Avance

Menores asesinados serian parte del grupo Anti Unión

Alan y Héctor, los dos menores de edad de origen mazahua que fueron asesinados y descuartizados en el Centro Histórico, formaban parte de un grupo de diez adolescentes (cinco hombres y cinco mujeres) que eran utilizados por la Anti Unión para cometer actos delictivos.

Vecinos y conocidos de las víctimas entrevistados por Excélsior revelaron que dentro de este grupo de menores también se encontraba Ingrid (nombre ficticio), una menor de edad que huyó de la ciudad porque estaba amenazada de muerte. Del resto de los menores se desconoce el paradero.

Los diez chicos se reunían en el edificio de cuatro niveles de Santa Veracruz 9, casi esquina con Eje Central, donde la Anti Unión distribuye droga.

2El inmueble se ubica a menos de dos cuadras de donde vivían Alan y Héctor, en el 36 de Pensador Mexicano.

“Todos quieren tumbar a este grupo (Anti Unión) y principalmente a los chavos que tienen para cometer delitos, porque éste es un corredor (Santa Veracruz-Eje Central) natural que te conecta con Garibaldi y Tepito; por ahí se da el trasiego de droga. Es por eso que la disputa está fuerte.

“A estos chavos ya los tenían en la mira. Fue para mandar también un mensaje”, dijo uno de los conocidos de los fallecidos,  quien pidió omitir su nombre.

En tanto, la vecindad de República de Cuba 86, donde de acuerdo con las indagatorias habrían sido asesinados los menores, la mayoría de las viviendas sirven de bodegas de comerciantes mazahuas y ecuatorianos, principalmente de ropa.

Mientras que también es identificado como un punto de venta de droga la vecindad de República de Chile 54, donde Baltazar “N” fue sorprendido el 1 de noviembre pasado con cajas y bolsas, en las cuales llevaba los restos de los menores.

“Si no le entran va a haber levantones”

Ayer por la mañana, después de las 08:00 horas, un grupo de más de 20 personas que viajaban en motonetas y en dos camionetas circularon por Peña y Peña, González Ortega y otras calles del Perímetro B del Centro Histórico: advirtieron que cobrarían derecho de piso y que quienes no cumplieran serían “levantados”.

“Venían en motonetas y los que viajaban en las camionetas traían armas largas y las dejaban ver; se pararon frente a las cortinas y frente a las cámaras de seguridad de los comercios gritando: ‘¡Ya se va a tomar la calle y si no le entran va a haber levantones!’.

“No se identificaron de algún grupo. También llegaron a las calles de Uruguay y El Salvador. Algunos comerciantes hicieron públicas estas amenazas en grupos y en chats de locatarios”, expuso un representante del comercio establecido.

A UNAS CUADRAS

Los menores bajo el mando de la Anti Unión solían agruparse a unas cuantas calles del sitio en el que habrían sido asesinados y del punto en el que finalmente fueron encontrados sus cuerpos; todo en pleno Centro Histórico de la capital.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button