en libertad porque el jurado no se puso de acuerdo. Luego, se declaró culpable de violaciones a los derechos civiles.

Los informes engañosos son una de las razones por las que hay tantas presiones para que los agentes lleven cámaras consigo.

Aproximadamente 80% de los departamentos de policía con al menos 500 agentes están usando cámaras, pero el almacenamiento de los videos puede ser costoso.

Los videos filmados por los propios agentes a menudo contradicen sus informes iniciales, aunque generalmente las imágenes son retenidas días o meses, durante las investigaciones internas.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *