Local

Mausoleo japonés en Villa de Las Esperanzas

En 1907 llegó a Las Esperanzas un nutrido grupo de japoneses, entre ellos: Elías Toyeichi Iriya y José Yahollosi. Ese año también llegó Seigo Otsuca Yamashita, quién cambió su nombre a Agustín Otsuca. Los tres se hicieron amigos entrañables.

Después de unos años de trabajar de carboneros, Iriya y Yahollosi se dedicaron al comercio de abarrotes, Iriya en el Tiro 3 Conquista y Yahollosi en el Tiro 1. Otusca, por su parte, por sus estudios de medicina, fue contratado como médico de la Mexican Coal and Coke Company y del Conquista Coal Railway Company.

Así, Elías Toyeichi Iriya, de origen japonés, nacido en la Provincia de Okayama, Japón, tuvo casa de comercio en Barrio 3 llamado Conquista.

A pesar de que en Conquista había otros comercios como el de Julián Venecia y el de Simón Carlos, la gente, sobre todo sus paisanos nipones eran clientes asiduos de Iriya. Sin desatender su comercio, Iriya escribía cada semana una carta a su mamá, que se había quedado en el lejano país del Sol Naciente.

En los últimos días de noviembre de 1923, Iriya recibió correspondencia de su país, donde le notificaban el deceso de su señora madre.

El 7 de diciembre de 1923, a las 7 de la mañana, Iriya, de 43 años, fue encontrado inerte en su vivienda, a causa de herida de arma de fuego. A. B. Molina, Juez 1º Local, levantó el registro de los hechos y el galeno Agustín Otsuca, de 37 años de edad, hizo el certificado médico y compareció ante el juzgado del Registro Civil.

El doctor Otsuca y José Yahollosi firmaron como testigos el acta de defunción e hicieron los trámites legales. Ellos cerraron la casa, juntaron las pertenencias del occiso, enviándolas a Japón. Además, vendieron los productos de la tienda a otros comerciantes.

Con el dinero recabado, Otsuca y Yahollosi mandaron hacer en Melchor Múzquiz un monumento funerario de granito, que colocaron en la tumba de Iriya, su entrañable coterráneo.

En el panteón municipal de Villa de Las Esperanzas descansan los restos de Elías Toyeichi Iriya.

En la foto, en 2018, 95 años después del trágico deceso de Iriya, la tumba fue visitada por un grupo de la Asociación México-Japonesa del Noreste e historiadores del Colegio Frontera Norte.

Escribió: Melecio Mendoza Vargas, Cronista Oficial de Villa de Las Esperanzas.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *